Viaje al paraíso del chocolate...

martes, 16 de octubre de 2012



Creo haber dicho que me gusta el chocolate, verdad? Pues entonces imaginaos lo que es ir de viaje a Bélgica, un lugar en el que, nada mas bajar del avión, a lo primero que hueles es a chocolate.... Y hay tiendas de chocolates por todas partes, chocolate en todas sus posibles formas: bombones, tabletas, piruletas, fuentes de chocolate, figuritas...



Un verdadero suplicio... No veais lo que cuesta no arrasar con todo!




Por supuesto, si vas de visita a Bruselas no puedes dejar de ver el famoso Manneken Pis... aunque sea en su versión de chocolate! :-)



También es obligada la cata de los gofres (wafles), típicos de Bélgica.



Son típicos los Speculoos, que son una especie de galletas especiadas normalmente de motivos navideños, aunque las he visto de todas las formas y tamaños imaginables. Las especias que se usan para hacer las Speculaas son la principal característica distintiva de estas galletas. Se trata de una mezcla de canela (8 partes), nuez moscada (2), clavo (2), jengibre en polvo (1), cardamomo (1) y pimienta blanca (1).



Por supuesto, es obligatorio (creo que te lo ponen como requisito para entrar al país) el pasarse por cualquiera de la (numerosas) tiendas Godiva.



Ésta es la de la Grand Place de Bruselas, pero hay muchas. Reconozco que es (muy) cara, pero es que está tannnnn bueno.... Me llamó la atención ver que vendían fresas frescas cubiertas de chocolate negro (a seis euros y medio el cucurucho, y creo que venían cuatro...).




Pero, por supuesto, no podía hacer turismo como Dios manda sin buscar cupcakes.... La verdad es que no encontré muchos sitios donde los vendieran, tan sólo un par en Brujas y otro en Gante.

Éste pequeno salón de té de Brujas está cerca del Beaterio. El sitio era pequeñito, pero tenían bastante surtido!

Tenían Red Velvet!


Y estaba muy bueno! El frosting de queso era dulce en su punto justo, sin pecar de empalagoso. Y el bizcochito estaba muy jugoso, y se apreciaba perfectamente el sabor del cacao.

En Gante, al lado del castillo de los condes de Gante, había una pastelería preciosa, Julie's House. Desde luego el escaparate llamaba mucho la atención.





 
Aquí pedí un cupcake de plátano y chocolate negro, con buttercream de chocolate. Desde luego la pastelería era mucho más "pija" y la presentación mucho mejor que el de Brujas, pero el cupcake no me gustó tanto. El bizcocho estaba bueno (sobre todo porque tenía enoooormes trozos de chocolate belga negro dentro!), pero encontré el buttercream demasiado mantequilloso.



En fin, para tres días escasos que ha durado mi visita a Bruselas, Brujas y Gante, no puedo decir que no me haya cundido... :-)


P.D. Y en breve, de nuevo de viaje!!!!






LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...