Mousse rápida de chocolate... y con agua!

lunes, 17 de febrero de 2014


Cuando hace ya un tiempo ví esta receta en el blog de mi querida Esmeralda, supe que tenía que hacerla sin falta. ¿Una mousse de chocolate en sólo cinco minutos? ¿Y con sólo dos ingredientes? ¿Agua y chocolate?


Pues sí, después de haberlo probado, os puedo confirmar que es posible. Y no sólo posible, sino que es muy fácil y el resultado es estupendo! Obviamente, para mi gusto no puede igualar a la mousse tradicional hecha con las claras montadas, y con leche y mantequilla. Pero su intenso sabor a chocolate y su textura suave la hacen ideal para preparar de forma rápida un postre estupendo y delicioso.


Además, el hecho de que esta mousse no lleve ni leche ni huevos, la hace perfecta para personas con intolerancia a la lactosa, o para veganos. Además, aunque yo le he puesto un poco de azúcar, éste se puede sustituir igualmente por edulcorante, con lo que tendríamos también una deliciosa mousse apta para diabéticos.


Algo importante para preparar esta mousse, es utilizar un chocolate de buena calidad, con un alto porcentaje de cacao. Yo he utilizado uno con un 74% de cacao. Eso, lógicamente, hace que el resultado tenga un sabor a chocolate bastante fuerte, por lo que es un postre sólo recomendado para los muy chocolateadictos, como yo. Si os gusta el chocolate más suave, es mejor que os decantéis por la versión tradicional, en la que se puede utilizar otros tipos de chocolate.



Mousse de chocolate con agua


Ingredientes:


  • 200 gr. de chocolate con mínimo 70% de cacao
  • 180 ml. de agua (menos dos cucharadas)
  • 2 cucharadas de licor de café
  • 2 cucharadas de azúcar


Preparación:

  1. En un bol de cristal grande ponemos muchos hielos, y encima ponemos otro bol. Reservamos.
  2. Ponemos todos los ingredientes de la mousse (chocolate, agua, licor y azúcar) en un cazo a fuego bajo, y calentamos, removiendo continuamente, hasta que esté totalmente derretido e integrado.
  3. Vertemos la mezcla en el bol sobre los hielos, y con la batidora de varillas comenzamos a batir a velocidad media, hasta que consigamos la textura que buscamos (cuanto más tiempo se bata más dura quedará). Es importante mantener la misma velocidad de batido todo el tiempo, para evitar que la mousse se vuelva arenosa.



El licor de café es totalmente opcional. Yo se lo he puesto porque potencia aún más el sabor del chocolate, pero podéis  no ponerlo sin problemas, en cuyo caso deberéis poner los 180 ml. de agua completos. O incluso podéis sustituirlo por otro tipo de licor, como Baileys, lichor de chocolate, whisky...

Igualmente, si os gusta algo más dulce, podéis añadir hasta dos cucharadas más de azúcar, sin que en total superen las cuatro cucharadas. 

Al tratarse básicamente de chocolate en su mayor proporción, esta mousse no necesita frío ni para cuajar ni para conservarse, y se mantendrá sin perder el volumen todo el tiempo sin problemas.

Os animo a prepararla y a contadme después qué os ha parecido. Espero que os guste!

Besos.
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...