Mejillones con salsa Roquefort

jueves, 13 de febrero de 2014


Hace mucho tiempo, podría decirse que en otra vida, cuando mi santo y yo aún éramos novios, nos gustaba ir a cenar a un restaurante flamenco (de Flandes, no de la música) y solíamos pedir mejillones con salsa de queso. 


La verdad es que antes de esas visitas a dicho restaurante (que desgraciadamente cerró hace ya unos cuantos años) nunca se me hubiera ocurrido que la combinación mejillones - queso pudiera ser buena.


Pues no sólo está buena, sino que es deliciosa. Cuando hace poco más de un año estuve de visita en Flandes, me acordé de esos mejillones de mis años mozos cuando pude degustar la gran variedad de maneras de prepararlos que tienen allí. Y sin embargo, no sé si por el aura casi legendaria que suelen tener los buenos recuerdos, a pesar de que todos los que allí probé estaban buenísimos, ninguno podía superar a los sencillos mejillones con salsa de Roquefort.



Mejillones con salsa Roquefort


Ingredientes:


  • 1 kg. de mejillones, limpios y cocidos (para ello necesitaremos vino blanco).
  • 300 gr. de queso Roquefort (o cualquier otro queso azul)
  • 2 huevos
  • 400 ml. de nata para cocinar (18% M.G.)

Preparación (Thermomix)


  1. Limpiamos bien los mejillones, quitando todas las barbas e impurezas que pueda haber en la concha.
  2. Ponemos una sartén grande al fuego. Cuando esté caliente, ponemos los mejillones junto con un chorretón de vino blanco, y los tapamos. Cocemos a fuego fuerte. En cuanto se abran retiramos del fuego y reservamos. 
  3. Ponemos los ingredientes de la salsa (queso, huevos y nata) en el vaso de la Thermomix, y programamos 6 minutos, 90º, velocidad 3.
  4. Colocamos los mejillones en una fuente, y cuando la salsa esté lista, la vertemos por encima. Servir inmediatamente.

Preparación (Tradicional)


  1. Limpiamos bien los mejillones, quitando todas las barbas e impurezas que pueda haber en la concha.
  2. Ponemos una sartén grande al fuego. Cuando esté caliente, ponemos los mejillones junto con un chorretón de vino blanco, y los tapamos. Cocemos a fuego fuerte. En cuanto se abran retiramos del fuego y reservamos. 
  3. En un cazo ponemos todos los ingredientes de la salsa (queso, huevos y nata), y calentamos a fuego medio, removiendo continuamente, durante al menos 5 minutos, hasta que la salsa espese ligeramente.
  4. Colocamos los mejillones en una fuente, y cuando la salsa esté lista, la vertemos por encima. Servir inmediatamente.



También venden bolsas de mejillones ya limpios y cocidos, envasados al vacío. Se trata de una buena opción si andáis justos de tiempo.

Si queréis hacer la salsa un poco más ligera, se puede sustituir 200 ml. de nata por 200 ml. de leche. Quedará algo más líquida, pero estará igual de buena.

Como veis, es una receta muy sencilla y con un resultado estupendo. Probadla y contadme si os gusta!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...