Desde Italia con Amor: Tiramisús en vasitos individuales

domingo, 3 de febrero de 2013


Me encanta el tiramisú. Su sabor suave y cremoso unido a la intensidad del café y el leve amargor del Amaretto.... Yum! Creo que es uno de los postres más ricos que conozco (sin ser de chocolate!). No hace falta decir que el año pasado, cuando estuve en Italia, probé unas cuantas versiones sólo por interés científico (no vayais a pensar que la gula tuvo nada que ver...). Y aunque todos los que comí estaban riquísimos, creo que me quedo con mi receta, no sé si por costumbre o porque ya la he adaptado a mis gustos y sigue siendo mi favorita.


Normalmente cuando preparo un tiramisú, lo hago de tamaño normal, pero he descubierto que eso supone un problema: en el momento de servirme una ración, cualquier tamaño me parece demasiado pequeño y siempre termino poniéndome un trozo demasiado grande. Como dirían nuestras abuelas: me entra por el ojo...

Así que en esta ocasión he optado por reducir a priori las raciones, preparándolos en vasitos individuales, con el pensamiento de que después de comerme un vasito me sentiría más culpable si tuviera que levantarle para ir a comerme otro... Además, hay que reconocer que la presentación queda mucho más mona! Si un día os va a venir alguien a casa, es una forma más original de presentarlo.

Siempre que hago tiramisú suelo utilizar bizcochos de soletilla, de los que venden en cualquier supermercado, pero esta vez quería prepararlo yo misma, porque, además, al tener que introducir todos los ingredientes en un vasito, necesitaba conseguir que tuviera una medida determinada.

Tiramisú



1.- Bizcocho Victoria (Soletilla)

Receta adaptada del libro Reposteria y Pasteleria con Thermomix

- Ingredientes:
  • 6 claras de huevo.
  • 1 pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de cremor tártaro (opcional)
  • 6 yemas de huevo
  • 150 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 180 gr. de harina
- Preparación tradicional:
  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador. Sacamos la bandeja del horno y le colocamos un papel de hornear.
  2. Separamos las claras de las yemas. En el bol de la batidora, ponemos las claras, la sal y el cremor tártaro, y montamos las claras hasta conseguir un merengue firme. Reservamos.
  3. Mezlamos las yemas, el azúcar y la esencia de vainilla, y batimos hasta conseguir una crema.
  4. Añadimos la harina, previamente tamizada, y batimos a velocidad baja, sólo hasta que se integre. Veremos que nos queda una masa bastante densa y pegajosa.
  5. Volcamos con cuidado esa masa sobre el merengue reservado, y lo vamos envolviendo con una espátula hasta conseguir que este completamente mezclado.
  6. Volcamos sobre la bandeja del horno, extendiéndolo con cuidado con una espátula, intentando que nos quede un grosor uniforme.
  7. Horneamos aproximadamente unos 10 minutos, o hasta que veamos que los bordes comienzan a dorarse.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.

- Preparación con Thermomix:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador. Sacamos la bandeja del horno y le colocamos un papel de hornear.
  2. Separamos las claras de las yemas. Colocamos la mariposa en la cuchillas, vertemos las claras en el vaso y añadimos la sal y el cremor tártaro. Programamos 7 minutos, vel. 3 1/2. Sacamos a un bol y reservamos.
  3. Sin lavar el vaso y con la mariposa en las cuchillas, ponemos las yemas, el azúcar y la esencia de vainilla, y programamos 2 minutos, 37º, velocidad 1 1/2.
  4. Incorporamos la harina y mezclamos 6 segundos, vel. 2 1/2.
  5. Vertemos esta mezcla sobre las claras montadas y envolvemos con una espátula hasta conseguir que esté totalmente mezclado.
  6. Volcamos sobre la bandeja del horno, extendiéndolo con cuidado con una espátula, intentando que nos quede un grosor uniforme.
  7. Horneamos aproximadamente unos 10 minutos, o hasta que veamos que los bordes comienzan a dorarse.
  8. Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.


2.- Tiramisú


- Ingredientes:
  • 2 yemas de huevo
  • 250 gr. de mascarpone (1 tarrina)
  • 200 ml. de nata (mín. 35% grasa)
  • 3 cucharadas de azúcar 
  • 1 vaso grande de café bien fuertecito
  • Tres cucharadas de Amaretto (o al gusto, en función de si os gusta más o menos fuerte)
  • Cacao sin azúcar en polvo para espolvorear
- Preparación:
  1. En un bol, ponemos la nata y el azúcar, y montamos la nata. Reservamos.
  2. Mezclamos las yemas con el azúcar, y añadimos el mascarpone. Lo batimos todo hasta conseguir una crema suave.
  3. Incorporamos la mezcla anterior a la nata montada reservada, y lo mezclamos todo con la ayuda de una espátula. Metemos esta crema en una manga pastalera y reservamos.
  4. Con la ayuda de un cortador redondo de aproximadamente el mismo diámetro de nuestros vasitos, cortamos círculos de bizcocho.
  5. En un vaso mezclamos el café con el Amaretto y removemos.
  6. Vamos montando nuestros vasitos poniendo primero una capa de bizcocho. Con un pincel, vamos empapando el bizcocho con la mezcla de café y Amaretto, cuidando que quede bien empapado. Si es necesario, pichamos el bizcocho con un palillo las veces que haga falta, para que penetre totalmente el café.
  7. Con ayuda de la manga pastelera, añadimos una capa de crema de mascarpone. Luego repetiremos el proceso, alternando capas de bizcocho y crema, hasta completar el vasito, terminando con una capa de crema.
  8. Espolvoreamos con el cacao en polvo.


Si no teneis muchas ganas de preparar el bizcocho, siempre podeis recurrir a los bizcochos ya hechos, desmigandolos previamente y añadiéndolos hasta formar una capa, antes de mojarlos en el café. Pero yo creo que está mucho más bueno si se prepara todo íntegramente en casa...

Con estas cantidades me dió para preparar 9 vasitos, aunque me sobró un poco de bizcocho.

Espero que os guste!
Muchos besos.
Montes

P.D. Estoy enlazando esta entrada a la fiesta de enlaces libre de Blanca, de Personalización de Blogs

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...