Bizcocho de manzana y canela

miércoles, 27 de febrero de 2013

Bizcocho de manzana y canela


Casi cinco meses de blog y aún no había publicado ésta receta.... Como podéis comprender ya desde que se lee el nombre del blog, la combinación de manzana y canela es una de mis preferidas. La he probado en galletas, en bizcochos, cupcakes y la última vez, en los scones que preparé para el reto WholeKitchen de enero (por cierto, alguien sabe qué les ha pasado a los chicos de WholeKitchen este mes, que no dan señales de vida???). Pero, aparte de los scones, no había publicado aun nada de ello. Hasta ahora!


Bizcocho de manzana y canela


Y como podéis comprobar, en esta ocasión finalmente he desistido de usar el maldito molde de silicona, al que ya he aparcado oficialmente, y me he ido a lo seguro: a mi supermolde de NordicWare, que es garantía de bizcocho perfecto!


Bizcocho de manzana y canela


Para hacer este bizcocho también he acudido a una receta con buen resultado seguro, la de Alma en sus cupcakes de manzana y canela, pero adaptando las cantidades al tamaño de un molde como éste.


BIZCOCHO DE MANZANA Y CANELA


Ingredientes:

  • 230 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 440 gr. de azúcar blanquilla.
  • 6 huevos
  • 440 gr. de harina
  • 3 cucharaditas (tsp) de levadura en polvo
  • 300 ml. de leche hervida con dos palos de canela (yo, por falta de tiempo, puse leche normal :-()
  • 4 cucharaditas (tsp) de canela molida.
  • 2 manzanas peladas y cortadas en trocitos pequeños.

Preparación:

  1. Si vais a seguir la receta tal cual, lo primero es poner a hervir la leche con los dos palos de canela y dejarla templar.
  2. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo con ventilador.
  3. Pelamos y cortamos las manzanas. Reservamos.
  4. Tamizamos la harina, la levadura y la canela. Reservamos.
  5. Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee.
  6. Añadimos los huevos y batimos hasta que doblen de volumen.
  7. Incorporamos la mitad de la mezcla de ingredientes secos (harina, levadura y canela), y batimos a velocidad baja hasta que se integre.
  8. Añadimos la leche y batimos. Volvemos a añadir el resto de mezcla de ingredientes secos, y volvemos a batir ligeramente, sólo hasta que la mezcla esté integrada.
  9. Añadimos las manzanas cortadas en trocitos, y lo removemos todo suavemente con una espátula, hasta que esté bien mezclado.
  10. Engrasamos nuestro molde, y vertemos la mezcla dentro.
  11. Horneamos durante aproximadamente una hora, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga completamente limpio.
  12. Cuando esté listo, lo sacamos del horno y dejamos atemperar unos 5 minutos dentro del molde. Después desmoldamos con cuidado y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


Bizcocho de manzana y canela



Y después de ésto, sólo hay que esperar a que se enfríe por completo (por lo visto hay una leyenda urbana que dice que si comes bizcocho caliente te va a doler la barriga, aunque yo puedo decir por propia experiencia que NO es cierta!). Y ya podemos disfrutarlo tranquilamente con un café o guardarlo (si se puede esperar tanto) para el desayuno.

Espero que os guste!
Montes



Minicupcakes de plátano, canela y nueces

domingo, 24 de febrero de 2013



De nuevo venimos con cocina de aprovechamiento :-). Para variar, se me habían quedado un par de plátanos demasiado maduros en la nevera, y en los tiempos que corren no se puede tolerar tirar nada de comida, así que tenía que pensar algo en lo que aprovecharlos.


Así que me puse a buscar opciones en las que poder emplear esos pobre plátanos, y la encontré en un libro de recetas que compré hace unas semanas en La Casa del Libro. El libro se llama Pastelillos y Magdalenas, de la editorial Naumann & Göbel, y es uno de esos libros de pequeño formato y precio reducido que he visto muchas veces y que en la mayoría de los casos no ofrecen ninguna receta aprovechable.



