Kir Royal granizado

lunes, 10 de marzo de 2014


El Kir es un popular cóctel francés elaborado con crema de cassis (licor de grosella negra) y vino blanco, y se suele tomar como aperitivo antes de las comidas.


Aunque muchos piensen que el cóctel fue inventado por Félix Kir (1876-1968) al final de la Segunda Guerra Mundial, Kir sólo prestó su nombre en 1951 para una campaña publicitaria lanzada por la empresa Lejay Lagoute, inventora de la crème cassis, y que patentó la marca Kir® en marzo de 1952. Nacido en la Borgoña francesa, Kir era un sacerdote y canónigo que en 1940, tras la huida del alcalde de Dijon por la llegada de los alemanes, fue nombrado en su lugar. Como alcalde de la ciudad, divulgó el famoso aperitivo para promocionar el vino blanco de la región, que servía en las recepciones municipales. Hasta entonces el Kir era una bebida aperitiva muy popular no sólo en Borgoña, y era conocida con el nombre de blanc cassis. (Fuente: Wikipedia)


Posteriormente se creó una variante del Kir, el Kir Royal, elaborado con champagne en vez de vino blanco. Y en esta ocasión yo lo he preparado con un delicioso sirope casero de grosellas frescas en vez de utilizar cassis, y en versión granizada. Así no sólo tendremos un aperitivo, sino un estupendo postre digestivo o un granizado listo para tomar en cualquier momento.

La receta la tenía guardada de otro de mis recortes antiquísimos, esta vez de una revista de decoración (ole ahí, recetarios de alto standing), guardado para la posteridad en mi carpeta de "próximos proyectos" desempolvada recientemente. Y aprovechando que tenía grosellas que me habían sobrado de la mousse de yogur y chocolate blanco, decidí que a ésta receta le había llegado también su hora.


Kir Royal granizado


Ingredientes:


  • 100 gr. de grosellas frescas
  • 350 ml. de azúcar
  • 500 ml. de agua
  • 500 ml. de cava o champagne

Preparación:

  1. Ponemos el agua y el azúcar en un cazo a fuego medio, removiendo, hasta que hierva. Cuando rompa a hervir, retiramos del fuego y agregamos las grosellas. Volvemos a cocer a fuego bajo durante otros cinco minutos.
  2. Retiramos del fuego y trituramos todo con la batidora. Pasamos la mezcla por un colador para dejar sólo el líquido y quitar las pepitas y demás restos de las grosellas. Dejamos enfriar.
  3. Cuando esté frío, añadimos el cava, removemos bien, y llevamos al congelador hasta que cristalice. Como lleva alcohol, no llegará a congelar del todo, por lo que podremos servirlo perfectamente en cualquier momento.


El cóctel original lleva una medida de cassis por cada 8 medidas de cava o champagne. Veréis que ésta es una versión un poco sui generis, pero aún así deliciosa. Queda una bebida suave y dulce, si queréis notar más el toque alcohólico del cava, probad a reducir un poco la cantidad de azúcar, o a añadir algo más de cava a la mezcla. 

Espero que os animéis a probarla. Contadme si os gustó!

Besos!
Montes

P.D.   Con esta receta participo en el 1º Aniversario del Reto de Cocineros del Mundo

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...