Pudding de sobaos pasiegos y dulce de leche. Receta muy fácil.

lunes, 14 de mayo de 2018

Pudding de sobaos pasiegos y dulce de leche. Receta muy fácil.


¡Esta receta es la bomba! Y no sólo por las calorías que contiene, que ya os estoy viendo... Es que es una auténtica delicia, una combinación de sabores espectacular. Para nada pesada ni empalagosa, en casa nos encantó, y no he podido dejar de compartirlo con vostros.


Pudding de sobaos pasiegos y dulce de leche. Receta muy fácil.


Si os gustan los sobaos pasiegos, os va a encantar este pudding, porque es como comer un pastel blandito con sabor a auténtico sobao. Eso es, lógicamente, porque está hecho en su mayor parte con sobaos, así que lo raro sería que supiera a otra cosa. También, como buen pudding de aprovechamiento, se puede hacer con cualquier otra pieza de bollería, como magdalenas o incluso pan, pero la verdad es que el sabor a mantequilla de un buen sobao pasiego es inigualable. Al menos para mí!


Pudding de sobaos pasiegos y dulce de leche. Receta muy fácil.


A pesar de la cantidad de sobaos que lleva no es un postre especialmente dulce, por eso le queda tan bien la cobertura de dulce de leche. Es cierto también que no se debe abusar y ponerle demasiado, que ya sabéis que el dulce de leche es muuuuy dulce, pero eso en realidad va en gustos. En mi caso le añadí un poco más de dulce de leche por encima más que nada para rematar la faena :)



Pudding de sobaos pasiegos y dulce de leche. Receta muy fácil.


Pudding de sobaos pasiegos y dulce de leche

(Receta adaptada de The Kitchen McCabe. Para un molde de bundt cake de 10 tazas de capacidad)

Ingredientes:

  • 3 huevos L
  • 3 yemas de huevo L
  • 700 ml. de leche entera
  • 200 ml. de nata para montar (mín. 35% M.G.)
  • 120 ml. de miel
  • 2 cucharadas soperas generosas de dulce de leche
  • 14 tazas (cups) de sobaos pasiegos desmigados (pongo las medidas en volumen y no en peso porque éste puede variar dependiendo de los sobaos que utilicéis, dado que no todos pesan lo mismo, y lo importante aquí es un volumen determinado de sobaos. En mi caso 2 sobaos desmigados de los míos - que son unos sobaos medianos, ni de los pequeños ni de los grandes de El Macho - ocupaban 1 taza, por lo que tuve que utilizar 28 sobaos)
  • Mantequilla para engrasar el molde
  • Más dulce de leche para decorar

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo con ventilador.
  2. Llenamos con agua 2/3 de un molde para bizcocho de 20 cm de diámetro (si no tenéis, vale cualquier bandeja para horno con una altura mínima que cubra al menos la mitad del molde donde vamos a hornear el pudding) y lo metemos en el horno para que el agua se vaya calentado y se vaya generando vapor, lo que hará que nuestro pudding quede más jugoso.
  3. Derretimos un par de cucharadas de mantequilla al microondas, con cuidado de que no hierva, y con ayuda de un pincel de silicona pintamos generosamente todo el interior del molde de bundt elegido. Reservamos.
  4. En un bol grande desmigamos los sobaos. Reservamos.
  5. En el bol de la batidora de varillas ponemos los huevos, las yemas, la leche, la nata, el dulce de leche y la miel. Batimos un par de minutos hasta conseguir que todo esté integrado.
  6. Vertemos esa mezcla sobre los sobaos desmigados y removemos bien con una espátula para que los sobaos se empapen por completo con los líquidos.
  7. Vertemos esta mezcla en el molde (nos llegará hasta casi el borde, pero no hay problema porque el pudding sólo cuaja, no crece) y metemos el molde dentro de la bandeja o molde con agua que tenemos en el horno. Horneamos unos 60 minutos, hasta que tenga un bonito color dorado por arriba.
  8. Pasado ese tiempo sacamos del horno, retiramos la bandeja con el agua, y volvemos a llevar el molde al interior del horno, apagado, dejando un poco abierta la puerta para que se vaya enfriando poco a poco. Tendremos que dejarlo así dentro del horno hasta que se enfríe por completo. De esta manera conseguiremos que mantenga la forma y no se baje al desmoldarlo.
  9. Una vez frío por completo, le damos la vuelta sobre un plato, agitamos un par de veces un poco enérgicamente, y el pudding bajará con facilidad.
  10. Calentamos un par de minutos el dulce de leche restante para conseguir que quede más fluido, y lo vertemos por encima del pudding. Mantenemos refrigerado hasta el momento de consumir.
  11. Podemos servir acompañado con un poco de nata montada o helado de vainilla.


Pudding de sobaos pasiegos y dulce de leche. Receta muy fácil.

Este pudding se puede preparar con antelación y aguanta perfectamente unos cuatro o cinco días en la nevera. Es posible que incluso algo más, pero no puedo asegurároslo porque nunca ha durado tanto!

Espero que os animéis a probarlo!
Besos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...