Bizcocho de nata montada sin lactosa

jueves, 10 de abril de 2014


Me he dado cuenta de que hacía mucho tiempo que no preparaba un bundt. Y eso no puede ser, porque me encantan. Son ideales para el desayuno o la merienda. Puedes cortar una loncha finita en un momento de debilidad para calmar un antojo súbito de dulce sin excesivos remordimientos (siempre y cuando no vuelvas a cortar otra loncha finita, y otra, y otra....)


Además, hace poco desde Kaiku tuvieron el detalle de enviarme varios envases de nata para montar sin lactosa. Que, por cierto, debo decir que no se nota ninguna diferencia con respecto a la nata normal y encima, al tener un 38% de materia grasa, monta divinamente.


Llevaba tiempo queriendo probar a hacer un bizcocho incluyendo la nata montada, en vez de líquida, y como ya sabéis que en mi entorno hay varios alérgicos, intolerantes o personas con algún tipo de susceptibilidad alimentaria, he aprovechado este aumento de mi stock de nata para montar y he empleado parte para conseguir este delicioso bundt sin lactosa, apto para los intolerantes (a la lactosa, lógicamente, jaja) de mi familia.


En este caso la intolerante a la lactosa de mi familia es mi amiga Ana, que toda la vida ha tomado leche, queso y yogures sin ningún problema, pero cuyo organismo desde hace un tiempo ha comenzado a disminuir la producción de lactasa, enzima que posibilita la digestión de la lactosa (que es el azúcar presente en los lácteos). Por tanto, a bajos niveles de lactasa, mayor dificultad para digerir la lactosa, lo que provoca la aparición de molestias y síntomas varios tras tomar cualquier tipo de lácteo (náuseas, dolor abdominal...).

Ser intolerante a la lactosa no es una enfermedad grave, pero sí que es bastante molesto sufrir las consecuencias de la incapacidad para digerir la lactosa, así que muchas veces intento preparar recetas sin lactosa para que Ana pueda probarlas.


Por supuesto, esta receta de bundt se puede hacer también con ingredientes normales: con nata para montar normal, e incluso podéis sustituir el aceite por mantequilla, si os gusta más el sabor que ésta aporta. Pero con los ingredientes que se indican tal cual, el resultado es delicioso. 



Bizcocho de nata montada (sin lactosa)

(Receta de Montes Ortiz. Cantidades para un molde pequeño de bundt, de 6 tazas)


Ingredientes:



  • 220 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 90 ml. de aceite de girasol
  • 1 cucharadita (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla.
  • 200 ml. de nata para montar
  • 220 gr. de harina
  • 1 y 3/4 cucharaditas (tsp.) de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal

Preparación:



  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos el molde elegido. Reservamos.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos.
  4. Montamos la nata, para lo cual es necesario que esté muy fría (yo suelo meter unos minutos antes en el congelador tanto el brick de nata como el bol donde voy a montarla). Reservamos.
  5. En el bol de la batidora, ponemos el azúcar con los huevos, y batimos a velocidad media-alta hasta que aumente de volumen (unos 5 minutos). Agregamos el aceite y la vainilla, y batimos de nuevo a velocidad alta hasta que tenga una textura suave.
  6. Añadimos la nata montada y mezclamos cuidadosamente con una espátula, hasta que esté todo perfectamente integrado.
  7. Añadimos la harina y levadura previamente tamizadas, y la sal, y mezclamos de nuevo con ayuda de la espátula, con movimientos envolventes, hasta que esté totalmente integrado.
  8. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante unos 45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho, salga limpio.
  9. Si vemos que durante la cocción el bizcocho se está tostando demasiado, podemos cubrirlo con papel de aluminio y continuar con el horneado (siempre que hayan transcurrido al menos 20 minutos desde que lo metimos al horno, pues si abrimos el horno antes de ese tiempo lo más probable es que interrumpamos la cocción inicial y provoquemos que se nos baje el bizcocho y no crezca correctamente).
  10. Cuando esté hecho, sacamos del horno y dejamos atemperar dentro del molde unos 10-15 minutos. Después damos la vuelta, desmoldándolo sobre una rejilla, y dejamos enfriar por completo.

Glaseado sin lactosa



  1. Para preparar el glaseado necesitaremos sólo 4 cucharadas colmadas de azúcar glas o icing sugar, y dos o tres cucharadas de nata sin lactosa. 
  2. Tamizamos el azúcar para evitar los grumos, y añadimos la nata, mezclando bien ambos ingredientes hasta obtener una consistencia cremosa. Si queremos que quede algo más líquido podemos añadir más nata, al gusto.
  3. Cuando el bizcocho esté frío por completo, vertemos el glaseado sobre él, y listo para servir!




El incorporar la nata montada hace que el bizcocho quede blandito y esponjoso, pues le estamos metiendo un cantidad extra de aire a la masa. Es uno de los bizcochos más ricos que he hecho, ideal para comer tal cual o para mojar en un buen tazón de leche (sin lactosa), que es siempre mi opción favorita!

Espero que os guste!
Montes


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...