Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado. Un San Valentín sin corazones!

lunes, 9 de febrero de 2015

Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado

El destino existe. No tengo ninguna duda. O si no, será la alineación de los planetas, o lo que sea. Pero creo firmemente que estaba escrito que yo debía preparar esta tarta.



Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado


Hace unas semanas, viendo el blog de Glory, que sigo religiosamente desde hace tiempo, vi una increíble tarta de chocolate con bombones Lindor sobre ella. Los que me conocen saben de mi gusto por el chocolate, pero lo que siento por estos bombones raya el puro vicio. Creo sinceramente que son los mejores bombones del mundo! Es cierto que no le hago ascos a ninguno, pero lo mío con los Lindor debe estar hasta tipificado como delito. Así que, babeando, me guardé la receta de Glory en mi carpeta de "Próximos proyectos" con la intención de hacerla más pronto que tarde, pensando en la próxima celebración de San Valentín.


Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado


Porque ¿qué hay más típico en San Valentín que recibir alguna que otra caja de bombones? (desde aquí dejo por cierto el sutil mensaje por si acaso a alguien se le podía pasar la ocasión). Así que pensé en emplear los bombones que fuera a recibir ese día para preparar esta tarta. Pero, como os comentaba, el destino estaba escrito, puesto que a los pocos días recibí en casa la Degustabox de enero, que este mes ha sido el sueño de cualquier persona a dieta.


Degustabox Enero


Porque este mes, entre tantas cosas (todas muy light, como ya os decía) se incluía una caja de los bombones de mis amores, así que en ese momento ví cómo se abría el cielo, sonaba música celestial, y comprendí que la hora de preparar LA tarta había llegado.


Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado


Bueno. Vale. A lo mejor fue todo un poco más prosaico y menos sobrenatural. Pero lo que estaba claro es que tenía que ponerme sin falta al lío, sobre todo antes de que mi falta de voluntad me hiciera comerme todos los bombones antes de poder hacer nada con ellos.


Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado


En realidad la tarta es muy sencilla: a pesar de que parece que tiene muchos pasos, se trata sólo de una base de masa quebrada, una capa de caramelo salado, otra de ganache de chocolate y los bombones en la superficie. Fácil de preparar y al alcance de cualquiera, aunque no tengáis demasiada mano repostera. Yo he utilizado un molde rectangular desmontable (como éste) que tiene unas medidas de 36X13 cm., pero podéis utilizar cualquier molde de tarta que tengáis; por supuesto si es desmontable será mucho más fácil después partir la tarta.


Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado



Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado.

(Receta adaptada de Glorious Treats)


Ingredientes:


  • Para la base:
    • 1 yema de huevo
    • 1 cucharada (Tbsp.) de nata para montar (mín. 35% M.G.)
    • 1/2 cucharadita (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad
    • 210 gr. de harina
    • 110 gr. de azúcar glas o icing sugar
    • 1/4 cucharadita (tsp.) de sal
    • 115 gr. de mantequilla fría, cortada en cubitos
  • Para la capa de caramelo salado:
    • 40 caramelos de toffe tipo Werther's
    • 4 cucharadas de nata (mín. 35% M.G.)
    • Sal de buena calidad (yo he utilizado en escamas)
  • Para la capa de chocolate:
    • 200 gr. de chocolate (yo he utilizado Nestlé de postres)
    • 180 ml. de nata (mín. 35% M.G.)
    • Bombones Lindor para cubrir la superficie (oficialmente yo he utilizado 15)

Preparación:


  • Primero preparamos la base. Tamizamos la harina junto con el azúcar y la sal, y la ponemos en el accesorio triturador de la batidora junto con la mantequilla fría cortada a cubitos. Trituramos a velocidad máxima durante un par de minutos, hasta que la mantequilla se integre en la harina y tengo todo una consistencia como de arena gorda (si lo hacéis en Thermomix, programamos 2 minutos, velocidad 8).
  • Mezclamos la yema de huevo junto con la nata y la vainilla. Reservamos.
  • Ponemos la mezcla de harina y mantequilla en el bol de la amasadora con el gancho amasador. Incorporamos la mezcla de yema, nata y vainilla y amasamos unos minutos  hasta conseguir una consistencia de masa homogénea, que se despegue de las paredes del vaso (si lo hacéis en Thermomix, programad 3 minutos, velocidad espiga; cuando termine el tiempo comprobad la consistencia y si es necesario programad un par de minutos más).
  • Formamos una bola con la masa, la envolvemos en film transparente y la llevamos a la nevera unos 15-20 minutos.
  • Pasado ese tiempo, sacamos la masa de la nevera y la ponemos entre dos papeles de hornear. Estiramos con un rodillo dejando un grosor aproximado de 6 mm.
  • Con cuidado, colocamos la masa sobre el molde elegido, presionando ligeramente para ajustarla a la forma de éste. En caso de que quede algún hueco, lo rellenamos con un poco de masa sobrante. Tapamos con film transparente y llevamos al congelador un mínimo de 30 minutos (aunque puede estar más tiempo).
  • Sacamos el molde con la masa del congelador y colocamos sobre la masa un papel de aluminio sobre el que colocaremos garbanzos, arroz o cualquier otra legumbre para hacer peso y que no suba la masa durante el horneado. Horneamos en horno precalentado a 190º, calor arriba y abajo sin ventilador, durante 30 minutos. Pasado ese tiempo retiramos el peso y el papel de aluminio y horneamos otros 10 minutos más.
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar completamente.
  • Para hacer el caramelo, simplemente ponemos los caramelos y la nata en un bol y lo llevamos al microondas a media potencia, durante 2-3 minutos, comprobando por el cristal cómo va. Transcurrido ese tiempo, comprobamos que los caramelos estén derretidos por completo (si es necesario ponemos un poco más de tiempo). Removemos todo y añadimos las escamas de sal (cuidado de no pasarnos, porque debe tener sólamente un toque salado). Removemos y vertemos sobre la masa quebrada, que ya deberá estar fría, repartiéndolo bien.
  • Para preparar la ganache, ponemos la nata en un cazo y calentamos a fuego medio. Justo antes de que comience a hervir, retiramos del fuego y añadimos el chocolate troceado. Removemos bien hasta que el chocolate se haya derretido por completo. Vertemos sobre la capa de caramelo, y lo llevamos unos minutos a la nevera para que coja un poco de consistencia.
  • Partimos los bombones con cuidado por la mitad (no hace falta que queden perfectos, que si no nos vamos a comer demasiadas mitades "que no han quedado muy bien"). Cuando la ganache ya esté un poco más consistente, colocamos las mitades de bombón sobre el ganache.
  • Esta tarta se puede refrigerar, pero para tomarla es necesario sacarla a temperatura ambiente al menos una hora antes.


Tarta de chocolate, bombones y caramelo salado

En este caso he preparado la capa de caramelo de la manera que lo hace Glory en su receta, aunque personalmente me gusta más hacer un toffe casero, que no cuesta nada. Podéis encontrar la receta aquí.

No tenéis que asustaros ante la longitud de la preparación: parece complicada pero como ya os decía en realidad es muy fácil. Animaos a hacerla para el próximo San Valentín, y estoy segura de que vuestra pareja os jurará amor eterno, aunque sólo sea por volver a probar esta delicia! Aunque mejor no le digáis el millón de calorías que puede llegar a tener cada bocado, acabaría con la magia del momento...

Espero que os guste!
Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...