¡Feliz 2013!

lunes, 31 de diciembre de 2012


Esta es un entrada cortita.

El 2012 ha sido un año que, por lo general, no se puede considerar demasiado bueno. Afortunadamente, yo puedo decir que a mí no me ha repercutido negativamente, tanto mi marido como yo tenemos trabajo y eso es algo de lo que podemos alegrarnos profundamente. Mi familia y amigos están bien de salud, y tampoco se han visto demasiado afectados por la actual crisis.

Sin embargo, me consta que ese no es el caso de mucha gente. En este año que vamos a dejar atrás, muchas personas han perdido su trabajo, y otras que lo perdieron antes no han podido encontrar uno nuevo. Muchas familias han visto cómo pasaban de tener una vida relativamente cómoda, a vivir al día con lo que van pudiendo reunir y muchas veces gracias a la ayuda de amigos y familiares.

En mi trabajo veo a diario el resultado de todo el proceso: empresas que echan a trabajadores porque no tienen dinero para pagarles, porque no han cobrado de proveedores que a su vez no tiene dinero porque no han conseguido vender lo suficiente. Y cada día más. Ha pasado de ser un goteo a un chorro por el que se escapan puestos de trabajo. Y esto seguirá así a no ser que cambie algo, que cambiemos la mentalidad. Porque no será desde luego gracias a las Instituciones ni a los políticos, cuyos fines desde luego no coinciden con los de la gente normal.

Yo llevo muy poquito tiempo con el blog. Y en ese tiempo he podido conocer a mucha gente que me ha sorprendido por su capacidad de "tirar pa'lante", iniciativa y buenas ideas, gente que ante una circunstancia difícil no se ha quedado en su casa pensando en lo que ha perdido, sino que ha reorganizado su mente y optado por un nuevo camino. Es cierto que eso no es siempre posible, que hay muchos factores que influyen, pero esas personas que han convertido algo positivo en lo que a priori era una situción negativa deben ser nuestra fuente de inspiración, pues será gracias a gente como ellas, emprendedores que dejan atrás sus miedos buscando una opción mejor, que conseguirmos seguir adelante y superar por fin esta maldita crisis.

Así que, después de esta parrafada, sólo me queda una cosa por decir: que tengáis un feliz 2013, y que el año que viene, cuando hagamos balance, podamos decir que, entre todos, algo sí que hemos podido cambiar.

¡FELIZ 2013!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...