Turrón napolitano de chocolate y avellanas

lunes, 11 de diciembre de 2017

Turrón napolitano de chocolate y avellanas

Este año, como todos los anteriores, no podía faltar al menos una receta de turrón. Después de que el año pasado probara con éste de nata y nueces, hace dos años con éste de chocolate con oreos y bombones e incluso en el blog de Megasilvita me atreviera con éste de yema tostada, este año no podía faltar una nueva receta de turrón casero. Y cómo no, por supuesto de chocolate.


Turrón napolitano de chocolate y avellanas


La historia de este turrón es cuanto menos curiosa. Su nombre original es torrone dei morti, turrón de los muertos. Sí, ciertamente un nombre un poco siniestro, pero es que resulta que en realidad es un dulce napolitano típico de la festividad de Todos Los Santos, aunque en la práctica se prepara también en muchas otras ocasiones importantes. Porque cualquier momento es bueno para disfrutar de un buen pedazo de chocolate con avellanas!


Turrón napolitano de chocolate y avellanas


Y como en nuestro caso lo normal es disfrutar de los turrones en Navidad, me he decidido a preparar este torrone para estos días. ¡Y vaya un éxito! Este turrón napolitano está hecho de una deliciosa mezcla de chocolates: un corazón dulce de chocolate blanco, chocolate con leche y Nutella, plagado de avellanas enteras, y una cobertura crujiente de chocolate negro. No me digáis que sólo con oírlo no empezáis a salivar....


Turrón napolitano de chocolate y avellanas


Turrón napolitano de chocolate, Nutella y avellanas

(Receta adaptada de Tavolartegusto. Para un molde de plumcake de silicona de 24X10 cm.)

Ingredientes:

  • 300 gr. de chocolate negro
  • 350 gr. de chocolate blanco
  • 100 gr. de chocolate con leche
  • 350 gr. de Nutella
  • 250 gr. de avellanas tostadas

Preparación:

  1. Troceamos el chocolate negro y lo derretimos al baño maría. Para ello ponemos un cazo con agua a hervir, sobre el que colocamos un bol en el que ponemos el chocolate. El agua no debe tocar el bol. Cuando esté derretido es recomendable que lo atemperemos para evitar que quede opaco o se formen manchas blanquecinas al endurecer. Para atemperar el chocolate lo vertemos sobre la encimera de piedra y lo vamos extendiendo y mezclando con una rasqueta o espátula unos 5 minutos. Si no tenemos encimera de piedra podemos atemperarlo levantándolo con dos cucharas y dejándolo caer de nuevo al bol, hasta que alcance una temperatura aproximada de 30º. Una vez atemperado, lo vertemos en el molde y lo repartimos bien por la base y las paredes. El sobrante lo vertemos de nuevo en el bol sobre el cazo y reservamos; llevamos el molde a la nevera para que se solidifique. Cuando haya enfriado (pasados unos pocos minutos) repetimos la operación, con una segunda capa de chocolate, y volvemos a llevar a la nevera. El sobrante final lo reservaremos para la base.
  2. Sin necesidad de limpiar el bol del baño maría, ponemos el chocolate con leche y de nuevo calentamos el agua para que se derrita. Una vez derretido el chocolate con leche, añadimos el chocolate blanco troceado y continuamos hasta que se funda. Por último, añadimos la Nutella y calentamos unos segundos más, removiendo, hasta que tenga una consistencia uniforme. El chocolate blanco es muy delicado, es mucho más fácil que se nos queme, por lo que de esta manera, con el baño maría y añadiéndolo al chocolate con leche previamente derretido, evitaremos que se queme.
  3. Por último, añadimos las avellanas tostadas, mezclamos bien para que se repartan uniformemente en la mezcla, y vertemos todo en el molde. Llevamos de nuevo a la nevera un par de horas, hasta que veamos que la mezcla ha solidificado (como es grande, el centro tarda bastante en quedar sólido)
  4. Cuando esté completamente sólido, volvemos a derretir al baño maría el chocolate negro que habíamos reservado al principio, y lo vertemos por encima del turrón, cerrándolo así también por la que será la parte de abajo. Volvemos a llevar a la nevera para que solidifique esta última parte, y lo dejamos allí al menos un par de horas más para que todo cohesione.
  5. Una vez completamente solidificado, procedemos a desmoldarlo sobre el plato o fuente elegido. Como el molde es de silicona, resulta muy fácil, simplemente hay que "pelarlo".
  6. Lo dejamos a temperatura ambiente hasta el momento de consumir.



Turrón napolitano de chocolate y avellanas

Todo un descubrimiento chocolatoso que se va a hacer habitual en nuestra casa. Y con la excusa de que en realidad en Nápoles no es un dulce navideño, podremos prepararlo en cualquier otra ocasión que nos apetezca... XD

Besos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...