Pero debo decir que en este caso este libro contiene un montón de recetas y muchas ideas estupendas, ésta entre ellas, así que probablemente no sea la única que me vereis publicar. He cambiado algunas cosas, pues no puedo resistirme a hacer las cosas a mi manera, entre ellas el procedimiento, pero creo que el resultado ha sido fantástico.



MINICUPCAKES DE PLÁTANO, CANELA Y NUECES, CON FROSTING DE QUESO

 

Ingredientes:

(Para 24 minicupcakes)
  • 50 ml. de aceite de girasol.
  • 75 gr. de azúcar moreno.
  • 1 cucharadita (tsp) de esencia de vainilla.
  • 1 huevo L
  • 75 gr. de harina
  • 1 cucharadita (tsp) de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita (tsp) de bicarbonato
  • 1 cucharadita (tsp) de canela
  • 1 pizca de sal.
  • 1 plátano maduro grande o 2 pequeños, aplastados con un tenedor.
  • 40 ml. de buttermilk
  • 40 gr. de nueces picadas
  • Nueces enteras para adornar
  • Para el frosting de queso: 100 gr. de queso tipo Philadelphia.
  • 75 gr. de azúcar glas o icing sugar.
  • 75 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 170º, calor arriba y abajo.
  2. Preparamos una bandeja de minicupcakes con 24 cápsulas.
  3. Tamizamos el harina junto con la levadura, el bicarbonato, la canela y la sal. Reservamos.
  4. Si no tenemos buttermilk, lo preparamos casero, echando a los 40 ml. de leche unas gotas de limón o vinagre, y dejándolo reposar unos diez minutos.
  5. En el bol de la batidora, batimos el huevo con el azúcar hasta conseguir que se disuelva el azúcar y aumentede volumen.
  6. Añadimos el aceite y el puré de plátano, y lo batimos de nuevo hasta que esté todo integrado.
  7. Incorporamos la mitad de la mezcla de ingredientes secos (harina, levadura, bicarbonato, canela y sal), y batimos a velocidad baja hasta que esté integrado.
  8. Añadimos el buttermilk, batimos hasta que se integre, y repetimos lo mismo con el resto de ingredientes secos. No sobrebatimos, batimos lo justo para que se mezcle.
  9. Incorporamos las nueces picadas a la mezcla (yo pongo las nueces entre dos papeles de cocina y les paso el rodillo unas cuantas veces). Removemos y terminamos de envolver con una espátula.
  10. Con ayuda de una cuchara, rellenamos las cápsulas hasta 2/3 de su capacidad.
  11. Horneamos aproximadamente unos 17-18 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga seco.
  12. Pasado este tiempo, sacamos del horno y dejamos reposar unos 3-4 minutos dentro del molde, y después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Preparación del frosting:

  1. Batimos la mantequilla con el icing sugar hasta conseguir una crema.
  2. Añadimos la esencia de vainilla.
  3. Incorporamos el queso, muy frío, y batimos mínimo 5 minutos hasta conseguir la consistencia deseada.
  4. Metemos la crema en una manga pastelera, y decoramos al gusto. En este caso yo he utilizado la 1A de Wilton. Terminamos la decoración con una nuez entera.



El bizcocho queda muuuy esponjoso, con un rico sabor al plátano y la canela. Teneis que probarlo y me contáis!

Muchos besos!
Montes
 
P.D. Estoy enlazando esta entrada a la Fiesta de enlaces de Personalización de Blogs.


Cupcakes de limón con crema de mascarpone. Simplemente deliciosos!

miércoles, 20 de febrero de 2013


No podían faltar. Si el otro día dije que los cupcakes de naranja estaban buenos, el siguiente paso era obligado: tenía que hacer unos cupcakes de limón.


Porque personalmente me gusta muchísimo el limón. Me gustan los postres de limón, el granizado de limón es mi bebida favorita del verano (mi marido puede dar fe de ello, porque cuando vamos a cualquier heladería sabe de antemano cuál va a ser mi elección), en fin, que si hay algo que sepa a limón puedo estar segura de que me va a gustar.



