Pink Lemonade (Limonada rosa)

lunes, 25 de agosto de 2014


De nuevo, como os prometí, una receta con los limones de protagonistas. De siempre la limonada ha sido una de mis bebidas preferidas. De pequeña tenía frecuentes problemas gastrointestinales y como aún no existía el Aquarius mi madre intentaba evitar que me deshidratara preparándome litros y litros de limonada alcalina. Y desde entonces, en vez de aborrecerla, desarrollé un ilimitado gusto por la limonada que ha llegado hasta nuestro días sin perder ni un poquito de intensidad.


De hecho, llegó un momento en que me preparara la limonada yo sola, sintiéndome una gran chef de seis años exprimiendo limones y añadiendo azúcar y sal sin la supervisión de ningún adulto... Quizás las cantidades añadidas no serían en puridad las que un médico hubiera aconsejado (ejem), pero en cualquier caso la limonada cumplió su misión y no me deshidraté. Que es lo importante. ¿No?



Y años después, tras pasar toda mi vida bebiendo limonada normal, descubro un nuevo tipo de limonada, que sabe a limón como mi limonada favorita pero con un toque diferente, además de tener un color rosa que la hace muy especial: es la pink lemonade de los americanos (limonada rosa para los mortales). Que no es más que la limonada normal a la que se le añade zumo de algún fruto rojo (grosellas, frambuesas, fresas o el que más nos guste) y que es lo que le aporta ese color tan llamativo.


En mi caso preparo la limonada rosa con zumo de grosellas frescas, porque me encanta el sabor ácido y tanto el limón como las grosellas son ácidas. Suavizamos luego ese ácido con un poco de dulce al gusto, o incluso si no os gustan las grosellas podemos sustituirlas por cualquier otro fruto rojo.





Pink Lemonade (Limonada rosa)


Ingredientes:

(Receta de Montes Ortiz. Para 1 litro de limonada)


  • Ralladura de 1 limón
  • 100 gr. de azúcar
  • 100 ml. de agua
  • 250 ml. de zumo de limón
  • 600 ml. de agua
  • 50 gr. de grosellas frescas
  • Hielo y rodajas de limón al gusto

Preparación:



  1. En un cazo ponemos el agua, el azúcar y la ralladura de limón. Calentamos a fuego medio, removiendo, hasta que el azúcar se haya disuelto. Retiramos del fuego y dejamos enfriar, mientras la ralladura se va infusionando. Cuando esté frío, lo colamos. Reservamos.
  2. Exprimimos los limones y añadimos el agua. Incorporamos el sirope y removemos bien.
  3. Ponemos las grosellas junto con dos o tres cucharadas de la limonada y lo trituramos bien con la batidora. Lo colamos para eliminar las pepitas, y lo añadimos al resto de limonada. Removemos bien.
  4. Vertemos la limonada en una jarra alta y añadimos hielo y rodajas de limón al gusto. Servimos inmediatamente.


Venga, que todavía estamos en agosto y aún hace calor. Así que vamos a aprovechar a preparar esta limonada y a refrescarnos de forma natural.

Espero que os guste!
Besos.
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...