lunes, 27 de mayo de 2013

Muselina de Fresas


Este mes es el primero en el que participo en el reto que Carmen, de Recetas de Tia Alia, nos propone mensualmente.



Cada mes Carmen propone dos recetas, una salada y una dulce, aunque como es normal mi opción ha sido la dulce. Para mayo la propuesta dulce era una "fresa muselina".


La verdad es que la explicación de la receta es bastante somera. Así de primeras lo primero que me llamó la atención fue lo del "azúcar en almibar", y viendo que posteriormente hay que helar la muselina, entendí que en realidad ese "azúcar en almíbar" podría ser azúcar invertido.

El azúcar invertido es utilizado muy habitualmente en repostería por su alto poder endulzante y por su capacidad de evitar la cristalización en la elaboración de helados. Como endulza más, es suficiente con una cantidad de azúcar invertido menor de la que se emplea habitualmente con un azúcar normal. Utilizado en bollos y bizcochos, hace que las masas se mantengan tiernas durante más tiempo y proporciona mayor brillo a la superficie.

Su elaboración es muy sencilla, y además se puede conservar en la nevera durante unos 12 meses, por lo que es útil preparar una buena cantidad e ir utilizándolo a medida que lo necesitemos.




Azúcar invertido (con Thermomix)



Ingredientes:


  • 150 gr. de agua
  • 350 gr. de azúcar
  • 1 sobre de gaseosillas (los venden por ejemplo en Mercadona como gasificantes para repostería). Vienen dos sobres: uno blanco (ácido málico y ácido tartárico) y otro morado (bicarbonato sódico)

Preparación:


  1. Ponemos el agua en el vaso y programamos 3 minutos, 50º, velocidad 5 (la temperatura deberá llegar obligatoriamente a 50º, si fuera necesario programaríamos un minuto más)
  2. Añadimos el azúcar. Programamos 6 minutos, 80º, velocidad 4 (en este caso también es necesario que la temperatura llegue a 80º)
  3. Añadimos el contenido del sobre blanco (ácido málico y ácido tartárico) y mezclamos 10 segundos, velocidad 4.
  4. Ahora tenemos que esperar a que la temperatura del vaso baje a 60º (en mi caso fueron unos 8 minutos, pero dependerá de la temperatura ambiente).
  5. Cuando la Tmx marque ya 60º, añadimos el contenido del sobre morado (bicarbonato sódico) y mezclamos 1 minuto en velocidad 4.

Se puede hacer también sin Thermomix, aunque la máquina nos facilita enormemente el trabajo sobre todo por el control de las temperaturas.


Y ahora que ya tenemos nuestro azúcar invertido, podemos ponernos a hacer la muselina de fresas.




Muselina de fresas


Ingredientes:


  • 300 gr. de fresas lavadas y sin rabitos.
  • 200 gr. de azúcar invertido
  • 500 ml. de nata para montar (mínimo 35% M.G.)

Preparación:


  1. Montamos la nata, para lo cual nos ayudará el que tanto la nata como el bol donde la vayamos a montar estén muy fríos.
  2. Trituramos las fresas hasta obetener un puré, y le añadimos el azúcar invertido. Lo mezclamos bien.
  3. Vertemos la mezcla sobre la nata montada, poco a poco. Con ayuda de una espátula lo vamos mezclando bien, suavemente para que la nata no se baje, hasta que esté totalmente mezclado.
  4. Vertemos la mezcla en los moldes elegidos y llevamos al congelador al menos dos horas. Antes de servir dejamos atemperar unos minutos.


Para meter la muselina en el congelador, puse parte en unos moldes de silicona para magdalenas, porque luego resulta muy fácil desmoldarlos aún fríos y la forma queda perfectamente definida.

Y el resto de muselina la congelé como indica la receta original, vertiéndola en moldes de papel para magdalenas, que primero coloqué en una bandeja para cupcakes para facilitarme su colocación en el cajón del congelador. Con cualquiera de las dos maneras se consigue una presentación estupenda.




Os debo decir que mis dos pequeñas catadoras oficiales han dado su visto bueno a la receta, así que podeis fiaros completamente si os digo que está muy rica! Para repetir!

Un beso.
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...