Y lo mismo que cuando hago un postre de chocolate me gusta que sepa mucho a chocolate, en este caso quería que el cupcake tuviese un intenso sabor a limón. Y os puede decir sin miedo a equivocarme que lo he conseguido: desde luego estos cupcakes saben muchíiiisimo a limón! Por eso he decidido combinarlos con una crema de mascarpone, que le aporta ligereza y pone el toque suave al cupcake.




Cupcakes de limón con crema de mascarpone


Ingredientes:

(para 11-12 cupcakes)

  • 180 gr. de azúcar
  • 95 gr. de mantequilla
  • 1 huevo
  • 150 gr. de harina
  • 1 cucharadita (tsp) de levadura en polvo
  • 1 cucharadita (tsp) de sal
  • 1 yogur (125 ml.) de yogur de limón
  • La ralladura de un limón
  • El zumo de un limón
  • Para la crema: 1 tarrina de mascarpone (200 gr.)
  • 200ml de nata para montar (mín. 35% grasa)
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 170º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Preparamos las cápsulas en una bandeja para cupcakes.
  3. Rallamos la piel del limón y exprimimos el zumo. Reservamos.
  4. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos.
  5. En el bol de la batidora, batimos la mantequilla y el azúcar hasta conseguir una crema suave.
  6. Añadimos el huevo y batimos hasta que doble el volumen.
  7. Incorporamos la ralladura y el zumo de limón, y el yogur, y batimos hasta conseguir una crema homogénea.
  8. Añadimos la mezcla de harina, levadura y sal y batimos a velocidad baja, sólamente hasta que esté integrado, sin sobrebatir. Terminamos de envolver con uns espátula.
  9. Rellenamos las cápsulas hasta 2/3 de su capacidad (no suben mucho)
  10. Horneamos unos 20-22 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
  11. Transcurrido ese tiempo, sacamos del horno y dejamos atemperar unos 4 minutos dentro de la bandeja. Después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Preparación de la crema de mascarpone:

  1. Añadimos el azúcar a la nata y la montamos, con cuidado de que no se haga mantequilla.
  2. Cuando esté montada, añadimos el queso e integramos suavemente con ayuda de unas varillas.
  3. Introducimos en una manga pastelera con la boquilla de nuestra elección y decoramos al gusto.


Como habeis podido ver en las fotos, en esta ocasión se me han despegado todas y cada una de las cápsulas, desde el primer momento en que las desmoldé ya estaban despegadas. No sé exactamente la razón, porque el proceso que he seguido ha sido el mismo de siempre. Quizás es porque la masa es demasiado húmeda... En cualquier caso, os puedo asegurar que el resultado es un bizcochito con un intensísimo a limón, que junto con la suave crema de mascarpone hacen una combinación riquísima. Probadlos y me contáis.

Muchos besos!
Montes

Quesada pasiega: la receta de mi madre

domingo, 17 de febrero de 2013


Aunque ahora mismo vivo en Madrid, en realidad soy cántabra, más concretamente de Reinosa, en el valle de Campoo. Y aunque la receta que os traigo hoy es más típica del valle del Pas, es un postre que mi madre ha hecho en casa siempre, y es algo que cuando lo pruebo siempre me recuerda a mi casa.


A pesar de su nombre, la quesada no lleva queso. He visto innumerables recetas en las que se le añade queso fresco, queso philadelphia u otros tipos diferentes de queso, y no dudo de que el resultado esté muy bueno, pero no será quesada. Originariamente se hacía con cuajo de leche, que es lo que le daba su característica textura. Y vereis que su elaboración es más que sencilla: es un postre muy fácil y sobre todo muy rico!



