Muffins de plátano y avena, sanos y deliciosos.

jueves, 16 de mayo de 2013


Ya iba siendo hora de que publicara alguna receta algo más sana, porque aunque un blog de repostería no sea precisamente una referencia para los seguidores de la nutrición saludable, no es imposible preparar recetas deliciosas y que, sin embargo, no resulten tan perjudiciales para nuestro cuerpo.



De sobra son conocidos los beneficios de la avena, y no sólo desde que su consumo se puso de moda gracias a la famosísima dieta proteínica que ha estado pegando fuerte desde los últimos años. Es un cereal rico en proteínas de alto valor biológico y un gran número de vitaminas y minerales. Es el cereal con mayor proporción de grasa vegetal, un 65% de grasas no saturadas y un 35% de ácido linoleico. También contiene hidratos de carbono de fácil absorción, además de sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, cobre, cinc, vitaminas B1, B2, B3, B6 y E. Además contiene una buena cantidad de fibras, que no son tan importantes como nutrientes pero que contribuyen al buen funcionamiento intestinal. Es saciante, depurativa, contribuye a controlar los niveles de colesterol "malo" o LDL y de los triglicéridos, y además tiene efectos benéficos sobre el sistema nervioso, siendo aconsejado su consumo en casos de depresión, nerviosismo, insomnio y agotamiento físico y mental.



Y si además todos estos beneficios los acompañamos de una fruta como el plátano, rico en vitaminas A, C y K y en minerales, sobre todo en potasio. Y resulta que los plátanos muy maduros, esos que ya están llenos de manchas oscuras en la piel, producen una sustancia llamada  Factor de necrosis tumoral (TNF alfa) que tiene la capacidad de combatir las células anormales. Cuanto más maduro es el plátano, mejor es su capacidad anti cancerígena.



Así que después de saber todo lo sanisísimos que resultan estos muffins, ya podemos zamparnos uno, dos o los que hagan falta sin los habituales remordimientos! :-)




Muffins de plátano y avena


Ingredientes

(Para 6 muffins grandotes o 12 si son tamaño cupcake)

  • 3 plátanos medianos maduros, aplastados.
  • 1 yogur (yo utilicé un yogur griego desnatado)
  • 1 huevo
  • 60 ml. de aceite de girasol
  • 125 gr. de azúcar moreno
  • 1 taza de copos de avena, triturados
  • 1 taza de harina normal
  • 1 cucharadita (tsp) de levadura en polvo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 pizca de sal

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo, con ventilador.
  2. Preparamos los papelitos elegidos dentro de una bandeja para cupcakes.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato y la sal. Reservamos.
  4. Con ayuda del accesorio picador de la batidora, trituramos los copos de avena para conseguir que queden más finos (si no tenéis, no pasa nada, lo único que ocurrirá es que se notarán más en la masa)
  5. En el bol de la batidora ponemos los plátanos machacados, el huevo, el yogur, el aceite y los copos de avena triturados, y lo batimos a velocidad baja hasta que esté todo integrado.
  6. Añadimos la mezcla de harina, levadura, bicarbonato y sal, y lo batimos ligeramente, lo justo hasta que tengamos una mezcla homogénea, sin sobrebatir. Terminamos de envolver con una espátula.
  7. Rellenamos generosamente los moldes, y introducimos en el horno aproximadamente unos 25 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro de los muffins, salga limpio.
  8. Cuando estén hechos, sacamos del horno y pasamos a una rejilla, para que se enfríen completamente.

(*) La caja que aparece en estas fotos es una caja de fresas que he reciclado siguiendo el estupendo tutorial de Saralu, de El nido de Mamá Gallina. Queda ideal!


Son unos muffins muy aromáticos, suaves y esponjosos, la verdad es que tienen una textura que no me esperaba conseguir con avena. Son ideales para el desayuno o la merienda, de hecho, ayer mis hijas, nada más venir del cole, se zamparon uno cada una casi sin respirar!

Probadlos y vereis cómo os gustan!

Un beso.
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...