Tarta de manzana con caramelo salado

lunes, 13 de junio de 2016

Tarta de manzana con caramelo salado


Adoro las tartas de manzana. ¿Hay algo más sencillo, más fácil y más bueno? Tengo como manía probar todas las recetas de tarta de manzana que caen en mis manos, y hasta la fecha no he probado ninguna que no me gustara. Pero tengo que confesaros que esta que os traigo hoy va a ocupar a partir de ahora uno de los puestos de honor en mi lista. Porque si una tarta de manzana tal cual está buena, imaginad si le ponemos caramelo... O aún mejor: caramelo salado!


Tarta de manzana con caramelo salado


Porque esta tarta lleva manzana caramelizada con canela. Y eso es bueno. Muy bueno. Por algo el nombre de mi blog es el que es.... Pero es que además lleva muuucho caramelo, cuyo sabor acentuamos aun más con un punto de sal. Y si eso fuera poco, la base no es una masa quebrada normal, sino que es una masa con una elaboración especial, que seguro os sorprenderá.



Tarta de manzana con caramelo salado


Seguro que si os hablo de una base para tartas enseguida pensáis en mantequilla fría cortada en cubitos y trabajada a mano lo justo con la harina y el azúcar para que no se caliente, y que hay que dejar reposar un tiempo en la nevera para que coja consistencia. Pues no. Esta masa que hoy vamos a hacer es totalmente lo contrario. Vamos a hacer hervir la mantequilla con agua para luego mezclarla con la harina. ¿Parece complicado? ¡Pues no lo es en absoluto! Es muy fácil, y el resultado es una masa muy suave, manejable y maleable, que nos resultará muy sencilla de repartir por el molde y una vez horneada que crujiente y con un intenso sabor a mantequilla. Estoy segura de que os va a encantar y la utilizaréis más de una vez! Se trata de una masa francesa de tarta, cuya receta original podéis ver en el blog de David Lebovitz, chef y escritor de referencia mundial, y que podéis guardar como receta de cabecera.


Tarta de manzana con caramelo salado


Tanto para elaborar el caramelo como la base y el relleno he podido probar los nuevos tipos de azúcar de Sidul. ¡Es increíble la variedad que tienen! ¿Sabéis que hay un azúcar amarillo que va genial para preparar caipirinhas? Y también tienen un azúcar especial para hacer mermeladas, con pectina y ácido cítrico que las hace más homogéneas. También tienen un azúcar más ligero, mezcla de azúcar blanco y sucralosa, que hace que las elaboraciones sean menos calóricas. En esta receta he empleado azúcar blanco normal para la base de galleta y azúcar moreno de caña integral, que es estupendo para la elaboración del caramelo y para caramelizar las manzanas, pues tiene un sabor más intenso. 


Tarta de manzana con caramelo salado



Tarta de manzana con caramelo salado

(Adaptada de Flourishing Foodie. Para un molde desmontable rectangular de 35X11 cm.)

Ingredientes:



  • Para la salsa de caramelo:
    • 240 gr. de azúcar moreno de caña integral Sidul
    • 125 ml. de nata líquida para montar (mín. 35% M.G.)
    • 60 gr. de mantequilla
    • Una pizca de sal
    • 1 cucharadita (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad
  • Para la masa de la base:
    • 95 gr. de mantequilla
    • 1 cucharada (Tbsp.) de aceite de girasol
    • 3 cucharadas (Tbsp.) de agua
    • 1 cucharada (Tbsp.) de azúcar blanco Sidul
    • 1/8 cucharadita (tsp.) de sal
    • 190 gr. de harina normal
  • Para el relleno de manzana:
    • 3 manzanas medianas-grandes, peladas y cortadas en rodajas (yo he utilizado de la variedad Golden porque son más dulces, pero si os gustán más ácidas podéis utilizar del tipo Granny Smith) 
    • 15 gr. de mantequilla
    • 60 gr. de azúcar moreno de caña
    • 1/4 cucharadita (tsp.) de fécula de maiz (Maicena)
    • 1/2 cucharadita (tsp.) de canela en polvo
    • Sal en escamas (para espolvorear)

Preparación:



  1. Primero vamos a preparar la salsa de caramelo. Ponemos el azúcar moreno, la vainilla, la nata, la mantequilla y la sala en un caso a fuego medio y llevamos a ebullición. Cundo comience a hervir, dejamos que cueza unos minutos, removiendo continuamente, hasta que alcance la consistencia de un jarabe. Retiramos del fuego y dejamos atemperar. Si queremos que enfríe más rápido podemos verterlo en otro recipiente y llevarlo a la nevera.
  2. Para preparar la masa de la base precaentamos el horno a 210º, calor arriba y abajo sin ventilador. En un recipiente apto para horno ponemos la mantequilla, el aceite, el agua, el azúcar y la sal. Lo mezclamos todo y lo llevamos al horno durante 15 minutos. Mientras tamizamos la harina y la reservamos. Transcurrido el tiempo hay que tener cuidado al sacarlo del horno porque se pueden formar burbujas que explotan, así que mejor si utilizáis guantes.
  3. Vertemos la harina sobre la mezcla de mantequilla caliente y removemos todo con una cuchara de madera hasta conseguir una bola homogénea y sin grumos, que se despegue por completo del recipiente. 
  4. Esperamos que se enfríe lo suficiente para poder manipularla y la extendemos con los dedos por la base del molde y dejando que suba por los bordes, presionando bien para que quede toda la superficie igualada y lisa. Pinchamos toda la superficie con un tenefor formando agujeritos para evitar que la masa suba durante el horneado, y llevamos al horno durante 15 minutos.
  5. Transcurrido el tiempo sacamos el molde del horno y dejamos atemperar. Bajamos la temperatura del horno a 180º.
  6. Mientras la base se enfría preparamos el relleno de manzana caramelizada: pelamos y cortamos las manzanas en rodajas, y las ponemos en una sartén con la mantequilla a fuego medio hasta que comiencen a ablandarse. 
  7. En un bol mezclamos el azúcar moreno, la canela y la maicena y lo vertemos en la sartén sobre las manzanas. Continuamos cocinando todo unos minutos más, removiendo bien. 
  8. Cubrimos las base de la tarta con un capa generosa de la salsa de caramelo. Sobre ella vamos colocando las rodajas de manzana hasta cubrir toda la superficie. y añadimos más caramelo sobre ellas. Terminamos espolvoreando un poco de escamas de sal por encima de todo.
  9. Llevamos de nuevo la tarta al horno durante 20 minutos más. Una vez transcurrido el tiempo, sacamos del horno y dejamos que la tarta se atempere. Está más buena si la comemos templada, así que si se enfría demasiado podéis calentarla unos segundos en el microondas.



Tarta de manzana con caramelo salado


Os puesto asegurar que es una verdadera delicia. La masa de la base ha sido todo un descubrimiento, y la tarta en sí ha tenido un enorme éxito entre el jurado de mi casa (léase mi marido, que normalmente ya sabéis que es bastante reacio a probar lo dulce...)

Estoy deseando que probéis a hacerla y me contéis qué tal. Estoy segura de que no os defraudará!

Besos!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...