Quesada Pasiega

(Receta de mi madre)

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 200 gr. de azúcar
  • 150 gr. de harina
  • 460 ml. de leche
  • 50 gr. de mantequilla
  • Canela para espolvorear

 

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo con ventilador.
  2. Batimos los huevos con el azúcar.
  3. Añadimos la harina, previamente tamizada, y la mitad de la leche. Mezclamos.
  4. Añadimos el resto de la leche y volvemos a batir hasta que está totalmente mezclado.
  5. Derretimos la mantequilla y la echamos en el molde en el que vamos a hornear la quesada.
  6. Vertemos la mezcla anterior en el molde y removemos para que la mantequilla se mezcle bien.
  7. Espolvoreamos la superficie con canela al gusto.
  8. Horneamos durante aproximadamente una hora.


Y ya está! Dejamos enfriar lo justo para no quemarnos la boca, y ya podemos disfrutar de un postre estupendo.

Espero que os guste.
Muchos besos!

P.D. Estoy enlazando esta entrada con la fiesta de enlaces de Blanca, de Personalización de Blogs.

Una buena combinación: cupcakes de chocolate con buttercream de fresa

miércoles, 13 de febrero de 2013


Aunque cuando comencé el blog una de mis primeras declaraciones fue confesarme adicta al chocolate, la verdad es que pasó bastante tiempo antes de que publicara una receta de chocolate. Pero parece que he cogido el ritmo y ahora no hay quién me pare! Bizcochos, muffins, y ahora cupcakes!


Es una ventaja del chocolate: lo pongas donde lo pongas, va a ser un éxito seguro. O al menos conmigo funciona....

La receta que traigo hoy es uno de los primeros cupcakes que hice. Tiene muy poquita cantidad de grasa (podeis apreciarlo en las cápsulas de los cupcakes, que quedan impolutas y no se transparentan nada de nada, al no quedar grasientos en absoluto). Y el bizcochito es muy esponjoso y con un intenso sabor a cacao. Si además a eso le añadimos la buttercream de fresa que ya utilicé en los cupcakes de San Valentín, y que se ha convertido en una de mis favoritas, para qué queremos más...

Cupcakes de cacao

Ingredientes:

(Para 12 cupcakes)

  • 95 gr. de harina
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 40 gr. de cacao en polvo sin azúcar (yo usé Valor)
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 25 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 170 gr. de azúcar normal
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 135 ml. de leche

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 170º, calor arriba y abajo sin ventilador
  2. Preparamos las cápsulas en la bandeja para cupcakes.
  3. Tamizamos los ingredientes secos (harina, cacao, levadura, sal y bicarbonato). Reservamos.
  4. En el bol de la batidora, batimos la mantequilla para que ablande. Añadimos el azúcar y batimos hasta conseguir una crema suave.
  5. Añadimos el huevo y continuamos batiendo hasta que blanquee y aumente de volumen.
  6. Añadimos la esencia de vainilla y mezclamos.
  7. Incorporamos la mezcla de harina, cacao, levadura, sal y bicarbonato en tres adiciones, alternando con la leche. Batimos en cada ocasión a velocidad baja, sin sobrebatir, sólo mezclar lo justo para que estén todos los ingredientes bien integrados.
  8. Rellenamos nuestras cápsulas hasta la mitad (crecen bastante).
  9. Horneamos unos 20 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
  10. Una vez hechos, dejamos reposar unos 5 minutos dentro del molde, y después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


El contraste del ligero amargor del cacao con la acidez dulce de la fresa del frosting creo que es estupendo. Al menos a mí me parece que forman una muy buena pareja! Probadlos y me contáis.

Muchos besos!
Montes


Auténticos muffins de chocolate superchocolateados

sábado, 9 de febrero de 2013



Siempre que voy a desayunar a una cafetería y veo que tienen muffins de chocolate no me puedo resistir. Siento como una especie de atracción fatal que me lleva invariablemente a pedir uno y probarlo, por supuesto por mero interés científico, no vayáis a creer que es por glotonería...

Sobre todo, los de esa mundialmente famosa cadena de cafeterías americanas donde te cobran 7 euros por un café en vaso de plástico. No hace falta decir que no me gusta mucho el café que sirven allí.... Pero no puedo decir lo mismo de sus dulces. En concreto de sus muffins de chocolate. ¿Los habés probado alguna vez? Eso sí que es muerte por chocolate.... Mmmm, están buenísimos! Ahora, eso sí, te comes uno y ya no necesitas comer más en toda la semana! :-)

Bueno, chic@s, pues no busquéis más. Ésta es la receta definitiva y más parecida a esos endemoniados y adictivos muffins. La encontré en el blog de Vanesa, y además de fácil de hacer, es estupenda.





