Tarta jugosa de chocolate con fresas maceradas y crema de mascarpone

jueves, 15 de mayo de 2014


A partir de finales de abril comienza en mi casa la temporada de tartas. Aunque ya en marzo tenemos el cumpleaños de mi cuñada y de mi suegra, es a partir del 30 de abril, con el cumpleaños de mi hija pequeña, cuando se abre la veda, entre el día de la madre y demás cumpleaños varios.


Esta en concreto fue la tarta que llevé para el cumpleaños de mi cuñada, que celebramos tarde este año y casi se nos junta con el día de la madre :) Siempre que llevo algún postre a casa de mis suegros se me plantea la dificultad de hacer algo que esté bueno pero que no sea demasiado dulce ni demasiado pesado. Esta combinación, con el intenso sabor del chocolate, el dulzor ácido de las fresas maceradas y la frescura de la crema de mascarpone, es un éxito seguro.



Tarta jugosa de chocolate con fresas maceradas y crema de mascarpone



Ingredientes:

(Receta de Montes Ortiz. Para una tarta de 15 cm. de diámetro)


  • 3 huevos
  • 300 gr. de azúcar
  • 50 ml. de aceite de girasol
  • 2 yogures griegos
  • 190 gr. de harina
  • 80 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 1/2 cucharadita (tsp.) de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita (tsp.) de sal
  • 2 cucharaditas (tsp.) de levadura en polvo
  • 1 cucharadita (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla
  • 1/2 kg. de fresas
  • 4 cucharadas colmadas de azúcar
  • 200 gr. de mascarpone
  • 200 ml. de nata para montar (mín. 35% M.G.), muy fría
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación:



  1. Lo primero, lavamos y cortamos las fresas en rodajas. Las ponemos en un bol, y les añadimos las cuatro cucharadas de azúcar. Removemos, tapamos con film transparente, y dejamos reposar. Normalmente lo preparo la noche anterior, de esa manera las fresas, en contacto con el azúcar, sueltan todo su jugo y hacen un delicioso almíbar.
  2. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  3. Forramos y engrasamos el molde elegido. Reservamos.
  4. Tamizamos la harina junto con el cacao, levadura y bicarbonato. Reservamos.
  5. El el bol de la batidora, batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen y doblen de volumen. Añadimos el yogur, el aceite y la vainilla, y batimos de nuevo hasta integrar.
  6. Incorporamos los ingredientes secos y la sal, y mezclamos a mano suavemente, con movimientos envolventes.
  7. Vertemos la mezcla en el molde y llevamos al horno, durante aproximadamente 60 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho, salga limpio.
  8. Cuando esté hecho, sacamos del horno, dejamos atemperar unos minutos dentro del molde, y luego desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo.
  9. Mientras se enfría, preparamos la crema. Ponemos la nata, muy fría, en el bol de la batidora, y le añadimos las dos cucharadas de azúcar. Batimos unos segundos a velocidad baja, y luego subimos la velocidad hasta que comience a montar. Justo antes de que esté montada, añadimos el mascarpone y terminamos de montar. 
  10. Cuando el bizcocho esté ya frío, cortamos en capas. Colocamos la primera capa, la pinchamos repetidas veces con un palillo y con un pincel la bañamos generosamente con el almíbar que han soltado las fresas. Colocamos una capa de rodajas de fresas y encima una generosa capa de crema de mascarpone. Repetimos el proceso con todas las capas de la tarta, y rematamos con una fresa entera laminada.



Es una tarta muy sencilla, pero que queda muy bonita, al verse las capas y el contraste de colores, y que además está buenísima. El añadir fresas maceradas en vez de fresas frescas potencia el sabor de la fruta y suaviza la textura. En conjunto, es una combinación de sabores tradicional, que gustará a todo el mundo.

Probadla y me contáis. Si la hacéis en casa y queréis que publique las fotos de vuestra versión, podéis mandármelas al correo montesclarosortiz@gmail.com. Estaré encantada de verlas!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...