Pollo al limón en cocotte

jueves, 19 de junio de 2014


Este año he debido ser muy buena, porque he tenido unos regalos de cumpleaños estupendos. Además del molde Heritage de Nordic Ware para bundt cakes que estrené la semana pasada con este bizcocho, también me han regalado una cocotte. 


Tenía muchas ganas de tener una. La verdad es que me hubiera gustado tener la cocotte por excelencia, de la marca Le Creuset. Pero debido al demasiado elevado precio de éstas, de momento me conformo con ésta, que es de IKEA, y con un precio mucho más módico. De todas formas, si comienzo a darle buen uso, como preveo, no descarto terminar haciéndome con una Le Creuset (desde aquí lanzo un llamamiento a eventuales patrocinadores, por si se sienten magnánimos y les apetece contribuir con el buen funcionamiento de este blog, jeje).


Una cocotte es una olla fabricada con hierro fundido, revestida normalmente de material cerámico, ideal para cocinar los alimentos de forma lenta y en su propio jugo, pues al taparse se consigue que no se escape la humedad generada en la cocción. Es adecuada tanto para cualquier tipo de placa (vitrocerámica, gas, eléctrica o incluso inducción) como para horno, con lo cual podemos comenzar y terminar el plato utilizando sólo un recipiente.



Pollo al limón en cocotte




Ingredientes:


  • 1 Kg. de muslos de pollo, o de pollo troceado
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 limón grande
  • 1 cebolla mediana
  • 1 cucharada de orégano
  • Sal

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 200º.
  2. Ponemos la cocotte al fuego y derretimos la mantequilla. Pochamos en ella la cebolla (1)
  3. Cuando esté ya transparente, añadimos el pollo (2), y cuando comience a dorarse añadimos la piel del limón (3) sin nada de la parte blanca (para que no amargue), el orégano y la sal.
  4. Removemos todo bien y dejamos cocinando unos 10 minutos; cuando empiece todo a coger color (4) lo metemos en el horno (5), tapado, durante 30 minutos (6). Después quitamos la tapa y dejamos al menos 15 minutos más en el horno, para que se dore bien.
  5. Podemos servir acompañado de arroz o patatas, fritas o asadas.




Es la primera receta que he hecho con esta olla, pero su sencillez y facilidad de uso me han encantado, así que probablemente veáis más platos preparados de esta manera. Si aún no tenéis una, es posible hacer esta receta de igual manera comenzando con una cazuela normal al fuego, y luego trasladando el pollo a una bandeja de horno, cubierta con papel albal para que no se escape el vapor y pueda hacerse en su propio jugo.


Pero de verdad os animo a haceros con una de estas ollas, tanto si podéis adquirir una de más calidad o tenéis que conformaros con el modelo más económico, como yo. Es una inversión estupenda, pues dándole un buen uso puede durar toda la vida.

Probad a hacer esta receta, y ya me decís!

Besos!
Montes 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...