Como no tenía papeles especiales para muffins, lo que hice fue recortar cuadrados de papel de hornear de aproximadamente 15X15 cm. Los introduje en la bandeja para cupcakes y presioné hacia abajo con ayuda de unos vasitos pequeños, dejándolos dentro un rato para que marcaran la forma.

Muffins de chocolate

(Receta adaptada de Vanesa Sierra, de Mis deseos más dulces)

Ingredientes:

  • 230 gr. de harina de trigo
  • 50 gr. de cacao sin azúcar (yo he usado Valor)
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 sobre de levadura en polvo (15 gr.)
  • 2 yogures griegos naturales
  • 80 gr. de aceite de girasol
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de leche entera
  • 100 gr. de chips de chocolate + 50 gr. más para decorar.

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo, con ventilador (si lo tenemos)
  2. Tamizamos los ingredientes secos (harina, cacao y levadura). Reservamos.
  3. En un bol echamos todos los demás ingredientes (azúcar, yogures, aceite, huevos y leche), y mezclamos.
  4. Añadimos los ingredientes secos y batimos ligeramente hasta que esté todo integrado.
  5. Incorporamos los 100 gr. de chips de chocolate y mezclamos con la espátula.
  6. Echamos dentro de los papeles que habíamos preparado previamente dentro del molde para cupcakes, rellenando por completo (no como los cupcakes, en este caso queremos que suba, y que suba bien!)
  7. Echamos por encima el resto de chips de chocolate.
  8. Horneamos unos 25 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.
  9. Transcurrido ese tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar por completo en una rejilla (si sois capaces de esperar a que se enfríen para pegarles un mordisco!)



Están espectaculares, a mí me gusta disfrutarlos con un vaso de leche fresquita, pero de cualquier manera son geniales. Probadlos y me contáis.

Muchos besos!
Montes

P.D. Se me olvidaba! Esta mañana hemos tenido curso de decoración de cupcakes, y éstas estupendas alumnas han sido las destinatarias de los ricos muffins de chocolate. Unas alumnas muy aplicadas! Besos, chicas!

 
 
P.P.D. Estoy enlazando este post a la fiesta de enlaces libre de Blanca, de Personalización de Blogs.

Los mejores Cupcakes de Naranja del Mundo Mundial

miércoles, 6 de febrero de 2013


Efectivamente, no puedo decir otra cosa: estos son los cupcakes de naranja mejores del mundo mundial!!! Y diréis, pues no será para tanto... Si además publiqué en su día una receta de bizcocho de naranja que también está buenísima...

Bueno, pues eso era antes de probar éstos.


Porque si os gusta el sabor a naranja éstos cupcakes van a pasar a ser unos de vuestros favoritos. El bizcochito queda jugoso y muy aromático, y si además le añadís una buttercream de nocilla (como he hecho yo), conseguimos la mejor mezcla para mi gusto: chocolate y naranja! No puede haber nadie a quien no le guste...


Cupcakes de naranja


- Ingredientes (para 9 cupcakes):
  • 120 gr. de azúcar
  • 65 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo L
  • 100 gr. de harina
  • 1cucharadita (tsp.) de levadura en polvo
  • La ralladura de una naranja
  • El zumo de una naranja
  • 1 cucharadita de esencia de naranja (opcional)
  • 1 pizca de sal
- Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 170º, calor arriba y abajo, sin ventilador. Preparamos las cápsulas en la bandeja para cupcakes.
  2. En el bol de la batidora, batimos la mantequilla hasta que esté cremosa. Le añadimos el azúcar y batimos hasta conseguir una crema suave.
  3. Le añadimos el huevo y batimos hasta que blanquee.
  4. Incorporamos la ralladura y el zumo de naranja y volvemos a batir.
  5. Por último, incorporamos la harina y la levadura, previamente tamizadas, y la sal, y batimos a velocidad baja lo justo hasta que se mezcle, sin sobrebatir. Terminamos de envolver con la espátula.
  6. Rellenamos nuestras cápsulas en unos 2/3, y horneamos unos 20-22 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo éste salga limpio.
  7. Pasado ese tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar 4-5 minutos dentro del molde. Después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Buttercream de nocilla

