Devil's food cake. La tarta de chocolate definitiva.

lunes, 29 de octubre de 2018

Devil's food cake. La tarta de chocolate definitiva.

De nuevo tenemos aquí encima una festividad un poco impostada para mi gusto, que nos han metido con calzador y que parece que hay que celebrar a toda costa. Durante muchos años ésta fue mi opinión y la verdad es que era un poco reticente a celebrar la famosa fiesta de Halloween, pero últimamente me he dado cuenta de que bastantes penas tenemos en la vida diaria, y que cualquier excusa para pasar un buen rato, disfrutar de la compañúa de familiares y amigos y reirse a gusto, es algo bueno y no hay que estar en contra.


Devil's food cake. La tarta de chocolate definitiva.

Y es que aunque sea cierto que no es nuestra tradición disfrazarnos de brujas y zombies, que aquí somos más de llevar flores al cementerio al día siguiente... ¿qué problema hay en hacer las dos cosas? Y sobre todo, si les decimos a los niños que cuál de los dos planes les parece más divertido ¿qué creéis que dirán? Obviamente optarán por los disfraces y los caramelos. Y sinceramente, yo también. No desaprochemos las ocasiones de reirnos y divertirnos, por poco familiares que nos resulten en un principio!

Así que, puestos a celebrar, ¿qué os parece aprovechar la circunstancia y hacerlo por todo lo alto? Y eso, por supuesto, conlleva chocolate. MUCHO CHOCOLATE. Hasta MORIR POR CHOCOLATE. Con ocasión de Halloween se incluyen unas tiernas arañitas de decoración, pero la verdad es que esta delicia de tarta es divina para cualquier momento, ya sea Halloween, Navidad, o el cumpleaños del portero de la finca. Porque como os decía antes, nunca hay que desaprovechar la ocasión para celebrar algo. LO QUE SEA.


Devil's food cake. La tarta de chocolate definitiva.

Devil's Food Cake

(Receta adaptada de Anna Olson. Para dos moldes de 20 cm. de diámetro)

Ingredientes:

  • Para el bizcocho:
    • 360 gr. de harina de trigo
    • 350 gr. de azúcar glacé
    • 90 gr. de cacao en polvo sin azúcar
    • 1 y 1/2 cucharaditas (tsp.) de bicarbonato
    • 1/2 cucharadita (tsp.) de sal
    • 220 gr. de mantequilla fría
    • 300 ml. de café expresso caliente
    • 240 ml. de leche entera
    • 2 cucharaditas (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad
    • 4 huevos L
  • Para la crema:
    • 500 gr. de chocolate para postres
    • 600 ml. de nata para montar (mín. 35% M.G.)
    • 200 ml. de crème fraîche
    • 1 cucharadita (tsp.) de vainilla en pasta o extracto de vainilla de buena calidad
    • 1 pizca de sal

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo sin ventilador.
  2. Engrasamos los moldes y los forramos con papel vegetal.
  3. Tamizamos la harina junto con el azúcar glacé, el bicarbonato, el cacao y la sal, y lo ponemos todos en el bol de la batidora de varillas con el accesorio pala.
  4. Añadimos la mantequilla bien fría cortada en cubitos y batimos con la pala hasta que la mantequilla se integre con los ingredientes secos, no quedando ningún trozo grande de mantequilla y obteniendo una mezcla como de arena gorda.
  5. Añadimos el café, la leche y la vainilla y batimos un par de minutos hasta integrar.
  6. Por último añadimos los huevos, ligeramente batidos, y batimos de nuevo hasta conseguir una masa uniforme.
  7. Repartimos la masa a partes iguales entre los dos moldes, golpeamos los moldes un poco contra la encimera para eliminar las posibles burbujas de aire de la masa, y llevamos al horno unos 45-50 minutos, o hasta que al pinchar con un palillo en el centro de los bizcochos éste salga limpio.
  8. Una vez hechos, sacamos los bizcochos del horno y dejamos que se atemperen dentro de los moldes unos 10 minutos. Después los desmoldamos y los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.
  9. Mientras se enfrían los bizcochos preparamos la crema. Ponemos un poco de agua en el fondo de un cazo y llevamos a ebullición. Colocamos el chocolate bien picado junto con la nata, la vainilla y la sal en un bol y lo colocamos encima del cazo con agua. Removemos continuamente hasta que el chocolate se haya fundido por completo. Retiramos el bol del cazo y añadimos la crème fraîche. Removemos bien hasta integrar todo por completo. Dejamos que pierda el calor a temperatura ambiente, y cuando ya no esté caliente llevamos a la nevera a enfriar por completo, hasta que tenga una consistencia untable, como de Nutella.
  10. Para el montaje de la tarta, nivelamos los bizcochos para que tengan los dos la misma altura. Ponemos una cantidad generosa de crema sobre el primer bizcocho, colocamos encima el segundo bizcocho, y cubrimos por completo la superficie y los laterales de la tarta con el resto de crema. En esta tarta no hace falta que quede la crema perfectamente lisa, sino todo lo contrario: intentaremos que quede algo rústica, ayudándonos para ello de una espátula.
  11. Mantenemos refrigerada hasta el momento de consumir, aunque es recomendable sacarla un poco antes de comerla para que la crema no esté dura.



Devil's food cake. La tarta de chocolate definitiva.


En este caso he utilizado dos moldes bajos de 20 cm. para hacer los dos bizcochos iguales, pero también podéis utilizar un sólo molde más alto, aunque en este caso el tiempo de cocción será más largo. También podéis utilizar un molde de 15 cm. de diámetro con la mitad de los ingredientes.

Espero que os animéis a preparar esta poco terrorífica tarta, o que os guardéis la receta para hacerla en cualquier otra celebración. ¡Y acordaos de mí cuando estéis disfrutando de lo buena que está!



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...