Pudding de galletas Speculoos

jueves, 3 de abril de 2014


Si hay un postre fácil y barato, ése es el pudding. Es una receta de aprovechamiento, en el que se suelen utilizar restos de pan, bizcochos o galletas, acompañados con leche, huevos, y en ocasiones, fruta. En este caso, he utilizado un paquete de galletas Speculoos que tenía en casa y que (por alguna extraña razón) no había sucumbido aún a mis visitas a la despensa.


Y es que no sé qué tienen estas galletas que las hace tan adictivas. Su sabor acaramelado y ligeramente especiado hace que comas una y necesariamente tengas que comer después otra, y si eso otra más por si acaso... En fin, creo que podréis imaginar cómo desaparecieron los otros tres paquetes de mi despensa...


Así que, aunque este pudding se puede preparar con cualquier tipo de galletas, teniendo a mano un paquete superviviente de Speculoos y casualmente también un bote de crema de Speculoos para untar (sí, existe, si no la conocéis ya estáis tardando) estaba escrito en las estrellas que su destino iba a ser terminar formando parte de este postre.



Pudding de galletas Speculoos

(Receta adaptada de Speculoos, recetas con galletas de mantequilla, de Martine Lizambard)


Ingredientes:

(Para unas 6 tarrinas, dependiendo del tamaño)


  • 3 huevos + 2 yemas
  • 400 ml. de leche entera
  • 100 ml. de nata líquida
  • 5 galletas Speculoos
  • 4 cucharadas (generoooosas) de crema de Speculoos
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación:



  1. Precalentamos el horno a 100º.
  2. Trituramos lo más finamente posible las galletas.
  3. En un cazo a fuego medio, ponemos la leche, la nata y la crema de Speculoos y lo llevamos a ebullición. En cuanto empiece a hervir, retiramos del fuego.
  4. En un bol, batimos los huevos y las yemas con el azúcar, y cuando esté bien mezclado, vertemos la leche hirviendo sin dejar de remover, hasta obtener una crema suave.
  5. Añadimos las galletas trituradas, y mezclamos bien.
  6. Vertemos la crema en las terrinas o recipientes elegidos, sin llenarlos del todo. Las ponemos en una fuente honda para horno, vertemos agua hirviendo en dicha fuente hasta que cubra los recipientes hasta media altura, y horneamos al baño maría unos 55-60 minutos, o hasta que la crema cuaje por completo.
  7. Dejar templar antes de servir.



Espero que os haya gustado! Si os animáis a probarla, no os olvidéis de contármelo!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...