Tarta salada de queso y tomates

lunes, 5 de noviembre de 2018

Tarta salada de queso y tomates


Hacía mucho tiempo que no preparaba una receta salada, pero la vena repostera me sale por algún lado y he terminado haciendo una tarta, aunque sea salada. Una deliciosa tarta de tomates cherries, colorida a tope, con un relleno de queso que os va a volver locos.


Tarta salada de queso y tomates


En el relleno vamos a combinar tres tipos diferentes de queso: un ricotta que le va a aportar mucha cremosidad, un parmesano que dará sabor a tope y una mozzarella que terminará de cohesionar el resultado y darle jugosidad. Si además coronamos todo con una mezcla de distintos tipo de tomates, además de conseguir un resultado súper vistoso, tendremos una tarta deliciosa y llena de sabores mediterráneos.


Tarta salada de queso y tomates

Tarta salada de queso y tomates

(Receta adaptada de Los TragaldabasPara un molde de unos 28 cm. de diámetro)


Ingredientes:

  • 1 lámina de masa quebrada
  • 500 gr. de queso ricotta
  • 500 gr. de mozzarella fresca (4 bolas de 125 gr.)
  • 150 gr. de queso parmesano rallado
  • 2 tomates medianos
  • Sal 
  • Pimienta negra
  • Albahaca fresca
  • Tomates cherries variados
  • AOVE

Preparación:

  1. Precalentamos el horno a 200º
  2. Engrasamos bien el molde y estiramos en el la lámina de masa quebrada, pinchando bien toda la superficie con un tenedor. Cubrimos con papel de aluminio o papel vegetal y ponemos encima legumbres o bolitas de cerámica para hornear para que hagan peso. Llevamos al horno unos 10-15 minutos. Transcurrido ese tiempo, retiramos el peso y el papel y horneamos en blanco otros 10 minutos más, hasta que comience a tomar un bonito color dorado, momento en que la sacamos del horno y dejamos enfriar.
  3. En una batidora de vaso (yo lo he hecho en la Thermomix) ponemos el queso ricotta, dos bolas de mozzarella, la mitad del parmesano, los dos tomates pelados, sal, pimienta negra molida y un ramillete de albahaca fresca. Trituramos todo hasta conseguir una pasta homogénea.
  4. Cortamos en rodajas las dos mozzarellas restantes y las repartimos por la base de la tarta, que ya deberá estar fría. Encima vertemos el relleno y espolvoreamos por encima el resto de parmesano. Colocamos distintos tipos de cherries cortados por la mitad de forma aleatoria por toda la tarta. Ponemos un poco más de sal por encima de los tomates y volvemos a llevar al horno unos 30 minutos.
  5. Cuando esté hecha, sacamos del horno, repartimos un poco más de albahaca fresca por encima, y echamos un chorrito de aove. 
  6. Para comerla, mejor esperar a que enfríe un poco y sea más fácil partirla en porciones.


Tarta salada de queso y tomates

Consejos:

  1. Los tomates que se utilizan en el relleno es mejor que sean de los que tienen carne firme y no demasiada agua, para evitar que nos quede demasiado líquido.
  2. Por la misma razón, es importante escurrir muy bien la mozzarella fresca, incluso secarla con un papel absorbente, antes de emplearla tanto en el relleno como sobre la masa.

Tarta salada de queso y tomates


No me digáis que no se os está haciendo agua la boca! Os dejo que me voy a hincarle el cuchillo a esta maravilla antes de que alguien se me adelante en la cocina!

Besos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...