Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher.

lunes, 12 de marzo de 2018

Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher.


Creo que con esta receta voy a ir directa al infierno. Seguro. Porque tanto chocolate junto debe ser pecado. ¿Os imagináis? Chocolate por dentro, Nutella por fuera, y por si todo ello fuera poco, unos cuantos bombones de mis favoritos para terminar de decorar esta maravilla de tarta. Una tarta deliciosamente decadente, que como os decía, me llevará seguro de cabeza al infierno no sólo por hacerla (y comerla), sino porque seguro que después de describírosla y contaros  lo buenísima que está, seguro que consigo convenceros a muchos para que la probéis.


Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher.


Es una tarta perfecta para llevar a un cumpleaños o cualquier otra celebración familiar o entre amigos. Es de esas tartas que cuando llegas con ella en las manos, nadie te mira a la cara! Da igual si llegas en pijama o sin peinar, nadie se va a fijar porque nadie va a tener ojos nada más que para la tarta.


Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher.


Es cierto que es sólo apta para los muy chocolateros. Porque como os decía, tiene chocolate por abajo, por dentro, por fuera y por encima. Nadie se escapa al chocolate estando cerca de esta tarta. Pero si conocéis a alguien que no sea tan chocolatero que no vaya a gustarle esta tarta... ¿estáis seguros de que esa persona es de fiar?


Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher.


Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher

(Adaptada de My Evil Twin's Kitchen. Para un molde de unos 22 cm. de diámetro)

Ingredientes:

  • Para la base:
    • 290 gr. de galletas tipo Digestive, trituradas hasta quedar reducidas a polvo
    • 30 gr. de cereales de arroz crujiente chocolateado
    • 75 gr. de avellanas tostadas trituradas
    • 50 gr. de azúcar
    • 120 gr. de mantequilla derretida
    • 150 gr. de Nutella
  • Para el relleno:
    • 750 gr. de queso crema tipo Philadelphia (no vale el light)
    • 200 gr. de crême fraîche (podéis encontrarla en el súper al lado de las natas y mantequillas, pero si no tenéis podéis sustituirla por yogur griego)
    • 150 gr. de azúcar
    • 100 ml. de nata para montar (mín. 35% MG)
    • 1 cucharada (Tbsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad
    • 5 huevos L
    • 3 cucharadas (Tbsp.) de maizena
    • 450 gr. de Nutella
    • 75 gr. de chocolate negro para postres, derretido
  • Para el ganache:
    • 225 gr. de chocolate negro para postres, cortado en trocitos pequeños
    • 150 gr. de Nutella
    • 240 ml. de nata para montar (mín, 35% MG)
    • 30 gr. de mantequilla
    • 120 gr. de avellanas tostadas, trituradas
  • Para decorar:
    • 150 gr. del ganache (reservado del anterior)
    • 9 bombones Ferrero Rocher

Preparación:

  1. Primero preparamos el molde elegido. Yo he utilizado un molde desmontable de 22 cm. de diámetro. Quitamos el aro desmontable, colocamos un papel vegetal en la base y volvemos a colocar el aro, intentando que el papel quede sin arrugas. Engrasamos bien las paredes del molde y reservamos.
  2. Preparamos la base: trituramos las galletas hasta reducirlas a polvo, y las mezclamos con los cereales, las avellanas trituradas y el azúcar.
  3. Derretimos la mantequilla al microondas, con cuidado de que no hierva, y le añadimos la Nutella.  Mezclamos un poco y calentamos un minuto más al microondas para que la Nutella se fluidifique. Removemos bien para que se integren bien y lo vertemos sobre la mezcla de galletas anterior. Mezclamos todo bien y lo volcamos en el molde. Repartimos toda la mezcla por todo el molde, presionando bien por el fondo y subiendo también por las paredes del mismo con ayuda del fondo de un vaso o del dorso de una cuchara. Forramos bien la parte exterior del molde con papel de aluminio (para evitar que luego entre agua en el baño maría). Reservamos.
  4. Para preparar el relleno, es conveniente que los ingredientes estén a temperatura ambiente. Primero precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador, y ponemos a hervir un cazo con unos 2.5 litros de agua.
  5. En el bol de la batidora de varillas, ponemos la nata y la montamos. Añadimos el queso crema, la crême fraîche, el azúcar y la vainilla y batimos a velocidad baja hasta que esté bien combinado. Si hiciera falta, paramos la batidora y rebañamos las paredes del vaso para que se mezcle todo bien.
  6. Sin dejar de batir, añadimos los huevos de uno en uno, no añadiendo el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado. Añadimos también la maizena y batimos un minuto más.
  7. Derretimos el chocolate al microondas, en intervalos de 40 segundos, removiendo bien cada vez para evitar que se queme. Cuando esté derretido, añadimos la Nutella y mezclamos bien. Añadimos esta mezcla a la masa del bol de la batidora, y batimos unos segundos más hasta que esté totalmente integrado.
  8. Colocamos el molde sobre una bandeja honda y vertemos dentro el relleno. Alisamos con una espátula. Rellenamos la bandeja con el agua hirviendo, que deberá cubrir unos 2/3 del molde, y llevamos al horno. Horneamos a media altura a 180º durante unos 25 minutos, y luego bajamos la temperatura a 130º y continuamos horneando unos 75-90 minutos más, hasta que veamos que al mover la tarta el centro aún esté temblón pero los bordes ya hayan cogido consistencia.
  9. Mantenemos la puerta del horno un poco abierta y dejamos la tarta dentro al menos una hora, hasta que se enfríe y podamos sacarla sin quemarnos. La dejamos enfriar por completo en la nevera al menos 6 horas (yo la hice de un día para otro)
  10. Al día siguiente preparamos la ganache: ponemos en un bol apto para microondas la Nutella, el chocolate troceado, la nata y la mantequilla. Calentamos al microondas en intervalos de 1 minuto, removiendo bien cada vez, cuidando de que no se queme, hasta que esté todo derretido.
  11. Reservamos unos 150 gr. de esta ganache y lo metemos en el congelador cubierto con film transparente, para que coja consistencia; el resto lo mezclamos con las avellanas picadas y lo vertemos por la superficie de la cheesecake, repartiéndolo bien con ayuda de una espátula. Llevamos la tarta también a la nevera hasta que la ganache asiente.
  12. Cuando la ganache que teníamos en el congelador ya tenga la consistencia deseada (como de Nutella) la ponemos en una manga pastelera con una boquilla de estrella y hacemos unos copetes en la superficie de la tarta. Sobre cada uno de ellos colocamos un bombón. Si nos ha sobrado un poco de ganache, podemos volver a calentarla unos segundos al microondas y con una cuchara verterla someramente sobre los bombones.
  13. Mantenemos la cheesecake en la nevera hasta el momento de consumirla.



Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher.

Cheesecake de Nutella y Ferrero Rocher.


Ya hora que ya habéis visto las fotos y leído la receta, decidme: ¿aún hay alguien por aquí cerca que no esté salivando desproporcionadamente y con unas ganas locas de probar un trocito?

Besos chocolatosos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...