Pastel de chocolate de Mississippi

lunes, 7 de octubre de 2013


Cuando publiqué el bizcocho de queso y limón, os comenté que, del libro del que había sacado la receta, sólo había probado dos recetas: ese bizcocho y un pastel de chocolate de morirse.


Pues bien. Éste es el pastel de chocolate de morirse. Debo advertir que es sólo apto para muy chocolateros (como yo). Tiene un intenso sabor a chocolate y una textura húmeda y jugosa que harán las delicias de los chocolateadictos más desesperados.


Este pastel de chocolate es originario del estado del sur de EE.UU. del que toma su nombre, y se le llama así porque la gran cantidad de chocolate que lleva hace que se asemeje a los oscuros lodos del río Mississippi.



Pastel de chocolate de Mississippi


Ingredientes:

(Para un molde redondo de 20-22 cm. de diámetro)

  • 250 gr. de mantequilla en trozos
  • 150 gr. de chocolate negro, troceado (yo he utilizado el chocolate negro para postres de Valor)
  • 440 gr. de azúcar
  • 250 ml. de agua caliente
  • 80 ml. de licor de café
  • 1 cucharada de café instantáneo
  • 260 gr. de harina
  • 2 cucharaditas (tsp.) de levadura en polvo
  • 25 gr. de cacao en polvo sin azúcar (yo utilizo Valor)
  • 2 huevos

Preparación:



  1. Precalentamos el horno a 170º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos el molde elegido (yo he utilizado uno desmontable de 22 cm. de diámetro). Reservamos.
  3. En un cazo, ponemos el chocolate troceado, la mantequilla, el azúcar, el agua caliente, el licor de café y el café instantáneo, y lo calentamos a fuego lento, removiendo continuamente, hasta que el chocolate y la mantequilla estén totalmente fundidos y la mezcla integrada.
  4. Pasamos la mezcla al bol de la batidora y dejamos que se enfríe.
  5. Cuando ya no esté caliente, incorporamos la harina y la levadura, previamente tamizadas, y los dos huevos, ligeramente batidos. Lo batimos todo a velocidad baja hasta que esté completamente integrado. Terminamos de envolver con una espátula de goma.
  6. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos aproximadamente durante 90 minutos.
  7. Transcurrido ese tiempo, sacamos del horno y lo dejamos atemperar dentro del molde al menos 30 minutos. Después desmoldamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.



Para presentarlo, podéis espolvorear un poco de cacao soluble (yo le he puesto Nesquick), o podéis preparar una ganaché de chocolate para cubrir el pastel (misma proporción de nata que de chocolate). En realidad esta segunda opción es la forma típica de presentar este pastel, pero en mi caso ya me parecía suficiente chocolateado por sí mismo como para además añadir aún más.

Pero en cualquier caso, con o sin ganaché, este pastel está buenísimo y os recomiendo totalmente que lo preparéis. Contadme después qué os ha parecido!

Un beso!
Montes


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...