Cupcakes de canela y leche merengada: sabor a vacaciones de mi infancia

miércoles, 17 de julio de 2013


Este fin de semana me he ido con unas amigas a Gandía, en unas mini-vacaciones de dos días. Playita y risas, la verdad es que me lo he pasado fenomenal. Solemos hacer una escapada así, las cuatro solas, sin maridos ni niños, una vez al año, y debo decir que sienta muy bien desconectar un poco de vez en cuando.


Hacía por lo menos veinticinco años que no iba a Gandía. Cuando era pequeña y aún vivíamos en Reinosa, mis padres, desesperados ante los frescos veranos norteños que obligan a llevar "abrigo de verano", decidieron buscar el sol en la zona de Levante, y estuvimos yendo durante varios años a Gandía de vacaciones.



Recuerdo que por las tardes, después de la playa y la ducha posterior, nos íbamos a disfrutar del fresco a las terrazas del paseo marítimo, y mis padres se tomaban una horchata fresquita. Sin embargo, a mí la horchata no me ha gustado nunca, lo que no supuso ningún problema porque en su lugar descubrí una bebida que no había probado nunca (entendedme: tenía cinco años y los veranos en Reinosa son más de chocolate caliente que de bebidas frías): la leche merengada! Dulce y con un delicioso gusto a canela, se convirtió enseguida en mi postre favorito. Ni helados ni nada: la niña se pedía leche merengada siempre!


Y la visita de este fin de semana me ha traído recuerdos a esos veranos infantiles con sabor a canela y limón, así que, a pesar del calor, me he puesto al lío y he intentado transformar ese recuerdo en unos deliciosos cupcakes de canela con un SMBC de leche merengada.


Cupcakes de canela con Swiss Meringue Buttercream de Leche Merengada


Ingredientes:

(Para aproximadamente 8-9 cupcakes)


  • 120 gr. de azúcar moreno
  • 65 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo L
  • 110 gr. de harina
  • 1 cucharadita (tsp.) de levadura en polvo
  • 2 cucharaditas (tsp.) de canela molida
  • 60 ml. de leche
  • 1 pizca de sal

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Preparamos nuestra bandeja o moldes de cupcakes con las cápsulas de papel elegidas.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura, la canela y la sal. Reservamos.
  4. Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta que obtengamos una crema que haya aumentado de volumen.
  5. Incorporamos el huevo, ligeramente batido, y la leche.
  6. Añadimos los ingredientes secos y batimos ligeramente, con cuidado de no sobrebatir. Terminamos de integrar todos los ingredientes con una espátula de goma y movimientos envolventes.
  7. Repartimos la masa en las cápsulas y horneamos durante unos 20 minutos, o hasta que al pinchar los cupcakes con un palillo éste salga limpio.
  8. Sacamos del horno y los dejamos atemperar dentro del molde unos 5 minutos. Luego sacamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Swiss Meringue Buttercream de Leche Merengada:


  • 2 claras de huevo
  • 110 gr. de azúcar blanquilla
  • 175 gr. de mantequilla
  • 2 cucharadas generosas de pasta de leche merengada
  1. En un cazo ponemos las claras y el azúcar y lo calentamos, sin dejar de remover, hasta que al tocarlo (con cuidado) con los dedos, notemos que el azúcar se ha disuelto completamente.
  2. Vertemos la mezcla en el bol de la batidora y batimos a velocidad alta hasta que consigamos picos blandos.
  3. Lo normal es que al batir la temperatura del merengue haya bajado, pero, si no es así, esperar unos minutos antes de añadir la mantequilla o lo que obtendremos será una sopa líquida.
  4. Cuando estemos seguros de que ya no está caliente, vamos añadiendo la mantequilla en dados de poco en poco, batiendo a velocidad media. Es posible que en este punto la mezcla parezca cortarse, pero se arreglará si seguimos batiendo. 
  5. Incorporamos las cucharadas de leche merengada en pasta y subimos la velocidad de la batidora. Batimos unos 10 minutos, hasta que consigamos un merengue firme y brillante.
  6. Introducimos en una manga pastelera con la boquilla elegida (yo he usado la 1A de Wilton) y decoramos al gusto. Espolvoreamos un poco de canela por encima.



El resultado son unos cupcakes muy esponjosos y aromáticos, con una crema de incríble textura y delicado sabor. En este caso esta hornada, salvo el que tuvo que ser sacrificado para las fotos, se fue íntegra para el turno de noche de la UVI del hospital de Fuenlabrada, donde trabaja mi amiga Ana, y según ella son los cupcakes más ricos que he hecho hasta la fecha... No sé, tendréis que probarlos para decirme si pensáis lo mismo! :-)

Un beso!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...