Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso

lunes, 28 de marzo de 2016

Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso


Una de las cosas más gratificantes de la repostería, al menos para mí, son las masas levadas. Me parece cosa de magia el momento en que, durante el amasado, la mantequilla se integra completamente y pasamos de tener un conjunto grumoso de ingredientes a una maravillosa, aromática y elástica masa.



Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso


Imagino que, como la mayoría, mi primera toma de contacto con este tipo de elaboraciones fue con el Roscón de Reyes, que no deja de ser una masa abriochada. Y cuando pruebas esa magia que os cuento te queda un gusanillo dentro que hace que quieras probar otras nuevas recetas. Para seguir sintiendo ese momento maravilloso. Por favor, decidme que a vosotros también os pasa y no soy yo la única tarada que se pirra por este tipo de masas...


Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso


Otra de las ventajas de la masa de brioche es su versatilidad. Hace poco os conté en el blog de Megasilvita cómo hacer el perfecto brioche francés. Un bollo perfecto por sí mismo, sin más acompañamientos ni coberturas o rellenos. Pero si a algo que ya es bueno en sí le añadimos chocolate, seguro que el resultado no puede ser nada malo.


Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso


Pues venga, vamos a ir sacando el bote de Nutella, que lo vamos a necesitar para rellenar unos pequeños brioches con los que vuestra familia os va a hacer la ola. Veréis que no son complicados en absoluto, los tiempos de levado no son largos, y si nos planificamos bien en muy poco tiempo podemos tener un desayuno o una merienda estupendos.


Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso



Brioche enrollado relleno de Nutella

(Receta adaptada del libro Repostería, de Xavier Barriga. Para unas 9-10 unidades)



Ingredientes:



  • 500 gr. de harina de fuerza (yo he utilizado de la marca Harimsa, que tiene un 13% de proteína)
  • 10 gr. de sal
  • 100 gr. de azúcar
  • 150 gr. de huevo (aproximadamente 3 unidades)
  • 100 gr. de mantequilla fría, de la nevera
  • 120-130 ml. de agua (aproximadamente, la cantidad exacta dependerá del tipo de harina y su grado de fuerza. Es mejor empezar poniendo la cantidad menor y añadir más en caso de que sea necesario)
  • 40 gr. de levadura fresca (o 13,3 gr. de levadura seca de panadero. IMPORTANTE: no confundir con levadura química o impulsor tipo Royal)
  • Ralladura de 1/2 limón
  • Ralladura de 1/2 naranja
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo (opcional)
  • Nutella para rellenar
  • Huevo batido para pintar las piezas.

Preparación:



  1. Cortamos la mantequilla en dados y volvemos a guardarla en la nevera para que se mantenga fría.
  2. Ponemos todos los ingredientes (menos la mantequilla y la levadura) en el bol de la amasadora con el accesorio gancho. Reservamos también unos 30 gr. de agua. Amasamos a velocidad baja hasta conseguir una masa homogénea.
  3. Sin parar la máquina vamos agregando la mantequilla poco a poco. Cuando la mantequilla se haya integrado por completo, añadimos la levadura bien desmigada y el agua restante.
  4. Continuamos amasando a velocidad baja hasta que la levadura se incorpore totalmente y consigamos que la masa adquiera una consistencia elástica y suave, y se despegue de las paredes del bol. Cuando veamos que ha llegado a ese punto, podemos hacer la "prueba de la membrana": si cogemos un poco de masa y la estiramos con cuidado entre los dedos, debemos ver cómo se forma sin romperse una membrana muy fina. Conseguirlo implica un amasado largo, de unos diez minutos.
  5. Cuando la masa esté lista, la dividimos en piezas de unos 80 gr. cada una y les damos forma de bola. Las colocamos en una fuente o plato engrasado, las tapamos con un paño limpio y las llevamos a la nevera durante 30 minutos.
  6. Transcurrido ese tiempo, engrasamos un poco la superficie de trabajo y con ayuda de un rodillo estiramos cada una de las piezas, según se ve en las fotografías de abajo.
  7. Colocamos una cucharada de Nutella en la parte superior de la pieza estirada. Con un cuchillo realizamos cuatro cortes en la parte inferior de la pieza. Enrollamos la parte superior sobre la Nutella y continuamos enrollando sobre la parte con los cortes, hasta formar un rulo.
  8. Colocamos los rulos en una bandeja de horno sobre la que habremos colocado un papel de horno, separados entre sí para que no se peguen cuando vuelvan a aumentar de tamaño en la siguiente fermentación. Las pintamos con huevo batido y las dejamos fermentar durante 90 minutos o hasta que doblen el volumen (el tiempo exacto dependerá de la temperatura del lugar donde las pongáis).
  9. Cuando alcancen el volumen deseado, volvemos a pintarlas de nuevo con un poco más de huevo, y las llevamos al horno precalentado a 220º. Las horneamos durante unos 10-12 minutos, hasta que veamos que comienzan a ponerse bien doradas.
  10. Cuando estén hechas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.


Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso
La masa una vez salida de la nevera.
Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso
Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso


Brioche enrollado relleno de Nutella. Receta paso a paso


De verdad, son tan fáciles de hacer y están tan buenos que en mi casa se han convertido en imprescindibles, y mis hijas me piden que los haga los fines de semana para tener lista la merienda de toda la semana y darles envidia a sus compañeros de cole, jajaja.

¿Os apetece darle un mordisco a uno de estos pequeñines? Pues id preparando los ingredientes que en nada los tenéis listos!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...