Roscón de Reyes paso a paso

sábado, 5 de enero de 2013


No podía faltar. Llevo ya tres años (incluyendo éste) haciendo Roscón de Reyes casero. Primero porque el precio de los roscones comprados no dejaba de subir año tras año. Y segundo porque la calidad de los mismos no era siempre la deseada. Así que en las Navidades del año que me compré la Thermomix, como ví que había una receta para este robot y que, aunque laboriosa, no parecía complicada, me armé de valor y me puse al lío.

Ciertamente no se puede decir que la apariencia me quede tan bonita como los de pasteleria. Pero todo se andará. Está claro que se mejora con la práctica, y como sólo hago uno al año, todavía me queda algo de tiempo para conseguir una mejor presentación...



Roscón de Reyes (receta para Thermomix)

Ingredientes:

- 120 gr. de azúcar
- La piel de 1 limón (sólo la parte amarilla)
- La piel de una naranja (sólo la parte naranja)

Masa madre:

- 70 gr. de leche
- 10 gr. de levadura prensada fresca
- 1 cucharadita de azúcar
- 130 gr. de harina de fuerza

Masa:

- 60 gr. de leche
- 70 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 huevos
- 20 gr. de levadura prensada fresca
- 30 gr. de agua de azahar
- 450 gr. de harina de fuerza
- 1 pellizco de sal

Para decorar:

- Huevo batido
- Fruta escarchada
- Almendra laminada
- Azúcar humedecido


Preparación:

1.- Pulverizar el azúcar programando 30 segundos, vel. progresiva 5-10. Añadir la piel de limón y naranja y programar 15 segundos, vel. progresiva 5-10. Retirar y reservar.



2.- Poner todos los ingredientes de la masa madre en el vaso, y programar 15 min. vel. 4. Retirar la masa del vaso y formar una bola.


3.- Introducir esta bola en un bol y cubrir con gua templada (ni fría ni caliente: al meter el dedo no debemos notar temperatura)



4.- Dejar reposar en el agua hasta que flote y doble de volumen.



5.- Poner el el vaso el azúcar aromatizado que habíamos reservado, la leche, la mantequilla, los huevos, la levadura, el agua de azahar, la harina, la sal y la bola de masa madre. Programar 30 segundos, velocidad 6. Luego amasar programando 3 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.



6.- Dejar la masa dentro del vaso para que leve. Yo lo que hago es tapar el vaso con dos trapos de cocina y luego cubrirlo todo con una bolsa isotérmica. Hay que dejarlo reposar hasta que la masa se salga por el bocal. En mi caso hoy ha tardado bastante, normalmente en una hora ya ha levado, pero debe ser que hoy la temperatura de mi cocina era más baja, y he necesitado casi tres horas para que la masa sobresaliera por el bocal.

7.- Cuando haya salido la masa por el bocal, bajarla con la espátula y volver a amasar 1 minuto, vaso cerrado, vel. espiga.

8.- Retirar la masa del vaso y amasarla, con las manos engrasadas. Es mejor no añadir más harina, si queremos evitar que se nos pegue mejor engrasarnos las manos.

9.- En mi caso he dividido la masa en varias porciones de aproximadamente 70 gr. cada una, para hacer dos roscones. En dos moldes, uno de 22 cm. y otro de 26 cm. he puesto en uno 7  y en otro 8 porciones separadas ligeramente entre sí. Las he pintado con huevo batido, y decorado con azúcar humedecido, almendras laminadas y frutas escarchadas. En el centro he puesto un aro de emplatar, para eviat que al subir se una la masa en el centro.




10.- Dejar levar de nuevo la masa de 2 a 3 horas, hasta que vuelva a doblar su volumen. Yo lo he metido dentro del horno, apagado, para evitar que le de ninguna corriente. Pero como os he comentado, la temperatura de mi cocina hoy debía ser demasiado baja, pues ni aún así he conseguido que subiera demasiado. Finalmente he tenido que poner el horno a 37º para ayudar a que levara más. Si teneis que hacer como yo, aseguraos de no superar los 50º o los fermentos de la levadura morirán y la masa no subirá.



11.- Precalentar el horno a 200º. Cuando la masa esté levada del todo, hornear unos 20 minutos, reduciendo la temperatura a 180º pasados los primeros 5 minutos. Si vemos que se nos está tostando demasiado, podemos poner un papel de aluminio sobre el roscón.

12.- Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla. Una vez frío, rellenar al gusto (con nata, trufa, o, como en mi caso, crema pastelera) o dejar tal cual, para tomar con un rico chocolate caliente!


Espero que os haya gustado. Como imagino que tod@s habréis sido muy buen@s, supongo que los Reyes se portarán bien este año. Yo ya os contaré lo que me van a traer!

Un besito!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...