Bizcocho de pera y jengibre. Receta sin azúcar.

lunes, 9 de marzo de 2020

Bizcocho de pera y jengibre. Receta sin azúcar.


Debo decir que este bizcocho que os traigo hoy ha sido una grata sorpresa en casa. Después de chorrocientas recetas de bizcocho probadas, mis hijas parece que ya no se sorprenden con nada y para ellas el que haya bizcocho casero no es nada del otro mundo. Así que cuando les dije que además tenía pensado preparar uno que llevaba trocitos de fruta en su interior y sin azúcar, su reacción fue arrugar el morro y poner cara de escepticismo.


Bizcocho de pera y jengibre. Receta sin azúcar.


Claro que cuando metí el bizcocho al horno y en la cocina empezó a oler divinamente, la cosa cambió. Cuando lo saqué del horno ya tenía público esperando a que enfriara, y en cuanto le hice las fotos para esta entrada los duendes atacaron los pedacitos con ganas. Ni una protesta por los trocitos de pera y el hecho de que no llevara azúcar sino dátiles no supuso ningún problema, al contrario. Mis pequeñas jueces dieron su visto bueno con alegría y al día siguiente se llevaron el resto del bizcocho para el recreo del colegio.


Bizcocho de pera y jengibre. Receta sin azúcar.


Y es que es verdad que queda un bizcocho delicioso, lleno de sabor. La pera, las especias y los dátiles le aportan una mezcla de sabores increíble. Al principio tenía mis reservas, porque pensaba que el no llevar azúcar sino dátiles iba a hacer que quedara algo más compacto y no subiera tanto como un bizcocho más tradicional, pero nada más lejos: el resultado, como podéis ver, es un bizcocho híperesponjoso, muy húmedo y que pasa directamente al top ten de los favoritos de la familia.

No es un bizcocho grande, este lo he preparado utilizando mi molde de bundt de 6 tazas, pero podéis utilizar también un molde rectangular tipo plum cake, siempre teniendo en cuenta la capacidad del mismo. Si es más grande necesitaréis aumentar las cantidades.


Bizcocho de pera y jengibre. Receta sin azúcar.


Bizcocho de pera y jengibre

(Receta adaptada de Avena y aguacate. Para un molde de 6 tazas de capacidad)


Ingredientes:

  • 150 gr. de dátiles
  • 50 gr. de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
  • 3 huevos L
  • 100 gr. de leche
  • 1 cucharadita (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad
  • 180 gr. de harina (normal o integral)
  • 1/2 cucharadita (tsp.) de levadura química
  • 1 cucharadita (tsp.) de bicarbonato
  • 1 cucharadita (tsp.) de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita (tsp.) de canela en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 2 peras cortadas en daditos

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos bien el molde elegido. Reservamos.
  3. Lavamos, pelamos y descorazonamos las peras, y las cortamos en daditos. Reservamos.
  4. Ponemos los dátiles y el aceite en un procesador de alimentos (Thermomix o una picadora) y trituramos.
  5. Añadimos los huevos y volvemos a triturar. Por último añadimos la leche y la vainilla y trituramos todo de nuevo. Reservamos.
  6. Tamizamos la harina junto con la levadura, la sal, el bicarbonato y las especias. Añadimos el contenido del procesador de alimentos y mezclamos suavemente con movimientos envolventes hasta obtener una masa lisa y sin grumos.
  7. Añadimos las peras en daditos y mezclamos suavemente para que se repartan bien por toda la masa.
  8. Vertemos la mezcla en el molde y llevamos al horno unos 40-45 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro salga limpio.
  9. Una vez hecho, sacamos del horno, dejamos atemperar unos 10-15 minutos dentro del molde, y después desmoldamos sobre una rejilla y dejamos enfriar por completo.



Bizcocho de pera y jengibre. Receta sin azúcar.


Como os digo, el resultado es un bizcocho increíblemente bueno y lleno de sabor. Perfecto para el desayuno o la merienda, o para un antojo dulce un poco más saludable, sin meternos para el cuerpo demasiados ingredientes refinados. Tenéis que probarlo y me contáis si os ha gustado tanto como a nosotros!

Besos!

6 comentarios:

  1. ¡Qué rico! siempre tengo dátiles en casa, la verdad que son la mejor opción como sustituto del azúcar o de cualquier tipo de dulce porque están buenísimos, así que me lanzo a hacer el bizcocho si o si éste fin de semana, y como dices, el olor que hay en casa cuando se hornea repostería, es simplemente adictivo, jeje.
    Besos.

    Gemeladas

    ResponderEliminar
  2. Me encantan los bizcochos de fruta y la que has elegido quedan super jugosos,y las pequeñas sorpresas son maravillosas
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Montes que color tan bonito y con cositas bien ricas.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Me causa curiosidad el color del bizcocho, a que se debe? No veo cacao entre los ingredientes jeje
    Todo lo que sea restar azucar az interesa y el cambio por dátiles aun aun, me encantan. Me gustará probar esta nueva forma.
    Gracias
    Lidia

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, me hace mucha ilusión! Los leo todos e intento contestarlos enseguida. Besos a tod@s!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...