Pie de manzana y fresas. Receta con Mesura, sin azúcar refinado.

lunes, 28 de noviembre de 2016




Desde que era pequeñita, me imagino que igual que mucho de vosotros, he estado viendo en las series de dibujos animados americanos esas tartas humeantes que se dejaban enfriar en el alféizar de la ventana y dejaban toda la casa llena de un olor delicioso que volvía loco al protagonista animado de turno, siendo incluso capaz de levantarlo por el aire y guiarlo volando hasta el delicioso pastel. Esos pasteles o pie de frutas consisten en una base de masa quebrada con un relleno de fruta, fresca o previamente cocinada, y cubierto por un enrejado de más masa quebrada, de forma que se convierta en un bocado crujiente por fuera y suave por dentro. 


Pie de manzana y fresas. Receta con Mesura, sin azúcar refinado.




Hace unos días recibí el último libro de Alma Obregón, que trae un montón de recetas ordenadas por estaciones del año, y hojeando la parte relativa al otoño encontré un delicioso pie de manzana y moras que enseguida me puso los dientes largos y me impulsó a encender el horno. Aunque en mi caso decidí cambiar las moras por fresas, dado que tenía unas cuantas de estas frutas de la última temporada aún en el congelador, y llamadme loca, pero me encanta la combinación de fresa y manzana, deliciosa! 😋😋😋


Pie de manzana y fresas. Receta con Mesura, sin azúcar refinado.


Este pastel es estupendo porque no es demasiado calórico. La masa quebrada es muy finita y el relleno es fruta prácticamente en su totalidad. Además, en esta ocasión he optado por hacerlo aún más ligero sustituyendo el azúcar de la receta original por Mesura. Como ya sabéis, Mesura es un endulzante natural a base de fructosa, el azúcar presente en frutas y verduras. Al endulzar cuatro veces más que el azúcar normal, podremos reducir sensiblemente la cantidad de azúcar de cualquier receta, con lo que se reducen proporcionalmente las calorías aportadas. Y todo ello sin perder sabor ni aportar ningún gusto especial. La solución perfecta!


Pie de manzana y fresas. Receta con Mesura, sin azúcar refinado.


Por supuesto este tipo de pasteles podéis hacerlos también con masa quebrada comprada, pero es una masa tan fácil de hacer y tan rápida, que no compensa en absoluto el viaje a la tienda. Ademas, ¿os habéis parado alguna vez a leer la lista de ingredientes de esa masa comprada? Ya solo con leerla se te ponen los pelos de punta! Es mucho mejor y más sano prepararla en casa, pues sólo tiene tres ingredientes de lo más común (harina, agua y mantequilla). Si aún no os habéis animado a hacerla vosotros mismos, éste es el momento!


Pie de manzana y fresas. Receta con Mesura, sin azúcar refinado.



Pie de manzana y fresas, sin azúcar refinado.


(Receta adaptada de Alma Obregón. Para un molde redondo de 24-26 cm. de diámetro)


Ingredientes:



  • Para la masa:
    • 400 gr. de harina de trigo
    • 250 gr. de mantequilla fría, cortada en cubos
    • 60 ml. de agua muy fría
  • Para el relleno:
    • 1 kg. de manzanas
    • 500 gr. de fresas
    • 45 gr. de harina
    • 30. gr. de Mesura
    • El zumo de 1 limón
    • 45 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • Para el montaje:
    • 1 yema de huevo
    • 1 cucharada de leche
    • 1 cucharadita (tsp.) de Mesura

Preparación:



  1. En un robot de cocina tipo Thermomix, o con el accesorio triturador de la batidora (aunque en este caso, dado que tiene menor tamaño, tendréis que hacerlo en dos veces) mezclamos la harina y la mantequilla (que tiene que estar muy fría) hasta que consigamos una textura arenosa. No demasiado tiempo para que no se ablande la mantequilla. Cuando la masa parezca migas de pan, añadimos el agua helada poco a poco, sin dejar de mezclarm hasta conseguir una masa compacta y no pegajosa.
  2. Separamos la masa en dos porciones iguales y formamos dos bolas. Las envolvemos en film transparente y las llevamos a la nevera un mínimo de 1 hora.
  3. Mientras la masa se refrigera preparamos el relleno. Pelamos y descorazonamos las manzanas y las cortamos en cubos de tamano mediano. Las colocamos junto con las fresas en un bol y vertemos por encima el zumo de limón, para que la manzana no se oxide, Incorporamos la harina y la Mesura y removemos para que se impregne bien. Reservamos.
  4. Cuando la masa esté lista, engrasamos ligeramente el molde con mantequilla. Con ayuda de un rodillo extendemos sobre una superficie enharinada una de las bolas de masa hasta que tenga un diámetro de unos 30 cm. La colocamos sobre el molde, ajustando bien al fondo, con cuidado de que no se rompa, y sin cortar lo que sobra por los bordes.
  5. Vertemos el relleno de fruta, colocamos la mantequilla en trocitos por encima y volvemos a llevar a la nevera mientras preparamos la tapa.
  6. En un bol batimos la yema de huevo con la leche. Reservamos.
  7. Estiramos la otra bola de masa y cortamos tiras de unos dos dedos de ancho. Sacamos el molde de la nevera y pincelamos los bordes con la mezcla de huevo y leche. Colocamos las tiras encima, trenzando de manera que quede con forma enrejada, primero todas en un sentido y luego las que se cruzan, levantando las tiras para entremezclarlas las veces que sea necesario.
  8. Presionamos bien los bordes y cortamos el exceso de masa (sin apurar demasiado por si luego la masa encoge durante el horneado). Si nos ha sobrado algo de masa, podemos recortar unas hojas con ayuda de un cortador con forma de hoja, y las colocamos por todo el borde de la tarta. Volvemos a llevar a la nevera otros 20 minutos más. 
  9. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  10. Transcurridos los 20 minutos, volvemos a pincelar toda la superficie de la tarta con la mezcla de huevo y leche, espolvoreamos la cucharadita de Mesura por toda la tarta y la llevamos al horno durante unos 60 minutos, hasta que se empiece a dorar y las manzanas se vean tiernas y comiencen a burbujear. Si durante ese tiempo vemos que los bordes comienzan a dorarse demasiado, podemos cubrir la tarta con un poco de papel de aluminio hasta terminar el horneado.
  11. Esta tarta se puede comer ya fría o aún templada acompañada de una bola de helado.



Pie de manzana y fresas. Receta con Mesura, sin azúcar refinado.


Como podéis comprobar en las fotos, yo no pude esperar a que se enfriara y me la comí aún calentita, por eso se me desmoronó un poco. Cuando se enfría por completo es más fácil que conserve su forma y que no se deshaga al trasladarla al plato. En cualquier caso, fría o caliente, es una auténtica delicia que ya me están pidiendo que repita en casa.

Espero que os haya gustado!
Besos!







Artículo patrocinado por Mesura
www.mesurarecetas.es

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...