Mousse de Tiramisú. Receta rápida muy fácil.

lunes, 17 de abril de 2017





Dicen que no hay mal que mil años dure, ni que el chocolate no cure. Eso dicen. Pues va a ser que esta semana voy a necesitar chocolate por quintales. Toneladas. No se puede decir que estos últimos días hayan sido los mejores de mi vida. Así que no viene mal recurrir a uno de mis postres favoritos, el tiramisú, pero en formato mousse, rápida y fácil de hacer.


Mousse de Tiramisú. Receta rápida muy fácil.


Estos días pasados han sido de esos en los que te das cuenta de que muchas veces nos molestamos, nos enfadamos, nos preocupamos por cosas que no tienen importancia. Luego la vida se encarga de aclararnos las cosas. De darnos un toquecito en el hombro y decirnos: "Ojito, que no tienes motivos para quejarte". Y es totalmente cierto. La mayoría de las veces nuestras preocupaciones no sobreviven a la noche, y aún así no podemos dejar de tenerlas. Supongo que es algo inevitable característico de la condición humana, pero en mi proceso de maduración personal me he propuesto aprender a valorar más lo que tengo, vivir más el momento y disfrutar de las pequeñas cosas que son las que, definitivamente, conforman eso tan efímero como es la felicidad.


Mousse de Tiramisú. Receta rápida muy fácil.


Y unas de esas pequeñas cosas, perfectas para disfrutar solo o en compañía de las personas que queremos, son estos vasitos de mousse de tiramisú, con los que cucharada a cucharada podemos captar un poquito de esa felicidad de la que os hablaba, y hacerla así un poco menos intangible. Son tan sencillos de preparar que no nos dará ninguna pereza, y se pueden dejar listos con anterioridad para tomarlos de postre en una comida o cena con familia o amigos. Para hacerlos he utilizado el nuevo café espresso soluble Azera que venía en la Degustabox de este mes, que tiene un sabor intenso y perfecto para este postre, aunque podéis utilizar cualquier café soluble que tengáis en casa.

Mousse de Tiramisú. Receta rápida muy fácil.


Mousse de Tiramisú

(Receta adaptada de Crazy for crust. Cantidades para tres vasos grandes -200 ml. - o seis vasitos pequeños)

Ingredientes:


  • 250 gr. de queso mascarpone
  • 1 cucharadita y media de café instantáneo (yo he usado el nuevo café Azera Espresso Intenso de Nescafé, que venía en la Degustabox)
  • 60 ml. de agua caliente
  • 1 chorrito de licor Amaretto
  • 240 ml. de nata para montar (mín. 35% M.G.)
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro (opcional, sirve como estabilizante de la nata y evita que se baje una vez montada)
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad.
  • Cacao en polvo puro sin azúcar
  • Chocolate negro

Preparación:

  1. Calentamos el agua y añadimos el café instantáneo y el licor. Removemos bien y dejamos atemperar.
  2. En el bol de la batidora de varillas ponemos la nata, el cremor tártaro y el azúcar. Batimos primero a velocidad media y luego subimos la velocidad al máximo, hasta que la nata esté montada por completo.
  3. En un bol mezclamos a mano el mascarpone con la vainilla hasta que esté cremoso. Añadimos poco a poco la mezcla de café y mezclamos bien. 
  4. Incorporamos la nata montada y mezclamos suavemente con movimientos envolventes con una espátula de goma hasta que la mezcla sea homogénea.
  5. Metemos la mousse dentro de una manga pastelera con una boquilla redonda (yo he usado la 2A de Wilton). Ponemos una capa de mousse en el fondo de uno de los vasos que hayamos elegido, y espolvoreamos cacao puro sin azúcar por encima. Volvemos a poner otra capa de mousse y más cacao por encima. Repetimos hasta completar el vaso, pero por encima de la última capa de mousse, en vez de poner más cacao en polvo, rallamos un poco de chocolate negro.
  6. Mantenemos los vasitos de mousse refrigerados hasta el momento de servir.



Mousse de Tiramisú. Receta rápida muy fácil.

Mousse de Tiramisú. Receta rápida muy fácil.


Me encanta cómo queda visualmente esta mousse, con esas capas perfectamente definidas. Es agradable de ver y no os digo nada cómo es meter la cuchara y disfrutarla. El sabor suave y cremoso a café ligeramente alcohólico de la mousse queda intensificado por el amargor del cacao,  Felicidad en estado puro. Porque la vida se compone de momentos como estos, tan sencillo y simple como un postre compartido, y es cosa nuestra saber identificarlos y hacer que no pasen desapercibidos. Disfrutadlos mucho!

Besos!


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...