Bizcocho con chocolate y mandarinas confitadas

jueves, 11 de diciembre de 2014


Ya avisé ayer que las mandarinas confitadas las íbamos a utilizar pronto para una receta impresionante. Si aún no os habéis animado a prepararlas, aún estáis a tiempo de poneros manos a la obra y tenerlas listas para este próximo fin de semana utilizarlas en el bizcocho que traigo hoy.




Desde siempre la combinación de naranja y chocolate es un éxito seguro. Aún más si en vez de naranjas empleamos estas mandarinas, con un sabor más intenso si cabe y más delicadas que las naranjas. Y en este bizcocho ese sabor lo van a aportar tanto los trocitos de mandarinas del interior como el almíbar con que vamos a bañarlo.




Y por encima de todo ello, un delicioso glaseado de chocolate coronado por más rodajas de mandarina confitada. Creedme si os digo que os harán la ola cuando presentéis este bizcocho. Todo un clásico que se convertirá en un éxito seguro.




Bizcocho con chocolate y mandarina confitada

(Receta de Montes Ortiz. Para un molde de bundt de 10 tazas o un molde normal de 23 cm.)


Ingredientes:



  • 3 huevos
  • 270 gr. azúcar
  • 225 gr. de harina
  • 100 ml. de aceite de girasol
  • 1/4 cucharadita (tsp.) de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita (tsp.) de levadura en polvo
  • 125 ml. de leche
  • 1 pizca de sal
  • 140 gr. de mandarinas confitadas cortadas en cuadraditos
  • 180 gr. de pepitas de chocolate
  • 240 gr. de azúcar glas
  • Almíbar de mandarina (resultado de confitar las mandarinas)
  • 25 gr. de cacao en polvo sin azúcar
  • 3 cucharadas de leche
  • 25 gr. de mantequilla (mejor si está a temperatura ambiente)
  • Algunas rodajas más de mandarinas para decorar


Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos el molde elegido con mantequilla fundida o spray desmoldante. Reservamos.
  3. Cortamos las rodajas de mandarinas en cuadraditos. Reservamos.
  4. Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato. Reservamos.
  5. En un bol batimos los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen. Añadimos el aceite y batimos de nuevo hasta integrar.
  6. Añadimos la mezcla de harina, levadura y bicarbonato tamizados, y la sal, y mezclamos bien hasta obtener una masa lisa, sin grumos.
  7. Añadimos la leche y removemos hasta que la masa quede uniforme.
  8. Pasamos tanto los cuadraditos de mandarina como las pepitas de chocolate por un poco de harina y tamizamos para quitar el exceso de harina (de esta forma evitaremos que todos los trocitos se nos vayan al fondo de la masa) y los añadimos a la mezcla. Removemos un poco para mezclar bien, y vertemos toda la mezlca en el molde.
  9. Horneamos durante unos 55-60 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho salga limpio.
  10. Cuando esté hecho, sacamos del horno y dejamos atemperar dentro del molde. Cuando esté templado, aun en el molde, pinchamos el bizcocho repetidas veces con un palillo, y con ayuda de un pincel de cocina vamos remojando con el almíbar de mandarina, esperando a que se absorba antes de añadir más. Repetimos unas tres veces. Cuando esté todo el almíbar absorbido, desmoldamos el bizcocho sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo.
  11. Mientras se enfría el bizcocho preparamos el glaseado: ponemos al fuego un cazo con agua a hervir. En un bol resistente al calor, tamizamos el azúcar glas y el cacao y le añadimos la mantequilla. Cuando el agua comience a hervir, ponemos el bol sobre el cazo y empezamos a remover. Cuando la mantequilla comience a fundirse, añadimos la leche, y removemos hasta obtener una mezcla untuosa, sin grumos. Cuando esté lista, retiramos del fuego y vertemos sobre el bizcocho. Terminamos decorando con unas cuantas rodajas más de mandarinas confitadas.



El resultado es un bizcocho espectacular, lleno de sabor y que le va a gustar a todo el mundo. Si os animáis a probarlo, no os olvidéis de contármelo y mandadme fotos del resultado!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...