Navidades a la europea: Glühwein Bundt Cake

jueves, 27 de diciembre de 2012


En España tenemos suerte de tener el clima que tenemos. Clima mediterráneo, que, salvo en algunas zonas, supone unos inviernos relativamente suaves, sin temperaturas demasiado bajas.

A nosotros nos gusta el buen tiempo, el solecito, por eso una de las debidas típicamente españolas es la sangria, combinado de vino y fruta ideal para tomar fresquita en el verano.

Sin embargo, en el norte de Europa no tienen esa suerte. Sus inviernos son bastante más fríos y más largos, así que ellos tienen su propia versión de la sangría, adaptada a sus condiciones climatológicas.

Se trata del glühwein, o vino caliente especiado que en muchos países de Europa se utiliza para sacarse el frío del cuerpo. Se compone principalmente de vino caliente con especias y es muy popular en Suecia (Glögg), Dinamarca (Gløgg), Alemania, Austria, la Republica Checa, Hungría (forralt bor) y Rumania (Vin fiert), siendo frecuente encontrarlo también en Suiza. Tradicionalmente se toma durante el periodo de Adviento, correspondiente con los fríos meses de noviembre (finales) y diciembre, por lo que un vaso de esta bebida caliente suele resultar muy reconfortante. Es la bebida más típica de los Weihnachtsmärkte (mercados navideños) alemanes.


Tenía muchas ganas de probar a hacer algo con este vino de sabor tan intenso. Así que, cuando ví que Alma en su libro incluía una receta de cupcakes de glühwein, decidí adaptarla para un bundt, doblando las cantidades que ella indica para 12 cupcakes:

Ingredientes

     Para el Glühwein
       
      - 750 ml. de vino tinto
      - 250 ml. de agua
      - 3 clavos
      - 2 ramas de canela
      - 1 vasito de anís
      - La piel de un limón y la de una naranja
      - 3 cucharadas de azúcar

     Para el bizcocho

      - 250 ml. de glühwein
      - 4 huevos
      - 200 gr. de azúcar
      - 150 ml. de aceite de girasol
      - 2 cucharaditas de canela molida
      - 100 gr. de chocolate negro rallado
      - 300 gr. de harina
      - 2 cucharaditas de levadura
      - 1 cucharadita de cacao en polvo sin azúcar

     Para la crema

      - 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
      - 125 gr. de azúcar glas o icing sugar
      - Glühwein al gusto (depende de la consistencia que se le quiera dar; yo añadí bastante porque no me interesaba una crema demasiado consistente).

Lo primero debemos preparar el glühwein, porque luego hay que dejarlo enfriar antes de usarlo en el resto de la preparación. Ponemos todos los ingredientes, menos el azúcar, en un cazo, y lo calentamos a fuego medio, sin que llegue a hervir en ningún momento, durante más o menos una hora, hasta que esté bien infusionado. Terminado este tiempo, lo retiramos del fuego, añadimos el azúcar, lo removemos hasta que se disuelva, lo colamos y lo dejamos enfriar.

Precalentamos el horno a 180º, calor arribar y abajo sin ventilador. Engrasamos el molde que hayamos elegido y reservamos.

Tamizamos los ingredientes secos (harina, levadura, canela y cacao en polvo) y reservamos. En el bol de la batidora, batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen el volumen. Añadimos el aceite y el glühwein y batimos. Después añadimos los ingredientes tamizados y el chocolate rallado y lo integramos todo, sin sobrebatir.

Volcamos la masa en el molde y horneamos aproximadamente unos 45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio. Dejamos enfriar unos 10 minutos dentro del molde y luego desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Para preparar la crema, batimos la mantequilla hasta conseguir una crema, y añadimos el azúcar y el vino en la cantidad deseada, batiendo a velocidad alta unos cinco minutos hasta conseguir la consistencia que queremos.



Y ahora sólo queda disfrutarlo! Es estupendo para tomar con un café, o incluso para empezar el dia con energía :-)

Espero que os guste! Besos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...