Tarta Red Velvet con crema de fresa y chocolate

lunes, 22 de mayo de 2017

Tarta Red Velvet con crema de fresas y chocolate

Si, amigos. Ayer fue mi cumpleaños. Y además este año tocaba no sólo cambio de año sino también de década. He dejado oficialmente de ser treinteañera, aunque todo sea dicho: yo me siento igualica, igualica que hace una semana, oye. Si no fuera por el DNI, ese chivato de mierda documento oficial, nadie se enteraba del pequeño cambio... Eso es algo que ya sabía Marujita Díaz (que en paz descanse) y por eso lo tenía guardado bajo siete llaves... XD


Tarta Red Velvet con crema de fresas y chocolate

Debo reconocer que ahora mismo tengo sentimientos encontrados, pues por un lado estoy feliz de tener los años que tengo, estar donde estoy, con quien estoy y cómo estoy, pero por otro lado supongo que es humano experimentar el paso del tiempo y ser consciente de que cada año que pasa esa juventud que hace nada teníamos tan presente va quedando cada vez más atrás.


Tarta Red Velvet con crema de fresas y chocolate

Pero ea, chicos, que no me quiero poner intensa porque no es así realmente como me siento. Al contrario, me encuentro superfeliz y en un momento estupendo de mi vida, así que por eso quiero compartir con vosotros un pedacito de la que ha sido mi tarta de cumpleaños.


Tarta Red Velvet con crema de fresas y chocolate

La ventaja de hacer tu misma tu propia tarta de cumpleaños es que escoges los sabores que más te gustan tanto del bizcocho como del relleno y hasta la decoración. ¡Viva el DIY! ¡Y a callar al que no le guste, jajaja! Aunque lógicamente en esta ocasión no se ha quejado nadie; ¡como para quejarse! Bizcocho red velvet, esponjoso e increíblemente húmedo, una suave crema suiza de mantequilla de fresas, y todo cubierto por ganache de chocolate... Ains, madre, sólo recordar lo buenísima que estaba hace que vuelva a sonarme el estómago! 😋


Tarta Red Velvet con crema de fresas y chocolate


Tarta Red Velvet con crema de fresa y chocolate

(Receta de bizcocho adaptada del libro Objetivo: Cupcake perfecto, de Alma Obregón. Para un molde de 15 cm. de diámetro)

Ingredientes:

  • Para el bizcocho:
    • 120 ml. de aceite de girasol
    • 320 gr. de azúcar
    • 2 huevos L
    • 2 cucharadas (Tbsp.) de cacao puro en polvo sin azúcar
    • 3 cucharaditas de colorante rojo en pasta (yo he utilizado Red Extra de Sugarflair)
    • 3 cucharaditas de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad.
    • 250 ml. de leche
    • 1 chorrito de vinagre
    • 300 gr. de harina
    • 1 cucharadita (tsp.) de bicarbonato
    • 2 cucharaditas de vinagre
  • Para la crema de relleno y cobertura:
    • 500 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    • 8 claras de huevo (yo uso pasteurizadas)
    • 340 gr. de azúcar blanca
    • 100 gr. de mermelada de fresa (o al gusto)
  • Para la ganache de chocolate:
    • 100 gr. de chocolate negro 70%
    • 120 gr. de nata para montar, mín. 35% M.G.
    • 25 gr. de leche entera

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos bien y forramos con papel de horno un molde de bizcocho de 15 cm. de diámetro.
  3. Ponemos la leche en un bol y le añadimos un chorrito de vinagre. Dejamos reposar.
  4. Tamizamos la harina junto con el cacao. Reservamos.
  5. Ponemos los huevos con el azúcar en el bol de la batidora de varillas y batimos hasta que blanqueen y doblen de volumen. Añadimos el aceite y batimos de nuevo hasta emulsionar.
  6. Bajamos la velocidad de la batidora y añadimos la harina con cacao, alternándola con la leche, en tres adiciones.No sobrebatimos, mejor mezclamos con ayuda de una espátula de goma.
  7. En un vasito ponemos las dos cucharadas de vinagre y disolvemos el bicarbonato. Cuando burbujee, lo añadimos a la masa y mezclamos de nuevo con la espátula hasta integrar.
  8. Añadimos el colorante y mezclamos de nuevo hasta que esté perfectamente integrado. Mejor compezar poniendo una pequeña cantidad y añadir más si fuera necesario, hasta conseguir la intensidad de color que buscamos.
  9. Vertemos en el molde y llevamos al horno durante unos 60-70 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro, salga limpio.
  10. Cuando esté hecho, sacamos del horno, dejamos atemperar unos minutos en el molde, y después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
  11. Mientras se hornea el bizcocho preparamos la crema: en un cazo a fuego medio ponemos las claras y el azúcar, y calentamos, removiendo continuamente, hasta que el azúcar se haya disuelto.
  12. Vertemos la mezcla en el bol de la batidora de varillas y montamos hasta conseguir un merengue que forme picos blandos.
  13. Cambiamos las varillas por el accesorio de pala y bajamos la velocidad. Vamos añadiendo la mantequilla a trozos, poco a poco, sin dejar de batir, hasta que acabemos de incorporarla toda. Al principio puede parecer que la mezcla se corta, pero si continuamos batiendo conseguiremos una crema muy suave y brillante.
  14. Añadimos la mermelada de fresa, al gusto, y batimos hasta que esté perfectamente integrada. Introducimos la crema en una manga pastelera. Reservamos.
  15. Cuando el bizcocho esté completamente frío, lo cortamos en tres capas iguales con ayuda de un cuchillo de sierra o una lira pastelera.
  16. Ponemos un poco de crema sobre el plato donde vamos a situar la tarta y colocamos encima el primer disco de bizcocho. Con la manga pastelera ponemos encima una capa de crema, luego otra capa de bizcocho, otra de crema y el tercer disco de bizcocho encima.
  17. Con ayuda de una espátula aplicamos una primera capa "tapamigas" de crema, tanto por los laterales como por la parte superior de la tarta. 
  18. Después volvemos a cubrir la tarta con una segunda capa de crema, más gruesa, y alisamos con una espátula. Llevamos a la nevera a refrigerar.
  19. En un cazo a fuego medio ponemos la nata a calentar. Retiramos cuando comience a hervir, y le añadimos el chocolate troceado. Removemos hasta que el chocolate se derrita por completo y se integre con la nata. Añadimos la leche y removemos hasta que esté bien mezclado. Dejamos atemperar.
  20. Cuando la ganache ya no esté caliente pero aún esté fluida, sacamos la tarta de la nevera y la vertemos con cuidado por encima, de forma que caiga formando churretes por los laterales. Podemos ayudarnos introduciendo la ganache en una manga pastelera o en un biberón de repostería, dejando caer primero los churretes por los laterales y luego rellenando la parte superior.
  21. Terminamos decorando la tarta con fresas y otros frutos rojos, al gusto.


Tarta Red Velvet con crema de fresas y chocolate

Tarta Red Velvet con crema de fresas y chocolate


Espero que hayáis disfrutado de mi tarta de cumpleaños como lo hicimos nosotros. Animáos a prepararla y seguro que la repetís en más de una ocasión!

Besos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...