Pink Christmas: Angel Food Cupcakes con crema de nubes

lunes, 9 de diciembre de 2013



Creo que ya os he contado que me gusta mucho la Navidad. Todos los años, aprovechando el puente de la Inmaculada, se hace la "plantá" del árbol de Navidad en mi casa, y mis hijas colocan a su gusto el Nacimiento (cuyos muñequitos se pasan rodando por la casa hasta después de Reyes, y no es la primera vez que, después de ya haber recogido toda la decoración navideña, aparece una oveja o un camello por algún rincón...)


Tradicionalmente los colores de la Navidad siempre han sido el rojo y el verde, representados por el acebo, con sus hojas de un verde intenso y los frutos de un rojo brillante. Sin embargo, no siempre la Navidad debe ser de estos colores. El blanco, por ejemplo, es un color que me gusta mucho para los adornos navideños. De hecho, un año intenté que el árbol de Navidad llevara sólo adornos blancos. Y lo conseguí. Durante cinco minutos. Luego volvió a estar cargado de Papá Noeles, bolas multicolores, muñecos de nieve y dibujos infantiles. Pero qué se le va a hacer, es lo que tiene tener dos peques en casa (y me encanta :-)).


Así que, como en la cocina aún no intervienen mis monas (aunque poco les faltará), aprovecho y este año he preparado unos cupcakes navideños decorados en blanco y rosa, parecidos a los que hizo Ivana de Cupcakes a Diario el año pasado, pero al revés :-).


La receta que he elegido es un Angel Food para el bizcochito, ligera y esponjosa, y una cobertura dulce de crema de nubes. Os puedo asegurar que la combinación es deliciosa!


Para decorarlos he utilizado azúcar rosa y unas gominolas que encontré en IKEA (lo que no haya allí...) con forma de arbolitos, y que no pude evitar llevarme. Me parecieron una monada!

¡Estas son las gominolas en cuestión! Y están muy ricas...

El Angel Food es un bizcocho que no lleva levadura, ni yemas de huevo ni ningún aporte adicional de grasa, y se consigue que la masa suba gracias al batido de las claras de huevo. El resultado es un bizcocho muy ligero, ideal para acompañar a esta crema de nubes de sabor suave y delicado.


Angel Food Cupcakes

(Receta para 9 cupcakes. Adaptada de Carrie Sellman, de The Cake Blog)


Ingredientes:


  • 80 gr. de azúcar glas
  • 50 gr. de harina
  • 4 claras de huevo
  • 1/2 cucharadita (tsp.) de cremor tártaro (*)
  • 1/4 cucharadita (tsp.) de sal
  • La ralladura de 1/2 limón

Preparación:



  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Preparamos la bandeja para cupcakes con las cápsulas elegidas. 
  3. Separamos 20 gr. de azúcar glas y lo mezclamos con la harina. Lo tamizamos todo junto cuatro veces. Reservamos.
  4. Ponemos las claras junto con la sal y el cremor tártaro en el bol de la batidora, con las varillas, y batimos las claras hasta que consigamos que formen picos.
  5. Tamizamos los otros 60 gr. de azúcar glas, y los incorporamos a las claras montadas. Volvemos a batir hasta conseguir un merengue brillante.
  6. Añadimos la ralladura de limón y batimos un par de minutos más.
  7. Retiramos el bol de la batidora y añadimos un cuarto de la mezcla de harina y azúcar que habíamos tamizado al principio. Lo incorporamos con ayuda de una espátula de goma y con suaves movimientos envolventes. Repetimos la acción tres veces más, hasta acabar con la harina.
  8. Rellenamos las cápsulas hasta dos tercios de su capacidad, y horneamos unos 20 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del cupcake, salga limpio.
  9. Cuando estén hechos, sacamos del horno, dejamos atemperar unos minutos dentro del molde, y después sacamos del molde y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Crema de nubes:



  1. Ingredientes: 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente, 180 gr. de azúcar glas o icing sugar y un bote de crema de Marshmallows (Fluff) de vainilla. (**)
  2. En el bol de la batidora ponemos la mantequilla cortada a taquitos y el azúcar. Tapamos la batidora con un trapo para evitar que se nos llene la cocina de azúcar, y batimos primero a velocidad baja y luego a velocidad máxima, durante al menos cinco minutos. Cuando la mantequilla haya blanqueado y esté cremosa, añadimos la crema marshmallows y batimos de nuevo a velocidad alta otros cinco minutos.



(*) El cremor tártaro se utiliza como estabilizante para las claras. Si no tenéis, se puede sustituir por unas gotas de zumo de limón.

(**) Dependiendo de la mantequilla que utilicéis, puede que la crema os quede un poco amarillenta. Si vuestra mantequilla no es tan blanca, podéis añadir unas gotas de colorante blanco para blanquear la crema.


La Casona de Salamanca
Espero que os gusten!
Besos!
Montes



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...