- Ingredientes:

  • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar glas o icing sugar, previamente tamizado
  • 2 cucharadas (muy generosas) de Nocilla.
- Preparación:

  1. Batimos la mantequilla con la batidora hasta conseguir una crema suave, y que veamos más blanca.
  2. Añadimos el icing sugar, en dos veces, teniendo cuidado de tapar cada vez nuestra máquina para evitar pintar de blanco nuestra cocina.:-)
  3. Añadimos la nocilla, y batimos a velocidad alta durante un mínimos de 5 minutos.


A alguno de ellos se me ocurrió la idea de rellenarlos con un bombón, en este caso unos Lindor que casualmente tenía por casa, puesto que lo había visto en algunos blogs.


Sin embargo, no se produjo el resultado que yo esperaba. Lo que yo había visto era un cupcake en el que, al abrirlo, se podía ver perfectamente el bombón en su interior. Sin embargo, en mi caso al hornearlo el bombón se deshizo por completo y se fue al fondo del cupcake. Con lo que se perdió el efecto deseado.... Si algun@ sabe cómo puedo conseguir que permanezca en su forma al hornearlo, que me lo diga, muchas gracias!


Pero bueno, a pesar del fiasco bombonero, sigue siendo una de las mejores recetas que he hecho últimamente. Confirmado hasta por mi marido el esaborío. :-)

Espero que os gusten!
Montes

Desde Italia con Amor: Tiramisús en vasitos individuales

domingo, 3 de febrero de 2013


Me encanta el tiramisú. Su sabor suave y cremoso unido a la intensidad del café y el leve amargor del Amaretto.... Yum! Creo que es uno de los postres más ricos que conozco (sin ser de chocolate!). No hace falta decir que el año pasado, cuando estuve en Italia, probé unas cuantas versiones sólo por interés científico (no vayais a pensar que la gula tuvo nada que ver...). Y aunque todos los que comí estaban riquísimos, creo que me quedo con mi receta, no sé si por costumbre o porque ya la he adaptado a mis gustos y sigue siendo mi favorita.


Normalmente cuando preparo un tiramisú, lo hago de tamaño normal, pero he descubierto que eso supone un problema: en el momento de servirme una ración, cualquier tamaño me parece demasiado pequeño y siempre termino poniéndome un trozo demasiado grande. Como dirían nuestras abuelas: me entra por el ojo...

Así que en esta ocasión he optado por reducir a priori las raciones, preparándolos en vasitos individuales, con el pensamiento de que después de comerme un vasito me sentiría más culpable si tuviera que levantarle para ir a comerme otro... Además, hay que reconocer que la presentación queda mucho más mona! Si un día os va a venir alguien a casa, es una forma más original de presentarlo.

Siempre que hago tiramisú suelo utilizar bizcochos de soletilla, de los que venden en cualquier supermercado, pero esta vez quería prepararlo yo misma, porque, además, al tener que introducir todos los ingredientes en un vasito, necesitaba conseguir que tuviera una medida determinada.

