Coca de chocolate y avellanas

lunes, 30 de marzo de 2020

Coca de chocolate y avellanas


Después de unos días de parón blogueril vuelvo de nuevo a publicar recetas nuevas. El confinamiento a consecuencia del virus del demonio me está afectando, supongo como a todos vosotros, pero es que además en mi caso, debido a mi profesión (asesora laboral), tenemos estos días trabajo a tope. Afortunadamente puedo trabajar desde casa y no necesito ir a la oficina, pero empezamos la jornada pronto por la mañana y no sabemos cuándo cerramos al final del día... Os podéis imaginar que ahora mismo el tema laboral es, junto con la salud, una de las principales preocupaciones de todo el mundo. Trabajadores afectados por ERTEs o despidos, pequeñas empresas que no saben cómo sobrellevar esta situación porque o han visto cerrados sus negocios o su actividad, pese a no estar obligada a cerrar por el Real Decreto del Gobierno, se ha reducido al mínimo, autónomos cuyo trabajo se ha visto cancelado por completo... Cuando termino la jornada la verdad es que no tengo la cabeza para conectarme a las redes sociales o para actualizar el blog. 


Coca de chocolate y avellanas


Pero este fin de semana he dicho "¡Basta!". Tengo que liberar un poco la cabeza y dejar al margen, al menos por un poco de tiempo, todas esas preocupaciones. Y la mejor manera de desestresar, al menos para mí, es preparar una masa levada. No hay nada más relajante que amasar, ver cómo crece, cómo coge textura, aromas... Y luego hornearla, que huela la casa maravillosamente, y poder disfrutarla  recién hecha después con un vaso de leche... Eso levanta la moral a cualquiera. En mi caso, al menos, ha funcionado.


Coca de chocolate y avellanas


La idea original era hacer esta coca de pasas y nueces de mi querida Belén de Cupcakes a Gogó. Una receta valenciana típica de la Semana Santa perfecta por tanto para esta época. Pero cuando me puse manos a la obra surgieron dos problemas. Bueno, el primero en realidad no era un problema sino una cuestión de gusto: no soporto las pasas. Creo que en todas las recetas que he preparado en todos los años que llevo de blog, habrá una o como mucho dos que lleven pasas. Siempre me ha parecido un ingrediente un poco estafa: ves un bizcocho o un bollo salpicado de cositas negras, te lo llevas a la boca pensando en tu inocencia que se trata de pepitas de chocolate, ¡y resultan ser pasas! No he visto chasco más grande en mi vida. Por eso desde el principio decidí sustituir las pasas por pepitas de chocolate, pese a que ello suponía no respetar la receta tradicional. 

El segundo sí que fue un problema de verdad: no tenía nueces. Convencida estaba que había un paquete en la despensa, pero al revisar a conciencia pude comprobar que sólo me quedaban avellanas. Y no iba a salir a comprar únicamente para un paquete de nueces... En casa estamos saliendo únicamente cada semana y media a comprar, más o menos; intentamos limitar al máximo las salidas, así que la falta de nueces hizo que al final la receta tradicional valenciana de mi Belén se quedara en una coca de chocolate y avellanas. Eso sí, buenísima. Porque el resultado final es igualmente espectacular.


Coca de chocolate y avellanas



Coca de chocolate y avellanas

(Receta adaptada de Cupcakes a Gogó. Para una coca grande o dos medianas)


Ingredientes:

  • Para el prefermento:
    • 125 gr. de harina de fuerza (yo he utilizado harina con 12% de proteína y W>250)
    • 10 gr. de levadura fresca (o 3 gr. de levadura seca de panadero; OJO: no confundir con levadura química o impulsor para bizcochos)
    • 125 gr. de agua templada
  • Para la masa:
    • El prefermento
    • 400 gr. de harina de fuerza
    • 125 gr. de azúcar 
    • 2 huevos L (reservando un poco de la clara para decorar)
    • 40 gr. de aceite de oliva virgen extra
    • 20 gr. de levadura fresca (o 7 gr. de levadura seca de panadero)
    • Ralladura de una naranja
    • Zumo de una naranja
    • 8 gr. de sal
    • 80 gr. de pepitas de chocolate
    • 80 gr. de avellanas tostadas
  • Para decorar:
    • Clara de huevo
    • Azúcar para espolvorear

