Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra. Receta salada.

jueves, 28 de abril de 2016


Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra. Receta salada.


Tocaba ya una receta salada, que hay que dejar el dulce de vez en cuando, aunque sea sólo para variar un poco. Así que vamos a hacer una quiche, que no es otra cosa que una tarta, pero salada. 


Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra. Receta salada.


Como os decía, una quiche es un tarta salada. La más conocida es la quiche Lorraine, que es simplemente una mezcla de huevos batidos y nata sobre una base de masa quebrada o pasta brisa (pâte brisée), y a la que en ocasiones se le añade también panceta o bacon. No lleva nada más. Pero la quiche admite muchísimas variaciones: aunque la base es siempre una mezcla de huevos y nata, podemos incorporar los ingredientes que más nos gusten. Hoy vamos a hacerla con calabacines, bacon y queso de cabra.


Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra. Receta salada.



Para hacer la quiche yo siempre utilizo nata para cocinar (la que tiene un 18% M.G.). Ya sabéis que me encanta la leche y todos sus derivados, por eso en este tipo de recetas considero que la nata es insustituible. Hay personas que sustituyen la nata por leche evaporada, buscando una reducción de calorías. Pero la leche evaporada no es más que una leche normal que, al perder parte del líquido, aumenta por tanto su proporción de grasa. Eso hace que las recetas que preparemos con ellas quedarán más líquidas que si empleamos nata. No puede compararse ni en sabor ni en la cremosidad que aporta al resultado. Y en una quiche es muy importante conseguir una mezcla cremosa, por lo que no compensa en absoluto sustituir la nata. Además, la diferencia en calorías para esta receta va a ser mínima: vamos a utilizar 200 ml. de nata para cocinar, lo que supone un total de 320 Kcal., mientras que si utilizáramos 200 ml. de leche evaporada, las calorías que aportaría serían 280. Unas 60 Kcal. de diferencia para el total de la quiche, prácticamente irrelevante. Y sinceramente, el resultado no tiene nada que ver... Yo al menos prefiero la textura y el sabor que le da la nata, para mí es insustituible. Por supuesto hay que utilizar una de buena calidad, no quiero recordar los resultados que tuve la primera (y única) vez que se me ocurrió comprar nata de la marca blanca de esos supermercados valencianos cuya sintonía no podemos sacarnos de la cabeza... Jajaja, intenté hacer ganaché con ella y no sé qué demonios le ponen, que parecía gelatina en vez de ganaché! Compartí un video en Instagram del disgusto que me llevé y os juro que no he vuelto a cometer el mismo error! Podéis verlo aquí y reíros un rato.


Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra. Receta salada.


La quiche tiene como base una masa quebrada o patê brisée, que podemos hacer nosotros mismos en casa o comprarla ya hecha. Ésta última opción es la que yo he elegido en esta ocasión, pues es más rápida y hace que no sea necesaria ninguna planificación. Esta quiche es una receta fácil que se prepara rápidamente con ingredientes muy habituales que solemos tener siempre por casa, y que nos soluciona una cena o un plato que tengamos que llevar si vamos de visita a casa de unos amigos.


Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra. Receta salada.



Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra

(Adaptada de Jaleo en la Cocina. Para un molde de unos 23 c. de diámetro)



Ingredientes:


  • 1 lámina de masa quebrada
  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolla pequeña
  • 100 gr. de bacon en tiras
  • 200 gr. de queso de cabra
  • 2 huevos
  • 200 ml. de nata para cocinar (18% M.G. Yo he utilizado la de Central Lechera Asturiana, ya no me arriesgo, jeje)
  • Aceite de oliva, sal y pimienta

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Extendemos la masa quebrada sobre el molde y la pinchamos con un tenedor para evitar que suba en el horneado. Horneamos 10 minutos, sacamos del horno y reservamos.
  3. Lavamos bien el calabacín y cortamos1/3 del mismo en rodajas finas. El resto lo picamos fino en brunoise. Reservamos.
  4. Picamos la cebolla también en brunoise. Reservamos.
  5. Cortamos unas 6 rodajas de queso de cabra, y el resto lo cortamos en trocitos más pequeños. Reservamos.
  6. Ponemos un poco de aceite de oliva en una sartén y doramos las rodajas de calabacín. Retiramos de la sartén, ponemos un poco más de aceite en la sartén y pochamos el resto de calabacín picado junto con la cebolla. Salpimentamos.
  7. Vertemos la cebolla y el calabacín pochados en el molde, repartiéndolo bien. Añadimos el bacon bien repartido.
  8. Batimos bien los dos huevos con un poco de sal. Añadimos la nata y el queso cortado en trocitos y mezclamos bien. Vertemos esta mezcla en el molde. Colocamos encima las rodajas de calabacín y las de queso, y llevamos al horno durante 40 minutos.
  9. La quiche está deliciosa tanto caliente, recién hecha, como fría. Podéis tomarla como más os guste.



Quiche de calabacín, bacon y queso de cabra. Receta salada.


¿Os ha gustado la receta de hoy? ¿Habéis probado alguna vez a hacer una quiche en casa? Contadme qué tal!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...