Tiramisú



1.- Bizcocho Victoria (Soletilla)

Receta adaptada del libro Reposteria y Pasteleria con Thermomix

- Ingredientes:
  • 6 claras de huevo.
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de cremor tártaro (opcional)
  • 6 yemas de huevo
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 180 gr. de harina
- Preparación tradicional:
  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador. Sacamos la bandeja del horno y le colocamos un papel de hornear.
  2. Separamos las claras de las yemas. En el bol de la batidora, ponemos las claras, la sal y el cremor tártaro, y montamos las claras hasta conseguir un merengue firme. Reservamos.
  3. Mezlamos las yemas, el azúcar y la esencia de vainilla, y batimos hasta conseguir una crema.
  4. Añadimos la harina, previamente tamizada, y batimos a velocidad baja, sólo hasta que se integre. Veremos que nos queda una masa bastante densa y pegajosa.
  5. Volcamos con cuidado esa masa sobre el merengue reservado, y lo vamos envolviendo con una espátula hasta conseguir que este completamente mezclado.
  6. Volcamos sobre la bandeja del horno, extendiéndolo con cuidado con una espátula, intentando que nos quede un grosor uniforme.
  7. Horneamos aproximadamente unos 10 minutos, o hasta que veamos que los bordes comienzan a dorarse.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

- Preparación con Thermomix:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador. Sacamos la bandeja del horno y le colocamos un papel de hornear.
  2. Separamos las claras de las yemas. Colocamos la mariposa en la cuchillas, vertemos las claras en el vaso y añadimos la sal y el cremor tártaro. Programamos 7 minutos, vel. 3 1/2. Sacamos a un bol y reservamos.
  3. Sin lavar el vaso y con la mariposa en las cuchillas, ponemos las yemas, el azúcar y la esencia de vainilla, y programamos 2 minutos, 37º, velocidad 1 1/2.
  4. Incorporamos la harina y mezclamos 6 segundos, vel. 2 1/2.
  5. Vertemos esta mezcla sobre las claras montadas y envolvemos con una espátula hasta conseguir que esté totalmente mezclado.
  6. Volcamos sobre la bandeja del horno, extendiéndolo con cuidado con una espátula, intentando que nos quede un grosor uniforme.
  7. Horneamos aproximadamente unos 10 minutos, o hasta que veamos que los bordes comienzan a dorarse.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.


2.- Tiramisú


- Ingredientes:
  • 2 yemas de huevo
  • 250 gr. de mascarpone (1 tarrina)
  • 200 ml. de nata (mín. 35% grasa)
  • 3 cucharadas de azúcar 
  • 1 vaso grande de café bien fuertecito
  • Tres cucharadas de Amaretto (o al gusto, en función de si os gusta más o menos fuerte)
  • Cacao sin azúcar en polvo para espolvorear
- Preparación:
  1. En un bol, ponemos la nata y el azúcar, y montamos la nata. Reservamos.
  2. Mezclamos las yemas con el azúcar, y añadimos el mascarpone. Lo batimos todo hasta conseguir una crema suave.
  3. Incorporamos la mezcla anterior a la nata montada reservada, y lo mezclamos todo con la ayuda de una espátula. Metemos esta crema en una manga pastalera y reservamos.
  4. Con la ayuda de un cortador redondo de aproximadamente el mismo diámetro de nuestros vasitos, cortamos círculos de bizcocho.
  5. En un vaso mezclamos el café con el Amaretto y removemos.
  6. Vamos montando nuestros vasitos poniendo primero una capa de bizcocho. Con un pincel, vamos empapando el bizcocho con la mezcla de café y Amaretto, cuidando que quede bien empapado. Si es necesario, pichamos el bizcocho con un palillo las veces que haga falta, para que penetre totalmente el café.
  7. Con ayuda de la manga pastelera, añadimos una capa de crema de mascarpone. Luego repetiremos el proceso, alternando capas de bizcocho y crema, hasta completar el vasito, terminando con una capa de crema.
  8. Espolvoreamos con el cacao en polvo.


Si no teneis muchas ganas de preparar el bizcocho, siempre podeis recurrir a los bizcochos ya hechos, desmigandolos previamente y añadiéndolos hasta formar una capa, antes de mojarlos en el café. Pero yo creo que está mucho más bueno si se prepara todo íntegramente en casa...

Con estas cantidades me dió para preparar 9 vasitos, aunque me sobró un poco de bizcocho.

Espero que os guste!
Muchos besos.
Montes

P.D. Estoy enlazando esta entrada a la fiesta de enlaces libre de Blanca, de Personalización de Blogs

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...