Muffins de calabaza y pipas de girasol.

jueves, 17 de octubre de 2013


Aunque no lo parezca, el otoño ya está llamando a nuestra puerta. A pesar de que las temperaturas descienden muy tímidamente, poco a poco los días se hacen más cortos, las hojas de los árboles comienzan a tapizar los parques... y las calabazas empiezan a aparecer en los mercados. En los mercados y en los blogs, porque en esta época la blogosfera se llena de recetas en la que la calabaza es la reina indiscutible.


Y no es de extrañar, porque es un ingrediente que funciona perfectamente tanto en platos salados como en repostería. Aporta humedad, jugosidad y un sabor especial que para mi gusto es uno de los más ricos. Además, si lo combinamos con una mezcla de especias como la canela, el jengibre o la nuez moscada, nuestra cocina se llenará de unos aromas deliciosos.


Y al tratarse de uno de los ingredientes estrellas del otoño, la Comunidad de Google+ Cocineros del Mundo ha decidido hacerla protagonista del reto de octubre, junto con las setas. Así que con esta receta participo en el reto de Octubre de Cocineros del Mundo en Google+ en el apartado Dulce.


Este mes el reto cuenta con la participación de La Casona de Salamanca, celebrando el estreno de su web de venta on line.

La Casona de Salamanca


Muffins de calabaza y pipas de girasol


Ingredientes:

(Para 8 muffins grandotes o unos 12 si son tamaño cupcake)


  • 250 gr. de harina.
  • 2 huevos
  • 1 yogur griego
  • 125 gr. de azúcar moreno
  • 120 ml. de aceite de girasol
  • 160 gr. de puré de calabaza (*)
  • 2 cucharaditas (tsp.) de levadura en polvo
  • 1/2 cucharadita (tsp.) de bicarbonato
  • 1 cucharadita (tsp.) de canela en polvo
  • 1/4 cucharadita (tsp.) de jengibre en polvo
  • 1/4 cucharadita (tsp.) de nuez moscada
  • 20 gr. de pipas de girasol peladas, y unas pocas más para añadir por encima.

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
  2. Preparamos las cápsulas de los muffins en una bandeja. Reservamos.
  3. En el bol de la batidora ponemos los ingredientes húmedos (yogur, aceite, puré de calabaza y huevos), y batimos hasta conseguir una crema homogénea.
  4. Añadimos los ingredientes secos (harina, azúcar, levadura, bicarbonato y especias) y mezclamos a velocidad baja hasta que esté integrado.
  5. Incorporamos las pipas peladas y mezclamos con la espátula.
  6. Rellenamos generosamente las cápsulas para muffins y ponemos por encima las pipas de más que teníamos reservadas.
  7. Horneamos unos 30 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
  8. Una vez hechos, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.




(*) Para hacer el puré de calabaza utilicé la Thermomix, y lo hice al vapor: limpié y troceé 500 gr. de calabaza, y lo puse en el Varoma, 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara. Luego lo trituré y lo dejé escurrir con un colador para que soltara el máximo de agua posible. Si no tenéis Thermomix, se puede hacer también al horno o incluso al microondas. Lo importante es escurrirlo bien después de triturarlo, porque un exceso de agua puede volver más correosos nuestros muffins.


No podéis dejar de hacer estos muffins, como todos los muffins se hacen en un plis plas, sin complicaciones, sin pasos raros, sólo mezclando todos los ingredientes y ya está. El olor que desprenden antes, durante y después del horneado es uno de los más deliciosos del mundo! Y las pipas de girasol le aportan un toque crujiente muy rico.

Probadlos y me contáis.
Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...