Clafoutis de frambuesas, moras y arándanos

lunes, 1 de diciembre de 2014


Hoy es uno de diciembre, pero por los anuncios de la televisión podría asegurar que mañana mismo es Nochebuena.  Y casi, casi lo mismo podría decirse de la mayoría de blogs y webs del mundo mundial, que hace muchos días que decidieron ponerse en Christmas mode.





Ante todo que conste que a mí me encantan las Navidades. Disfruto como una niña con toda la ambientación típica de estas fiestas, con los preparativos, los regalos y todo lo que conllevan. Lo que no me gusta tanto es que, por puro afán comercial, cada año comienzan más pronto. Llegará un momento en que las muñecas de Famosa se dirijan al Portal desde la mismísima playa. 



Probablemente yo haga lo mismo en breve, más que nada porque tengo unas cuantas recetas estupendas para estas fiestas y quiero que me de tiempo a publicarlas. Pero qué queréis que os diga, me sigue pareciendo algo pronto.



Así que, mientras el espíritu navideño termina de implantárseme en el cerebro (a fuerza de emotivos anuncios de lotería, canciones pegadizas y folletos de juguetes -sobre todo éstos últimos-), os dejo hoy una receta que, no por no ser típicamente navideña, deja de ser estupenda para estos días. Fácil de hacer y de sabor muy suave, es una opción muy buena como postre para esta ocasión o cualquier otra.



Clafoutis de frambuesas, moras y arándanos

(Fuente: María Lunarillos. Para un molde de unos 25 cm. de diámetro)


Ingredientes:


  • 400-450 gr. de frutos variados frescos (frambuesas, moras y arándanos)
  • 3 huevos
  • 300 ml. de leche
  • 90 gramos de azúcar moreno (mas un poco más para espolvorear en el molde)
  • 60 gr. de mantequilla (mas un poco más para untar el molde)
  • 50 gr. de almendra molida
  • 50 gr. de harina
  • Azúcar glas (para espolvorear)

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 150º, calor arriba y abajo.
  2. Untamos el molde elegido con mantequilla y espolvoreamos el fondo y los bordes con azúcar moreno. Reservamos.
  3. Derretimos la mantequilla al microondas, con cuidado de que no se queme. No hace falta calentarla mucho: simplemente calentamos un poco y removemos bien, así con el calor residual se terminará de fundir todo. Dejamos atemperar.
  4. Ponemos los huevos en un bol junto con el azúcar, y los batimos bien hasta que blanqueen.
  5. Cuando la mantequilla ya no esté caliente, la añadimos a la mezcla de huevos y azúcar, poco a poco y sin dejar de remover. Añadimos la harina y la almendra y seguimos removiendo hasta obtener una mezcla lisa y sin grumos.
  6. Por último añadimos la leche y mezclamos bien.
  7. Repartimos las frutas por el molde y vertemos la mezcla sobre ellas.
  8. Horneamos durante unos 50 minutos. Al final del horneado podemos poner un poco el grill del horno para conseguir una superficie más dorada.
  9. Cuando esté hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar.
  10. Cuando esté totalmente frío, espolvoreamos la superficie con azúcar glas.




El resultado es un postre muy suave, cremoso, no muy dulce y con el contraste del ligero ácido de los frutos, espectacular. Os animo de verdad a que lo preparéis, seguro que se convierte en un habitual de vuestra casa!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...