Brochetas de solomillo ibérico con salsa de café

lunes, 5 de enero de 2015


Antes de Navidad recibí una agradable sorpresa de parte de los chicos de Miele, con la que además me animaban a participar en lo que han dado en llamar el #retoMiele de recetas con café.  La verdad es que no sabía si finalmente me iba a dar tiempo a preparar alguna receta, pues aunque he tenido unos cuantos días de vacaciones lo cierto es que no he parado nada por casa. 

Sin embargo, gracias sobre todo a la ayuda de mi santo, al final he podido apañarme para buscar y preparar la receta de hoy. En un principio había pensado, lógicamente, hacer un postre, pero me pareció que era la opción más fácil, y como lo que se buscaba en este reto era una receta original, me resultaba mucho menos obvio el preparar algo salado con café.




Buscando en la red encontré esta receta de pinchos con café y enseguida me entraron ganas de probarla. En mi caso, en vez de ternera he empleado solomillo de cerdo ibérico y además he añadido un poco de azúcar en la salsa para compensar el amargor del café y conseguir así una deliciosa salsa agridulce.




Podría parecer extraño utilizar café en una salsa para carne, pero la expresión de mi santo rebañando el plato puede garantizaros que el resultado es estupendo. No se había acabado su brocheta y ya me estaba preguntando cuándo iba a volver a prepararlas!





Brochetas de solomillo ibérico con salsa de café


Ingredientes:

(Para unas 6 brochetas)


  • 1 solomillo de cerdo ibérico
  • 4 cucharadas de AOVE
  • 4 cucharadas de mostaza (yo he usado mostaza dulce por las niñas, pero si os gusta el sabor mas fuerte, podéis utilizar mostaza de Dijon)
  • 4 cucharadas de salsa de soja
  • 1/2 taza de café expreso fuerte
  • 3 cucharaditas de azúcar
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Cortamos el solomillo en cuadrados de similar tamaño.
  2. En un bol, ponemos el aceite, la mostaza y la salsa de soja. Mezclamos bien y metemos dentro la carne, mezclando para que toda la carne quede cubierta por la marinada. Tapamos con un film transparente y dejamos reposar un par de horas (cuanto más tiempo esté, más sabor cogerá).
  3. Escurrimos la carne y la ensartamos en los palillos de brocheta. En una sartén o plancha, marcamos la carne por todos lados, al punto que nos guste. Reservamos.
  4. Preparamos el café (mejor si es un expreso, y no de cafetera de goteo, que apenas aportará sabor. Yo he utilizado el café Illy que me enviaron desde Miele junto con la invitación al #retoMiele).
  5. En otra sartén ponemos la marinada que ha quedado después de sacar la carne y le añadimos el café y el azúcar. Calentamos, removiendo, hasta que reduzca. Probamos y rectificamos de sal y pimienta, al gusto.
  6. Servimos las brochetas acompañadas de la salsa.



La tierna carne del solomillo ibérico queda genial con el sabor de la mostaza y el café juntos. Estoy seguro de que no os dejará indiferentes!

Besos!
Montes


LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...