Tarta de nata y fresas, y receta de bizcocho básico de vainilla.

jueves, 9 de mayo de 2013


Llevo unos días infernales, no paro un momento. Resulta complicado compaginar el trabajo fuera de casa, con las tareas de casa, las niñas, y encima esta semana a esto se le añade la preparación de dos tartas y unas galletas de comunión.

La receta de hoy en realidad es la tarta que preparé el domingo pasado para el día de la Madre, y que llevamos a casa de mis suegros, que nos invitaron a comer. Pero me ha sido imposible subirla antes, e incluso ahora estoy escribiendo la entrada a horas intempestivas, cuando lo más sensato sería irme (por fin) a dormir un rato. Pero me queman las manos y no puedo debo esperar más! :-)


Esta tarta es muy sencillita, y además queda muy vistosa. La base es un bizcocho de vanilla básico, que utilizo mucho para tartas de fondant, porque aguanta muy bien el peso de éste pero no queda en absoluto demasiado compacto. Además, su sabor es riquísimo, y combina fenomenal con la nata y las fresas frescas.




Bizcocho básico de vainilla

(Para un molde de 15 cm. de diámetro)


Ingredientes:


  • 240 gr. de azúcar moreno (yo esta vez no tenía y utilicé azúcar normal, pero me gusta más con azúcar moreno)
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 huevos L
  • 220 gr. de harina de repostería (no bizcochona)
  • 2 cucharaditas (tsp) de levadura en polvo
  • 1/2 taza de nata líquida (mín. 35% materia grasa). Si no teneis, podeis sustituirla por leche entera.
  • 1/4 cucharadita (tsp) de sal.
  • 2 cucharadas (Tbsp) de vainilla en pasta (podeis sustituirlo por extracto de vainilla, aunque para mí la pasta de vainilla en este bizcocho le da un sabor y un aroma insustituibles).

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos nuestro molde y lo forramos de papel de hornear, para facilitar después el desmoldado.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos.
  4. En el bol de la batidora, batimos la mantequilla con el azúcar hasta lograr una crema.
  5. Incorporamos los huevos, ligeramente batidos, de uno en uno, no incorporando el segundo hasta que el primero esté completamente integrado.
  6. Añadimos la vainilla en pasta y la nata, y batimos hasta que esté todo integrado.
  7. Incorporamos la mezcla de harina levadura y sal y batimos unos segundos a velocidad lo más baja posible, lo justo hasta que esté todo integrado, cuidando de no sobrebatir. Terminamos de envolver con la espátula.
  8. Volcamos la mezcla en el molde y llevamos al horno aproximadamente una hora, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro éste salga limpio.
  9. Transcurrido el tiempo, sacamos del horno, dejamos atemperar un par de minutos dentro del molde, y después lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.



La nata que utilicé para rellenar esta tarta es nata de montar normal, con 35% de materia grasa. Pero para conseguir que aguantara perfectamente sin bajarse le añadí una cucharadita de cremor tártaro en el momento de batirla. El cremor tártaro actúa como estabilizante, evitando que la nata se baje con el tiempo. Desde que la hice hasta que la comimos pasaron más de cuatro horas, y la nata seguía perfecta.

Animaros a prepararla, porque es sencilla, fácil y muy rica!
Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...