Brunsli: galletas típicas suizas de Navidad

lunes, 2 de diciembre de 2013


¡Sí! ¡Queda inaugurada oficialmente la campaña navideña! Me prometí a mí misma no publicar ninguna receta de Navidad hasta que comenzara al menos el mes de diciembre, y puedo decir que (no sin esfuerzo) lo he conseguido.


Y si, me ha costado, porque la Navidad es una de las épocas que más me gustan del año. Me encanta el ambiente, la música navideña, las luces, las comidas en familia...Y aún más desde que tengo a las niñas, porque es cierto que, gracias a los hijos, volvemos a ver de nuevo las Navidades a través de sus ojos y se pueden disfrutar otra vez como cuando éramos pequeños.


La receta de hoy son unas galletas navideñas típicas de Suiza. Al hornearlas se inunda la casa de un intenso olor a chocolate y canela, y dan ganas de no salir nunca a la calle para poder seguir disfrutando ese aroma. Creo que es uno de los olores más ricos de todos los postres que he preparado hasta la fecha. Además son muy fáciles, se preparan en unos pocos minutos. Si no fuera porque hay que dejar reposar la masa serían las galletas más rápidas del mundo.


Se trata de unas galletas que no llevan ningún tipo de lácteo, por lo que son perfectas para intolerantes a la lactosa. Lo que sí llevan son claras de huevo, así que no son aptas para alérgicos al huevo, y una pequeña cantidad de harina, por lo que si la sustituimos por harina sin gluten también podremos preparar unas galletas aptas para celíacos.


Son unas galletas gorditas, con un interior tierno, blandito, y un intenso sabor a chocolate. Originalmente se preparan con la mezcla de especias para pan de jengibre, pero como yo aquí no disponía de esa mezcla, he adaptado la receta original poniéndole sólo canela y jengibre, y el resultado es también delicioso.


Galletas Brunsli


Ingredientes:

(Para aproximadamente unas 25 galletas pequeñas)


  • 120 gr. azúcar caster (es un azúcar molido un poco menos fino que el icing sugar: en casa podemos obtenerlo moliendo azúcar normal con el robot de cocina o Thermomix).
  • 200 gr. de almendra molida
  • 25 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/2 cucharadita de jengibre molido
  • 25 gr. de harina
  • 2 claras de huevo
  • 80 gr. de chocolate (yo he utilizado de 70% de cacao), derretido.
  • 15 ml. de Kirsch
  • 1 pizca de sal
  • Un poco de azúcar blanquilla para espolvorear.

Preparación:


  1. Tamizamos el azúcar caster. Reservamos.
  2. Tamizamos la almendra molida. Reservamos.
  3. Derretimos el chocolate, poniéndolo en un recipiente apto para microondas, calentándolo en tramos de 30 segundos y removiendo bien entre ellos, para evitar que se nos queme. Reservamos.
  4. Ponemos en el bol de la batidora todos los ingredientes secos (azúcar caster, almendra molida, cacao en polvo, canela, jengibre, harina y sal, y con el accesorio de pala lo batimos unos segundos para que se mezclen bien.
  5. Incorporamos las claras de huevo, ligeramente batidas, el kirsch y el chocolate derretido (pero ya no caliente). Mezclamos todo un par de minutos hasta que esté todo integrado.
  6. Sacamos la masa de la batidora y terminamos de amasar a mano, hasta conseguir una masa compacta y ligeramente pegajosa.
  7. Ponemos la masa entre dos papeles de hornear y pasamos el rodillo dejando un grosor de 10 mm. Dejamos reposar en el frigorífico al menos dos horas (yo la dejé de un día para otro).
  8. Pasado ese tiempo, sacamos la masa y le volvemos a pasar el rodillo para que quede perfectamente uniforme, respetando el grosor de 10 mm. Cortamos las galletas con el cortador elegido, y las colocamos en una bandeja de horno, sobre un papel de hornear o tapete de silicona. Tradicionalmente llevan un diseño de franjas verticales, que podemos hacer marcando la superficie de las galletas con el borde romo de un cuchillo.
  9. Espolvoreamos un poco de azúcar blanquilla por encima de las galletas, y las dejamos al aire aproximadamente una hora, para que la masa se seque ligeramente. Con esto conseguiremos que la parte exterior de la galleta esté crujiente pero el interior se mantenga tierno.
  10. Precalentamos el horno a 220º.
  11. Horneamos las galletas unos 2-5 minutos. 
  12. Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.




Espero que os gusten! Si algun@ se anima a prepararlas, que me cuente qué le parecieron, me encanta saber vuestras opiniones!

Besos!
Montes



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...