Cupcakes de cacahuetes con miel

jueves, 30 de enero de 2014


Me he dado cuenta de que tengo el apartado de cupcakes de mi blog un poco abandonado. Últimamente me apetece probar muchas recetas nuevas, variadas, y es verdad que los cupcakes han dejado de tener el protagonismo que tenían en un principio.


Pero es que hace tiempo que quería probar a hacer estos cupcakes. De hecho, compré una lata de esos deliciosos cacahuetes fritos con miel antes de Navidad, con la intención de hacerlos, y todo este tiempo, cada vez que abría la alacena, esa lata me miraba a los ojos. Resultado: a día de hoy quedaba más o menos la mitad de la lata. O sea, que tenía dos opciones: o me terminaba los cacahuetes, o preparaba los cupcakes de una vez. Bueno, obviamente al menos esta vez ganaron los cupcakes...


El caso es que mi gusto por estos cacahuetes es peculiar. No me gusta nada, nada, pero nada de nada, la miel. Siendo aún bebé, mi madre intentó "enriquecerme" el biberón con un poco de miel, y lo escupí todo. Y hasta ahora. No puedo ni olerla. Sin embargo, aunque el sabor a miel de estos cacahuetes es bastante sutil, esta ahí y lo percibo, pero a pesar de ello, inexplicablemente, me encantan, (prueba de ello es la constante pérdida de contenido de la lata). Así que he intentado reproducirlo en forma de cupcake, a ver qué tal.


Cupcakes de cacahuetes con miel


Ingredientes:

(Para 12 cupcakes)

  • 180 gr. de azúcar
  • 1 huevo y 1 yema
  • 90 ml. de aceite de girasol
  • 90 ml. de butermilk (si no lo tenéis, se puede hacer casero, añadiendo una cucharadita de vinagre a 90 ml. de leche)
  • 1 taza de harina
  • 1 cucharadita (tsp.) de levadura en polvo
  • 2 cucharadas grandes de miel
  • 150 gr. de cacahuetes fritos con miel

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Colocamos las cápsulas elegidas en la bandeja para cupcakes. Reservamos.
  3. Ponemos la leche en un vaso y le añadimos el vinagre. Dejamos reposar.
  4. Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos.
  5. Ponemos los cacahuetes entre dos servilletas de papel y pasamos el rodillo por encima, presionando, hasta que consigamos trocearlos pero sin reducirlos a polvo.
  6. Ponemos el huevo y la otra yema junto con el azúcar en el bol de la batidora. Batimos a velocidad alta hasta que blanquee y doble de volumen.
  7. Añadimos el aceite y batimos de nuevo hasta integrar.
  8. Incorporamos el buttermilk casero y la mezcla de harina y levadura tamizadas, y removemos suavemente con una espátula de goma hasta que esté todo bien integrado.
  9. Por último, añadimos los cacahuetes troceados y mezclamos bien con la espátula.
  10. Vertemos la mezcla en las cápsulas, cuidando de no rellenarlas en más de 2/3 de su capacidad. Metemos al horno durante 17-20 minutos, o hasta que al pincharlas con un palillo, éste salga limpio.
  11. Una vez hechos, los sacamos del horno y dejamos atemperar unos minutos dentro del molde. Después los sacamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Buttercream de cacahuete:


  1. 200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  2. 200 gr. de azúcar glas o icing sugar
  3. 3 cucharadas muy generosas de mantequilla de cacahuete
  4. 2 cucharadas grandes de miel
  5. Cacahuetes troceados para decorar
  6. Batimos la mantequilla hasta que esté cremosa, y le incorporamos el icing sugar. Tapamos la batidora con un trapo húmedo o paño de cocina para evitar el "efecto niebla", y batimos, primero a velocidad baja, y poco a poco vamos subiendo la velocidad. Cuando empezamos a oir un "plop, plop, plop", podemos quitar el trapo, y batiremos a velocidad máxima durante al menos cinco minutos.
  7. Incorporamos la mantequilla de cacahuete y batimos un par de minutos más.
  8. Metemos la crema en una manga pastelera y decoramos al gusto.
  9. Como yo he utilizado miel ecológica, que nos trajo una compañera de mi marido directamente de las colmenas de su padre, he necesitado calentarla unos segundos en el microondas para hacerla más fluida. Si tenéis miel comprada este paso no será necesario. Con ayuda de una cuchara la vertemos sobre la buttercream, y terminamos poniendo unos cuantos cacahuetes troceados sobre los cupcakes.  

Yo no le he puesto demasiada miel por encima por las razones arriba explicadas, pero como eso va en gustos, si a vosotros os gusta más que a mí, no tenéis más que ser algo más generosos en este punto.

Espero que os guste la receta de hoy!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...