domingo, 9 de junio de 2013

Tarta de Barbie para el cumpleaños de Lucía


El viernes pasado mi hija mayor, Lucía, cumplió ocho años. Llevaba más de un mes preguntándome que qué tarta le iba a preparar este año.

El año pasado vivió una "etapa Monster High", y le preparé una tarta con la famosa calavera con lazo rosa, símbolo de esas espantosas célebres muñecas.


Afortunadamente dejamos atrás esa fase, y Lucía ha vuelto al mundo Barbie, donde todo es rosa, rosa y más rosa. Y no digo afortunadamente porque me encante todo lo rosa, sino porque, en cualquier caso, me parece preferible a la estética de esas " muñecas muertas" :-) Imagino que, como yo de pequeña jugué un montón con Barbies, me resulta más familiar. Eso, o que me estoy haciendo mayor, jajaja!

El caso es que el último día que Lucía me preguntó por enésima vez qué tarta iba a hacer, le dije que este año no me iba a dar tiempo a hacer nada, porque estaba muy ocupada, y que tendríamos que llevar a su cumpleaños una tarta comprada. La pobre se ha pasado estos últimos días muy disgustada, porque estaba convencida de que iba a ser un cumpleaños sin tarta especial.


Pero, claro está, en ningún momento tenía yo pensado dejar a mi peque sin su tarta de cumpleaños, así que, después de mirar un montón de fotos en Internet y Pinterest de tartas de Barbie, decidí liarme la manta a la cabeza y probar a montar una tarta de muñeca.

En realidad esta tarta son dos bizcochos de 15 cm. de diámetro, colocados uno sobre otro, y torneado el superior para darle una forma redondeada. Después de montada la tarta me dí cuenta de que tendría que haber quitado más bizcocho de la parte delantera, porque la verdad parece la tarta de la "Barbie embarazada", así que es algo que tendré en cuenta para la próxima :-).

El bizcocho es un Red Velvet, con la receta que ya usé esta vez, aunque adaptando las cantidades para los dos bizcochos. El relleno es también de crema de queso, pues la combinación con el Red Velvet me parece exquisita. También en este caso la crema de queso la hice con otras proporciones, y creo que está incluso más buena.


Frosting de queso

(Cantidades suficientes para rellenar los dos bizcochos y cubrir la tarta con dos capas)


Ingredientes:


  • 500 gr. de queso crema tipo Philadelphia, bien frío
  • 400 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 400 gr. de icing sugar
  • 2 cucharadas (Tbsp) de vainilla en pasta o extracto de vanilla.

Preparación:


  1. En el bol de la batidora de varillas, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa.
  2. Añadimos el azúcar y, previo tapado de la máquina para evitar que se nos llene la cocina de azúcar, batimos primero a velocidad baja y luego subimos la velocidad, unos cinco minutos hasta que consigamos una crema suave.
  3. Añadimos la vainilla y mezclamos.
  4. Incorporamos el queso, bien frío, y lo batimos todo unos 10 minutos hasta que esté perfectamente integrado.



Los bizcochos los corté en tres capas con ayuda de una lira de repostería, así que en total la tarta constaba de seis capas de bizcocho y sus correspondientes capas de crema. Para colocar la muñeca dentro de la tarta, una vez montados los bizcochos, primero hice un agujero en el centro con ayuda de un descorazonador de manzanas, y luego, tras envolver las piernas de la muñeca (convenientemente lavadas, aunque la muñeca era nueva, comprada para la ocasión) en film transparente, la introduje con cuidado hasta dejarla cubierta hasta la cintura. Una vez colocada la muñeca, le dí una primera capa "tapamigas" de crema, la refrigeré un par de horas, y luego volví a aplicarle una segunda capa de crema, ésta más gruesa, y volví a meter la tarta en la nevera, dejándola en esta ocasión toda la noche para que se asentara y se enfriara totalmente.

Después cubrí toda la tarta con una primera capa de fondant blanco, sobre la que después fui pegando los volantes que formaban el vestido.


El cumpleaños lo celebrábamos en el club social de la urbanización de mis suegros, donde tienen un local enorme que se puede reservar para estas cosas. Y además de la tarta, llevé unos mini cupcakes de vainilla con BC de fresa, y preparé unas bolsas de chuches y unas botellas de agua con etiquetas con el nombre de Lucía. Ella que no se esperaba nada os podéis imaginar la cara que puso cuando llegó y se lo encontró todo así colocado...




Sólo con verle la carita alucinada mereció la pena todo el trabajo. Felicidades, cariño! Me encantó verte disfrutar en tu octavo cumpleaños!

Un beso para todos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...