Preparación:


  1. Empezamos preparando el prefermento. Disolvemos bien la levadura en el agua templada y la añadimos a un bol donde tendremos preparada la harina. Mezclamos bien, tapamos con fil transparente y lo dejamos reposar un par de horas a temperatura ambiente en un lugar apartado de corrientes (yo lo dejo en el microondas apagado). También podemos meterlo en la nevera toda la noche.
  2. Pasado ese tiempo veremos que ha crecido y adquirido una textura burbujeante. En el bol de la amasadora ponemos todos los ingredientes de la masa, menos las pepitas de chocolate y las avellanas, y amasamos a velocidad media unos 10-15 minutos, hasta que tengamos una masa lisa y homogénea que se despega de las paredes del vaso. Es recomendable no poner todo el zumo de naranja al principio, pues dependiendo de la harina que utilicemos podrá tener más o menos capacidad de absorción de líquidos, por lo que mejor primero añadimos dos tercios y a medida que vamos viendo la consistencia de la masa incorporamos o no el resto. En mi caso, con los ingredientes que os indico y ese tipo de harina, yo he utilizado la totalidad del zumo.
  3. Una vez que tenemos la masa con la consistencia deseada, añadimos las pepitas de chocolate y las avellanas y amasamos un par de minutos más para que se distribuyan por toda la masa.
  4. Engrasamos un bol con un poco de aceite y nos engrasamos las manos para manejar bien la masa. La sacamos de la amasadora, formamos una bola con ella y la dejamos en el bol engrasado. Tapamos con film transparente y la dejamos levar a temperatura ambiente en un lugar apartado de corrientes (yo dentro del microondas apagado) hasta que doble de volumen (aproximadamente 2-3 horas, dependiendo de la temperatura de la cocina).
  5. Una vez levado, engrasamos ligeramente la encimera de la cocina y nos engrasamos las manos para que no se nos pegue la masa. La sacamos del bol, desgasificamos y dividimos en dos porciones (aunque también podemos dejarla entera si queremos hacer una única coca grande). Boleamos para crear tensión en la superficie y colocamos las dos bolas en una bandeja de horno sobre la que habremos puesto papel de hornear. Las aplastamos ligeramente, las cubrimos de nuevo con film transparente y un paño de cocina limpio, y las dejamos de nuevo levar a temperatura ambiente hasta que vuelvan a doblar de volumen (aproximadamente otras dos horas).
  6. Antes de que terminen este último levado, precalentamos el horno a 200º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  7. Pincelamos la superficie de la coca con la clara de huevo reservada y espolvoreamos generosamente con azúcar. Llevamos al horno unos 30-35 minutos. Pasados los primeros 15 minutos, si vemos que se nos está tostando demasiado, cubrimos con un papel de aluminio hasta acabar el horneado.
  8. Una vez transcurrido el tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.



Coca de chocolate y avellanas


Es un bollo increíblemente tierno y aromático. La naranja queda fenomenal con el chocolate y las avellanas, así que no ha sido malo al final el recurrir a ello :) Ya sabéis, es la ventaja de hacer las cosas en casa: podemos adaptar las recetas a lo que nos gusta o a lo que tenemos en ese momento. Los resultados pueden ser estupendos!

Os animo desde aquí a que preparéis esta receta, ya sea como lo he hecho yo o como Belén nos cuenta en la receta original. Lo que más os guste o con lo que tengáis por casa. 

Y otra cosa más: por favor, cuidaos mucho, mucho. Que tenemos que estar todos por aquí para seguir preparando cosas ricas.

Muchos besos!


2 comentarios:

  1. Há muito que não meto a mão na massa, esta coca ficou fantástica.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  2. ¡Madre mía qué buena pinta! tengo que probar a hacerla éstos días.
    Besos.

    Gemeladas

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, me hace mucha ilusión! Los leo todos e intento contestarlos enseguida. Besos a tod@s!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...