Tutorial: tabla de conversión de medidas

martes, 4 de febrero de 2014


Uno de los primeros inconvenientes cuando entras en el mundo de la repostería anglosajona es que topas directamente con un sistema de medidas totalmente diferente del nuestro. En las recetas españolas se suelen indicar los ingredientes con las medidas características del Sistema Métrico Decimal: en gramos para los sólidos y en litros para los líquidos. Unas medidas estándar que se pueden conseguir fácilmente de forma exacta simplemente teniendo una buena báscula. Sin embargo, de sobras es sabido que los anglosajones se precian de poseer su propio sistema de medición al margen del que tiene el resto del mundo, por lo que cuando leemos una receta británica o americana los ingredientes vienen especificados en "tazas" (cups), "cucharas" (tablespoon), "cucharitas" (teaspoon)...

(No hay que confundir estas tazas o cucharas con la mala costumbre que tenían nuestras abuelas de apuntarse la receta indicando medidas como "una taza de arroz" o "un vaso de leche", puesto que estas medidas eran, la mayoría de las veces, totalmente subjetivas y dependientes del tamaño de la taza o vaso en cuestión, y que podía variar mucho de una casa a otra).



Las medidas anglosajonas en tazas y cucharas se supone que no son subjetivas sino que está estandarizadas. Sin embargo, en cuanto ahondamos un poco en la materia vemos que ni siquiera estas medidas de tazas o cucharas tienen unos valores determinados, sino que varían muchas veces de manera considerable, dependiendo de si se trata de tazas o cucharas americanas, británicas o incluso canadienses o australianas. La diferencia en muchos casos es bastante significativa, por lo que a veces hay que prestar atención al origen de la receta para saber cuál es la medida real que hay que tener en cuenta. Incluso dentro de las medidas americanas, las tazas tienen una capacidad diferente dependiendo de si son oficiales (240 ml.) o domésticas (237 ml.).

En cualquier caso, si estamos decididos a probar recetas anglosajonas, es conveniente que lo primero que hagamos sea hacernos con un buen juego de tazas y cucharas. Los venden de todos lo materiales y colores, desde cerámica hasta plástico. Lo único que tenemos que tener en cuenta es que sean las medidas estándar (que, por ejemplo, para las tazas domésticas son 237 ml. y para las cucharas y cucharitas 15 ml. y 5 ml., respectivamente). En IKEA venden un juego de cucharas (que por cierto yo compré) pero que no os aconsejo que lo compréis porque son unas medidas muy raras y que no me han servido nunca para nada.
Cucharas medidoras de IKEA: medidas NO estándar

A continuación os incluyo un cuadro con un resumen de las correlaciones más comunes entre medidas anglosajonas y sus equivalentes en el Sistema Métrico Decimal. Por supuesto, es imposible abarcar todo, porque muchas veces nos surgirá la duda de, por ejemplo, cuántos gramos son una taza de M&M... Hay cosas que sólo podremos saber con la práctica. Y como aconseja Bea en uno de sus prácticos post, cuando hagamos una receta que venga en tazas o cucharas, es muy recomendable pesar ese ingrediente una vez medido, y anotar ese peso en la misma receta para futuros usos.


Podéis imprimir esta tabla para tenerla junto a vuestros libros de recetas, o guardarla en vuestro ordenador. Espero que os resulte útil!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...