Helado de palomitas de maíz

lunes, 10 de julio de 2017

Helado de palomitas


El verano tiene muchas cosas buenas. Vacaciones, calor, sol, muchas horas de luz. Y helados. Montones de helados. Que sí, que en invierno también podemos tomar helados. Pero como que con frío no apetecen, o al menos no tanto como ahora. Y entre todos los helados, desde luego los helados caseros son la mejor opción. Controlamos los ingredientes (nada de conservantes, grasas insanas ni azúcar a cascoporro) y además tienen la ventaja de que podemos hacerlos de lo que queramos. ¿Que nos gusta el chocolate? Pues hacemos helado de chocolate. ¿Y si nos gustan la palomitas de maíz? Pues entonces hacemos helado de palomitas de maíz.


Helado de palomitas


Si, puede resultar cuanto menos curioso, lo reconozco. ¿Un helado de palomitas de maíz? Pues sí, y además es que sabe exactamente a eso: a palomitas de maíz. Sabe a cine, a películas en casa... Pero en versión fría y cremosa. ¡Todo un descubrimiento! Mi hija Sara, gran fan de las palomitas, fue la primera en hacerle los honores a este helado y dio su aprobación... varias veces, jaja 😋


Helado de palomitas



Helado de palomitas de maíz.

(Adaptado de A cookie named desire. Para aproximadamente 1.5 litros de helado)


Ingredientes:


  • 700 ml. de nata para cocinar (18% M.G.)
  • 400 ml. de nata para montar (mín. 35% M.G.)
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 bolsa de palomitas de maíz para microondas
  • 8 yemas de huevo L
  • 160 gr. de azúcar
  • 1 tsp. de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad

Preparación:



  1. Preparamos las palomitas al microondas siguiendo las instrucciones del paquete. Reservamos.
  2. Ponemos 400 ml. de la nata para cocinar, 200 ml. de la nata para montar y la mantequilla en un cazo a fuego bajo, y calentamos removiendo hasta que la mantequilla se disuelva. Añadimos las palomitas y cocinamos a fuego lento, revolviendo unos 10 minutos hasta que las palomitas comiencen a disolverse con la crema. 
  3. Cuando la crema esté infusionada con las palomitas, si no queréis encontrar "tropezones" de las mismas después en el helado podéis colarlo, exprimiendo todo lo posible para extraer el máximo de crema posible. Yo no lo he hecho, en mi caso nos gustaron esos "tropezones", pero podéis hacer lo que prefiráis. Si lo coláis, volved a poner la crema de nuevo en el cazo y continuad; si no lo habéis colado, simplemente añadid el resto de nata para cocinar y nata para montar, remover bien y reservar.
  4. En un tazón mediano ponemos las yemas de huevo junto con el azúcar y la vainilla. Batimos con las varillas manuales hasta que las yemas blanqueen ligeramente.
  5. Añadimos un tercio de la mezcla de crema aún templada sobre las yemas batidas, poco a poco y batiendo continuamente, para evitar que se cuajen. Después esta mezcla la vertemos también de nuevo en el cazo de la crema, poco a poco y sin dejar de batir con las varillas manuales.
  6. Ponemos de nuevo el cazo al fuego y cocinamos a fuego medio, removiendo continuamente, hasta que comience a espesar y adquiera una consistencia capaz de cubrir el dorso de una cuchara.
  7. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Podemos acelerar el enfriamiento cambiando la crema a otro bol y colocando éste sobre un baño de hielo, y llevándolo a su vez a la nevera. Dejar dentro de la nevera hasta que esté completamente fría.
  8. Una vez fría la vertemos en la heladera y cremamos durante unos 40-45 minutos. Después vertemos en un recipiente y llevamos al congelador un mínimo de 3 horas.
  9. Antes de servir, sacar unos 15-20 minutos antes del congelador para que sea más fácil formar las bolas de helado.



Helado de palomitas


Si vosotros estáis deseando comprobar lo bueno que está este helado, al igual que hizo mi hija, ya habéis visto que no tiene ninguna complicación. os animáis?

Besos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...