Preparado casero para mug cake: aún menos esfuerzo!

lunes, 23 de febrero de 2015

Preparado para mug cake: aún menos esfuerzo!


Pensabais que el colmo de la perrería eran los bizcochos en taza, o mug cakes, verdad? Últimamente podemos ver en infinidad de blogs y webs de todo el mundo múltiples versiones de estos famosos bizcochitos, porque se hacen en un pis pás y nos sirven para solucionar un antojo súbito de bizcocho sin complicarse demasiado.



Preparado para mug cake: aún menos esfuerzo!


Pues hay una manera de hacerlo aún más fácil. Porque vamos a suponer que estamos en uno de esos momentos con antojo; ¿por qué vamos a tener que andar buscando si tenemos todos los ingredientes, midiendo la harina, el cacao, el azúcar, la levadura...? Mucho mejor si lo tenemos todo en un sólo bote! 


Preparado para mug cake: aún menos esfuerzo!


Si. Vale. Esto realmente sí que es el colmo de la perrería. Hace que lo fácil sea aún más fácil. Pone al alcance de cualquiera el poder tener en un solo minuto (literalmente) un rico bizcocho de chocolate listo para ser devorado degustado. Si tenemos un preparado casero para hacer un bizcocho en taza no tendremos que pesar la harina, ni el azúcar ni nada. Sólo necesitaremos una cuchara y una cucharita para medir las cantidades, y ya está. Un minuto en el microondas, y toda la vida en la cadera!


Preparado para mug cake: aún menos esfuerzo!

Preparado para Mug Cake


Ingredientes:


  • 125 gr. de harina
  • 145 gr. de azúcar
  • 40 gr. de cacao en polvo
  • 6 gr. de levadura en polvo
  • 1/8 cucharadita (tsp.) de sal


Preparación:

  1. Ponemos todos los ingredientes en el accesorio triturador de la batidora o en el vaso de la Thermomix, y trituramos a velocidad máxima durante un par de minutos.
  2. Guardamos en un tarro.

Preparación del bizcocho:


  1. En una taza o vaso ponemos 6 cucharadas (Tbsp.) del preparado, 3 cucharadas (Tbsp.) de leche y 2 cucharaditas (tsp.) de aceite de girasol.
  2. Removemos todo muy bien para que quede bien mezclado, y ponemos 1 minuto en el microondas.
  3. Esperar a que se enfríe (lo justo) y comer inmediatamente.



Preparado para mug cake: aún menos esfuerzo!


Con las cantidades de este preparado tendréis para unos cinco bizcochitos. Si queréis dejar más cantidad preparada, sólo tendréis que doblar las cantidades. Siempre que respetéis las proporciones, la forma de preparación de los bizcochos después siempre será la misma.

EDITO: Es MUY IMPORTANTE respetar las proporciones para conseguir un buen resultado. Esta es una regla general básica de repostería, aplicable no sólo a esta receta, sino a todas. No podemos utilizar las cucharas y cucharillas que tenemos por casa, porque cada una tiene una medida diferente y el resultado puede ser imprevisible. Cuando en repostería se habla de "cucharas" y "cucharitas" se hace referencia a las cucharas del sistema métrico anglosajón, que mide en capacidad en vez de en pesos. Las cucharas (tablespoon o Tbsp.) equivalen a 15 ml., y las cucharitas (teaspoon o tsp.) equivalen a 5 ml. Por tanto, es imprescindible que nos hagamos con un juego de estas cucharas para asegurarnos de estar utilizando la cantidad correcta de cada ingrediente. Tenéis más información sobre medidas y equivalencias en este post de aquí.

La idea de dejar hecho este preparado la ví en el blog de Amanda hace ya unas semanas y me pareció genial, aunque ella lo hace con una mezcla industrial de preparado para bizcocho. Sinceramente, viendo la dificultad que tiene hacerlo con ingredientes "de verdad", creo que es mucho mejor tener un preparado auténticamente casero.

Si nos parece demasiado fácil, y pensamos que sin esfuerzo no nos vamos a merecer las calorías que vamos a ingerir, podemos después complicarnos algo la vida y montar un poco de nata para acompañar y decorar estos bizcochos, o incorporar a la masa frutos secos troceados (nueces, avellanas) o de trocitos de cookies (ya el colmo de la gochería). Pero si sois, como yo, seres sin ningún tipo de conciencia, podréis comeros uno (o los que hagan falta) de estos bizcochitos así segun salen directamente del microondas. 

Espero que no me guardéis rencor por poner el engorde al alcance de cualquier mano que sea capaz de llegar a la puerta de la alacena donde tengáis guardado el tarro de preparado. Sé que sois personas cabales y responsables y que sólo utilizareis este preparado para el caso de que se os presente alguna visita inesperada y os pille sin postre... ¿Verdad? ¿Verdad? Pues entonces igual que yo!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...