Bundt cake de espinacas y nueces

lunes, 22 de junio de 2015

Bundt cake de espinacas y nueces


Hace unos días tuve la suerte de acudir a un evento con Nueces de California en el que se impartían talleres de cocina, nutrición y vida sana. El encargado de los talleres de cocina era Manu, de Cocinando con Catman, y en uno de ellos preparamos un bizcocho de espinacas con nueces y crema de queso. Conocía este bizcocho pero no lo había hecho nunca, y tenía ganas de probarlo.



Bundt cake de espinacas y nueces


Y la verdad es que me sorprendió bastante. Debo reconocer que no soy muy fan de las espinacas. No me gustan cocidas, ni con bechamel ni con nada de nada. De la única manera que las tomo es crudas en ensalada. Así que estaba un poco escéptica con este bizcocho. Pero la verdad es que está sorprendentemente bueno. Siendo sincera, no os diré que es el mejor bizcocho que haya probado nunca (si no lleva chocolate lo tiene difícil), pero está muy rico. El sabor de las espinacas es perceptible pero no resulta en absoluto desagradable (incluso si como a mí no te gustan demasiado). Las nueces aportan el toque crujiente ideal, y la crema de queso un contraste delicioso que complementa el bizcocho a la perfección.


Bundt cake de espinacas y nueces


Este pastel dulce de espinacas es de origen turco, se conoce como spanakli kek o tarta de espinacas. La receta original no lleva nueces en la masa sino frutos secos como almendras o pistachos por encima, así que si no os gustan demasiado podéis prescindir de ellas. 


Bundt cake de espinacas y nueces


Esta receta es muy completa y puede presumir de ser sana. He tomado como base la de Mr. Hudson, de Bake Street, que incluye una buena cantidad de espinacas frescas, pero además la he preparado baja en azúcar, utilizando un azúcar bajo en calorías que no es más que una mezcla de azúcar de caña y stevia del que sólo hay que utilizar la mitad de la cantidad de azúcar normal indicada en la receta. De esta forma reducimos el azúcar, primero porque utilizamos menos y segundo porque de lo que utilizamos sólo la mitad es azúcar y el resto stevia. Y con este azúcar no nos pasa como cuando sustituimos el azúcar normal simplemente por un edulcorante, que conseguimos una textura más parecida a un pan dulce que a un bizcocho. En este caso la textura es exactamente la misma que si hubiéramos utilizado azúcar normal. 

Además, si exceptuamos la cobertura, es un bizcocho que no lleva nada de lácteos, por lo que resulta también apto para intolerantes a la lactosa o alérgicos a la proteína de la leche.


Bundt cake de espinacas y nueces



Bundt cake de espinacas y nueces



Ingredientes:


  • Para el bizcocho:
    • 350 gr. de espinacas frescas
    • 3 huevos L
    • 100 gramos de azúcar bajo en calorías (si no lo encontráis o no queréis utilizarlo, poned 190 gr. de azúcar normal)
    • 240 gr. de aceite de girasol
    • 280 gr. de harina 
    • 3 cucharaditas (tsp.) de levadura en polvo
    • 1 cucharadita (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad
    • Ralladura de 1 limón
    • Zumo de 1 limón
    • 150 gr. de nueces peladas (y unas pocas más para decorar)
  • Para la cobertura:
    • 250 gr. de queso crema light
    • 40 gr. de azúcar bajo en calorías (si no lo encontráis o no queréis utilizarlo, poned tres cucharadas de azúcar normal). Podéis modificar la cantidad si os gusta más o menos dulce.
    • 60 gr. de leche semidesnatada

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 165º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos bien el molde elegido. Reservamos.
  3. Tamizamos la harina y la levadura. Reservamos.
  4. Lavamos bien las espinacas y las secamos bien (el exceso de agua puede afectar negativamente a la textura del bizcocho). Las trituramos con la turmix junto con el zumo de limón hasta conseguir una textura de puré. Reservamos.
  5. En el bol de la batidora de varillas ponemos los huevos y los batimos a velocidad alta hasta que blanqueen y doblen su volumen. Añadimos el azúcar y volvemos a batir un par de minutos más.
  6. Bajando la velocidad de la batidora, vamos incorporando el aceite en forma de hilo.
  7. Añadimos la espinaca hecha puré, la vainilla y la ralladura de limón, y batimos de nuevo hasta integrar.
  8. Incorporamos la harina y levadura tamizadas, y removemos con cuidado con ayuda de una espátula de goma, hasta conseguir una mezcla homogénea.
  9. Por último, añadimos las nueces peladas, troceadas a mano sin demasiado problema. Mezclamos bien y vertemos la masa en el molde.
  10. Llevamos al horno y horneamos durante 55-60 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho salga limpio.
  11. Cuando esté hecho, sacamos del horno y dejamos atemperar unos 10 minutos dentro del molde. Después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
  12. Para preparar la cobertura, ponemos el queso crema en el bol de la batidora de varillas y batimos un par de minutos. Disolvemos el azúcar en la leche, lo añadimos al queso y batimos de nuevo hasta integrar.
  13. Cuando el bizcocho esté frío por completo, vertemos por encima la cobertura y terminamos decorando con unas nueces enteras.



Bundt cake de espinacas y nueces


Una vez cubierto, este bizcocho debe conservarse en la nevera, tapado, pues esta crema de queso no se lleva muy bien con los calores que nos han vuelto estos dias y puede agriarse.

Y de esta manera tan dulce podremos conseguir que tanto niños como adultos a los que no les gusten demasiado las espinacas puedan introducirlas así en su dieta.




Espero que os animéis a probarlo!
Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...