Pan dulce con mermelada de higos y nueces. Receta paso a paso.

lunes, 21 de noviembre de 2016



Hacía mucho tiempo que no me ponía con una masa levada. Me gustan mucho los postres sencillos, como los bizcochos, en los que sólo hay que mezclar y hornear. Fácil y rápido. Con las masas levadas, por el contrario, hay que tener en cuenta los tiempos. No sólo hay que contar con el tiempo de amasado. Hay que esperar el levado, ver cómo la masa va creciendo, llenándose de aromas... Es un proceso que me encanta y que me gustaría poder disfrutar más a menudo, pero que, desgraciadamente no siempre me es posible. Pero es cierto que si se tiene ocasión no hay nada como la satisfacción de disfrutar de un bollo dulce hecho por uno mismo. Como este pan dulce con mermelada de higos y nueces, todo un descubrimiento.


Pan dulce con mermelada de higos y nueces



Ahora que dentro de poco van a llegar las vacaciones de Navidad (para aquellos afortunados que puedan disfrutar de unos días libres en esas fechas) es la época ideal para probar recetas como ésta. Recetas que se disfrutan en todas sus fases, y sobre todo que se disfrutan después compartiéndolas sintiéndonos orgullosos por haber podido hacerlas nosotros mismos. 


Pan dulce con mermelada de higos y nueces


En este caso he preparado este pan con la mermelada de higos de temporada que venía este mes en la Degustabox, pero podemos elegir cualquier otro relleno (crema de chocolate, canela, frutos secos, pasas...) o simplemente hacerlo solo, para poder disfrutar de las mejores rebanadas tostadas del mundo en el desayuno.


Pan dulce con mermelada de higos y nueces

Pan dulce con mermelada de higos y nueces



Pan dulce con mermelada de higos y nueces

(Receta adaptada de Directo al Paladar)



Ingredientes:


  • 420 gr. de harina de fuerza
  • 50 gr. de azúcar
  • 15 gr. de levadura fresca
  • 1/4 cucharadita (tsp.) de sal
  • Ralladura de 1 naranja
  • 3 huevos L
  • 30 gr. de mantequilla pomada
  • 125 ml. de leche entera
  • 20 ml. de agua
  • Mermelada de higos
  • Nueces troceadas
  • Azúcar perlado

Preparación:



  1. En el bol de la amasadora, ponemos la harina junto con el azúcar, la sal y la levadura desmenuzada. Añadimos la leche y los huevos ligeramente batidos. Amasamos unos minutos hasta que todos los ingredientes formen una masa cohesionada. Añadimos el agua poco a poco, sin parar la amasadora. Podría ser necesario incluso añadir un poco más de agua, dependiendo de la cantidad de proteína de la harina utilizada, pero es mejor poner la cantidad indicada y sólo añadir más de ser necesario. Continuamos el amasado unos 4-5 minutos más.
  2. Sin parar de amasar añadimos la mantequilla y continuamos amasando al menos unos 10 minutos más, hasta conseguir una masa elástica y lisa.
  3. Formamos una bola con la masa, la colocamos en un bol ligeramente engrasado, cerramos con film transparente el bol y cubrimos con un paño. Dejamos levar en un lugar templado y libre de corrientes durante unas dos horas, hasta que doble su volumen.
  4. Una vez que doble el volumen, sacamos del bol y desgasificamos amasando un poco a mano. Estiramos la masa con un rodillo hasta conseguir una forma rectangular. Pincelamos toda la superficie con la mermelada (cuidado con pasarnos con la cantidad o luego se nos saldrá todo),  y enrollamos. 
  5. Cortamos el rollo por la mitad, desde uno de los extremos de rollo pero sin llegar al otro, y vamos cruzando los dos brazos resultantes, uno sobre otro, formando una trenza, con cuidado de que no se salga demasiado la mermelada del interior.
  6. Colocamos la trenza en el interior de un molde para masas ligeramente engrasado con mantequilla como he hecho yo, o simplemente la ponemos sobre una bandeja de horno cubierta con un papel de hornear. Cubrimos de nuevo con film transparente y con un paño y volvemos a dejar levar hasta que vuelva a doblar de tamaño (aproximadamente una hora más, dependiendo de la temperatura ambiente).
  7. Cuando haya doblado el tamaño, esparcimos nueces picadas generosamente por toda la superficie, añadimos azúcar perlado, y llevamos al horno precalentado a 180º durante 40 minutos. Si durante ese tiempo veis que comienza a tostarse demasiado, podéis cubrirlo con un poco de papel de aluminio hasta finalizar el horneado.
  8. Cuando esté hecho, dejamos atemperar unos minutos, desmoldamos con cuidado aún en caliente y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla antes de cortarlo.


Pan dulce con mermelada de higos y nueces


Es un pan tierno y esponjoso, no demasiado dulce, perfecto para tomar solo o acompañando el desayuno o la merienda. No es nada difícil, al contrario. Es muy fácil, tan sólo requiere un poco de planificación, al igual que cualquier masa levada.

Estoy deseando que os animéis a probarlo, estoy segura de que os va a encantar, igual que nos ha encantado a nosotros!

Besos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...