Bizcocho de turrón de Alicante (duro) con cobertura de chocolate blanco

lunes, 16 de diciembre de 2019

Bizcocho de turrón de Alicante (duro) con cobertura de chocolate blanco


Seguimos en modo Navidad ON, con una receta que hice hace un par de semanas por stories en Instagram y fue un éxito total, tanto en mi casa (el bizcocho no llegó vivo a la noche) como en las vuestras, pues recibí un montón de mensajes pidiéndome la receta. Muy bien, aquí está por fin la receta, que como vais a ver es muy sencilla y con un acabado espectacular.


Bizcocho de turrón de Alicante (duro) con cobertura de chocolate blanco


Se trata de un sencillo bizcocho de turrón de Alicante, el turrón duro de toda la vida. El sabor que le aporta el turrón al bizcocho es maravilloso, con la almendra, la miel... Al hornearlo huele la casa a Navidad, y sacarlo del horno sin probarlo al momento es un auténtico reto. Como quería que tuviera un acabado bonito y aún más navideño, he decidido decorarlo con esta cobertura de chocolate crujiente que ya utilicé una vez con este bizcocho de fresas, sólo que en esta ocasión he optado por el chocolate blanco, que junto con las grosellas, le dan un toque navideño precioso. Esta cobertura es una forma fácil de cubrir un bizcocho de forma que quede liso y perfecto. No se requiere especial maña, tan sólo es necesario un molde de silicona para hornear primero el bizcocho y para preparar después la cobertura de chocolate. Necesariamente ha de ser un molde de silicona porque para desmoldarlo una vez el chocolate haya endurecido va a ser necesario "pelarlo": ir separando con cuidado el molde del bizocho, y ello sería imposible con un molde rígido.


Bizcocho de turrón de Alicante (duro) con cobertura de chocolate blanco


Bizcocho de turrón de Alicante (duro) con cobertura de chocolate blanco

(Receta adaptada de Los postres de Teresa)


Ingredientes:

  • 1 tableta de 250 gr. de turrón de Alicante
  • 3 huevos L
  • 95 gr. de azúcar
  • 100 ml. de aceite de girasol
  • Ralladura de 1 limón
  • 100 ml. de leche
  • 100 gr. de harina de trigo
  • 1 y 1/2 cucharaditas (tsp.) de levadura química en polvo tipo Royal
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Para la cobertura de chocolate crujiente:
    • 300 gr. de chocolate blanco
    • 50 gr. de mantequilla
    • Grosellas para decorar

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos y enharinamos un molde NECESARIAMENTE DE SILICONA, sacudiendo bien el exceso de harina. Reservamos.
  3. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos.
  4. Trituramos la tableta de turrón con Thermomix o con una picadora, de forma que nos quede bien molido. Si nos quedan trocitos de diferente tamaño tampoco pasa nada. Reservamos.
  5. Ponemos los huevos junto con el azúcar en el bol de la batidora y batimos a velocidad alta hasta que blanqueen y doblen de tamaño.
  6. Añadimos la ralladura de limón y el aceite, y batimos de nuevo hasta emulsionar.
  7. Incorporamos la leche y batimos de nuevo para que se mezcle bien.
  8. Añadimos la mezcla de harina y levadura tamizada, y mezclamos suavemente con una espátula de goma, con movimientos envolventes.
  9. Por último incorporamos el turrón triturado y mezclamos bien con la espátula, hasta conseguir una masa lisa y sin grumos.
  10. Vertemos la mezcla en el molde y lo llevamos al horno aproximadamente unos 50 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro del bizcocho salga limpio.
  11. Cuando esté hecho sacamos del horno y desmoldamos inmediatamente sobre una rejilla (a diferencia de los moldes metálicos, que hay que dejarlos atemperar antes de desmoldar, los moldes de silicona hay que desmoldarlos inmediatamente). Dejamos enfriar por completo.
  12. Cuando el bizcocho esté totalmente frío preparamos la cobertura: ponemos el chocolate y la mantequilla en un bol sobre un cazo con agua a fuego medio y derretimos al baño maría.  El chocolate blanco es más delicado que el chocolate normal, por lo que es mejor tener paciencia y fundirlo con un fuego medio para que no genere un vapor excesivo que pueda salpicar sobre el chocolate o caer condensación sobre éste, y nos lo pueda estropear. 
  13. Cuando el chocolate y la mantequilla estén completamente fundidos, vertemos la mezcla en el mismo molde de silicona donde horneamos el bizcocho, debidamente limpio y totalmente seco, y con ayuda de un pincel cubrimos todas las paredes del molde. Después colocamos dentro otra vez el bizcocho, presionando ligeramente hacia abajo, y llevamos a la nevera al menos unas dos horas hasta que el chocolate se enfríe y endurezca por completo.
  14. Una vez completamente frío, vamos despegando el molde del bizcocho con cuidado, como si lo peláramos, hasta sacarlo del todo. Terminamos decorando con unas grosellas para darle un toque navideño.



Bizcocho de turrón de Alicante (duro) con cobertura de chocolate blanco


Os enseño un pequeño vídeo que le saqué al trocito de bizcocho después de hacerle las fotos, para que veáis lo esponjoso que queda.




Animaos a prepararlo y contadme qué tal os quedó y qué os pareció!

Besos!

2 comentarios:

Muchas gracias por tu comentario, me hace mucha ilusión! Los leo todos e intento contestarlos enseguida. Besos a tod@s!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...