Sobaos pasiegos tradicionales (y paso a paso para hacer los moldes en casa)

lunes, 21 de abril de 2014


Si hay unos dulces típicos de mi tierra que sean archiconocidos, además de la quesada, son los sobaos pasiegos. ¿Quién no ha probado uno alguna vez? 


Los sobaos son un dulce cántabro típico de los Valles Pasiegos, especialmente en los valles de Selaya, Vega de Pas, Villacarriedo y Alceda-Ontaneda, aunque su popularidad ha hecho que se encuentren en prácticamente toda la región y parte de las provincias aledañas. Sin embargo, el sobao pasiego como tal tiene Indicación Geográfica Protegida desde el año 2004, lo que significa que sólo los sobaos elaborados en la zona recogida en dicha Indicación se podrán considerar "pasiegos". Dicha zona se encuentra centrada en la denominada comarca del Pas, que abarca la zona delimitada por los ríos Pas y Pisueña y el área de influencia de dichos ríos.


Siempre que vuelvo a Cantabria, aprovecho para abastecerme y me traigo al menos un paquete de sobaos. Se pueden encontrar muchos tipos de sobaos en el mercado, aunque no todos son sobaos auténticos. Un buen indicador es el color: la gran cantidad de mantequilla que tienen estos dulces hace que tengan un intenso color amarillo.

Como no subo a mi tierra tantas veces como para tener sobaos suficientes hasta mi vuelta, la mejor manera de tener un suministro más frecuente es prepararse uno mismo los sobaos en casa. En realidad, como no los haremos en la zona de la Indicación Geográfica Protegida, no serán considerados pasiegos, pero a mí me valen divinamente :)

La receta en sí es muy sencilla. Se pueden hacer en cápsulas de magdalenas, en moldes de aluminio o en forma de bizcocho, de cualquier manera quedarán buenísimos. Sin embargo, la manera tradicional de hornearlos es con unos moldes cuadrados de papel encerado que no es fácil encontrar hechos. Pero no hay problema, también podemos hacerlos en casa siguiendo el sencillo paso a paso que os traigo a continuación.

1.- Para hacer moldes para sobaos necesitaremos papel encerado o papel barba. No nos servirá el papel de horno normal, porque es demasiado endeble, no tiene la consistencia suficiente para soportar la masa sin que se desparrame ni pierda la forma. El papel barba lo compro en Santander, en unas papelerías que se llaman Studio, aunque imagino que se podrá encontrar en más sitios.


2.- Lo primero que vamos a hacer es cortar un cuadrado siguiendo las medidas de la foto. Marcamos con una regla las lineas que van a formar las distintas partes del molde, para tener una referencia de por donde doblar después.


Con estas medidas tendremos unos sobaos de un tamaño grande, aunque no tan grande como algunos que se encuentran en el mercado (los más conocidos, los de El Macho). Para mi gusto es el tamaño ideal, porque cuando son más grandes muchas veces no soy capaz de comerme uno entero. 

3.- Primero doblamos hacia dentro uno de los laterales por una de las marcas interiores:


4.- Hacemos lo mismo con la marca del otro lado, doblando también hacia dentro; nos tiene que quedar como un tríptico, así:


5.- Ahora doblamos hacia fuera por las marcas laterales exteriores, así:


6.- Ahora doblamos hacia dentro por las marcas de los extremos superior e inferior del molde:


7.- Ahora vamos a fijarnos en las líneas rojas, y vamos a juntarlas entre sí:


Tienen que quedar así, juntas:


8.- Hacemos lo mismo con las cuatro esquinas:


9.- Doblamos las esquinas hacia dentro, de esta manera:




10.- Por último, bajamos la solapa sobre las dobleces, en ambos lados, y ya tendremos nuestro molde montado.


(*) Yo lo que tengo es una plantilla con las medidas ya anotadas, y la utilizo como modelo para cortar y doblar sobre ella el resto de moldes, y así no tener que marcar con lápiz y medir en cada uno de los moldes.



La forma tradicional de hacer los sobaos es a mano, en un bol grande, removiendo con la mano o con una cuchara de madera todos los ingredientes. Sin embargo, yo lo he hecho un poco más fácil, utilizando la batidora para el primer paso (mezclar los ingredientes húmedos). Pero si queréis probar al modo tradicional, tampoco es nada difícil.

Sobaos pasiegos

(Fuente: Cocina Cántabra, de Concepción Herrera de Bascuñán. Cantidades para 9 sobaos de las medidas arriba indicadas).


Ingredientes:


  • 250 gr. de harina
  • 250 gr. de mantequilla sin sal, derretida y atemperada
  • 250 gr. de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de ron o cognac
  • 1 pellizco de sal
  • Ralladura de un limón
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 190º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Ponemos nuestros moldes ya hechos sobre una bandeja de horno. NO hay que engrasarlos.
  3. Derretimos la mantequilla al microondas, con cuidado de que no hierva. Dejamos atemperar.
  4. Tamizamos la harina junto con la levadura. Reservamos.
  5. En el bol de la batidora ponemos los huevos, ligeramente batidos, el azúcar, el licor, la ralladura de limón, la sal y la mantequilla, y lo batimos todo hasta conseguir una crema homogénea.
  6. Incorporamos la harina y la levadura, y mezclamos suavemente con una espátula, removiendo bien hasta que esté todo bien integrado.
  7. Repartimos la masa en los moldes y los alisamos con la espátula.
  8. Horneamos unos 15 minutos, hasta que veamos que comienzan a dorarse. No hay que dejarlos mucho en el horno o se resecarán.
  9. Una vez hechos, sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.




Estos sobaos son vistos y no vistos en mi casa. Tendríais que ver a mis hijas suplicándome con cara del gato de Shrek que las de un trocito. Hasta mi marido el no-goloso es capaz de disputar a sus propias hijas el último sobao de la tanda!

Probad a hacerlos y me contáis! Y si queréis luego mandarme el resultado y que lo publique en Facebook, mandádme un correo con vuestra foto y vuestra experiencia!

Besos!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...