Bundt cake de dulce de leche (y salsa de toffee)

lunes, 12 de octubre de 2015

Bundt cake de dulce de leche (y salsa de toffee)


Visualizad esta imagen: una tarde lluviosa de otoño, frío en la calle, estáis en casa horneando y un delicioso olor llena la casa entera. El bizcocho está a punto de terminar de hacerse; cuando lo sacáis del horno no sois capaces de esperar a que se enfríe por completo y cortáis un pedazo para tomar en el momento, con el correspondiente vaso de leche. Es tierno, dulce y absorbe toooodo el líquido del vaso. ¿Podéis imaginároslo?



Bundt cake de dulce de leche (y salsa de toffee)


Supongo que sí. Es una imagen perfecta, verdad? Bueno, CASI perfecta. La perfección completa sería si además tuviéramos preparada una salsa de toffee casero y antes de cortar el bizcocho la vertiéramos por encima... ESO sí que sería PERFECTO!


Bundt cake de dulce de leche (y salsa de toffee)


Pues precisamente esa imagen perfecta fue la que visualicé el otro día, y ya sabéis lo que tardo yo en hacer realidad este tipo de visiones. Nada. Sobre todo después de recibir la Degustabox de septiembre y ver que dentro venía un bote de dulce de leche que me ponía ojitos desde dentro de la caja...




Bundt cake de dulce de leche (y salsa de toffee)


Como os decía, un bizcocho como éste, denso y dulce, es ideal para las tardes de otoño, acompañando a un café, o para un desayuno reposado, de esos que tomas con tiempo, en fin de semana, disfrutándolo y saboreándolo con calma. Y además no tiene ninguna complicación, es una receta muy sencilla apta para cualquier nivel.


Bundt cake de dulce de leche (y salsa de toffee)



Bundt cake de dulce de leche con salsa de toffee

(Receta de Montes Ortiz. Para un molde pequeño de bundt de 6 tazas)


Ingredientes:



  • 225 gr. de azúcar moreno
  • 130 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 3 huevos
  • 260 gr. de harina de trigo
  • 200 gr. de dulce de leche
  • 1 y 1/2 cucharaditas de levadura química en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Para la salsa de toffee:
    • 75 gr. de azúcar
    • 20 ml. de agua
    • 60 ml. de nata líquida
    • 30 gr. de mantequilla

Preparación:



  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos el molde elegido. Reservamos.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos.
  4. En el bol de la batidora, con las varillas, batimos la mantequilla hasta que blanquee.
  5. Añadimos el azúcar y batimos de nuevo hasta conseguir una crema uniforme.
  6. Incorporamos los huevos, de uno en uno, batiendo a velocidad baja. Cuando hayamos puesto los tres, subimos la velocidad y batimos unos 10 minutos hasta que monten, doblando su volumen,
  7. Añadimos el dulce de leche y batimos un par de minutos más.
  8. Incorporamos la mezcla de harina, levadura y sal, y mezclamos a mano con una espátula de goma, con movimientos envolventes, cuidando de obtener una masa homogénea sin grumos ni pegotes de harina. Puede que os cueste un poco, pues queda una masa densa, nada líquida.
  9. Vertemos la mezcla en el molde y alisamos con la espátula. Horneamos durante 45-50 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho, salga limpio.
  10. Cuando esté hecho, sacamos del horno y dejamos atemperar unos minutos dentro del molde. Después damos la vuelta sobre una rejilla, desmoldamos y dejamos enfriar completamente.
  11. Para preparar la salsa de toffee, ponemos en un cazo a fuego medio el azúcar con el agua, hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Cuando esté disuelto, subimos el fuego y lo dejamos hasta que se haya formado un caramelo, adoptando un color dorado. Para hacer caramelo NUNCA hay que remover el azúcar, simplemente dejar que se haga al fuego.
  12. Cuando esté dorado, retiramos del fuego, añadimos la nata y la mantequilla, y volvemos a poner a fuego medio. Meneamos el cazo con movimientos circulares para que se vaya fundiendo la mantequilla y mezclando la nata, hasta que obtengamos una crema untuosa y uniforme.
  13. Retiramos del fuego y vertemos en un recipiente aparte, dejando que se enfríe.
  14. Cuando el toffe esté lo suficientemente frío que ya tenga consistencia densa, vertemos sobre el bizcocho.
  15. Disfrutar.



Bundt cake de dulce de leche (y salsa de toffee)


En las fotos podéis ver que mi toffee no ha cogido demasiada consistencia: eso es porque no pude aguantar a que se enfriara y lo puse aún demasiado caliente, por lo que todavía estaba muy líquido y al poco fue absorbido por el bizcocho. Está igual de bueno pero pierde estéticamente, así que no hagáis como yo y esperad un poco más a verterlo por encima :)

Y sin más, os dejo con los dientes largos y me voy a tomarme un trocito que aún ha sobrevivido a la rapiña.

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...