Muffins con fresas naturales y queso crema

sábado, 23 de marzo de 2013


Aparte del chocolate, otra de mis aficiones son las fresas. Algo que ha heredado mi hija pequeña, que es capaz de comerse una bandeja de fresas entera, una detrás de otra.


Así que os podeis imaginar que en ésta época en mi casa no falta una caja de fresas. La última la compramos la semana pasada en Reinosa, porque nada mas ver esos fresones expuestos no podía dejar de  llevarme unos a casa. ¡Eran del tamaño de peras! Jamás había visto fresones tan grandes, y además, sabrosísimos.


Pero era una caja de dos kilos, así que llevamos toda la semana comiendo fresas. Y me encanta comer las fresas tal cual, pero con tanta fresa cerca era imposible no encontrarles además una salida dulce.


Hace unas semanas ví en el blog de Trotamundos una receta de muffins de arándanos rojos y queso crema, y tenía una aspecto tan bueno que no podía dejar de probarla, aunque, como no, sustituyendo los arándanos por fresas.



Y como leyéndome el pensamiento, mi querida Esmeralda, de Recelandia, publicó también ayer una receta de muffins de fresas con corazón de queso, diferente a ésta pero también riquísima, y os recomiendo que paseis a verla.




Muffins de fresas con queso crema


Ingredientes:


  • 260 gr. de harina
  • 110 gr. de azúcar
  • 1 cdta. de levadura
  • 1/2 cdta. de bicarbonato sódico
  • 1/4 cdta. de sal
  • 240 gr. de yogurt (yo he pueso dos yogures griegos enteros)
  • 70 ml. de aceite de girasol
  • 1 huevo
  • 1/2 cdta. de extracto de vainilla
  • 130 gr. de fresas, lavadas y cortadas en trocitos pequeños (o cualquier otra fruta que queráis)
  • 150 gr. de queso crema
  • 40 gr. de azúcar
  • Azúcar glass (para espolvorear)

Preparación:


  1. Precalentamos el horno a 190º, calor arriba y abajo con ventilador.
  2. Preparamos una bandeja metálica para muffins o cupcakes con las cápsulas o papelitos elegidos. En mi caso, recorté cuadrados de papel de cocina de aproximadamente 15cm X 15cm. Podeis poner la mezcla directamente en los moldes, pero entonces debereis engrasarlos bien para evitar que se peguen.
  3. En un bol, mezclamos el queso crema con los 40 gr. de azúcar hasta conseguir una crema suave. Reservamos.
  4. Lavamos y cortamos las fresas. Reservamos.
  5. En otro bol mezclamos, sin necesidad de tamizar, los ingredientes secos (harina, azúcarl, levadura, sal y bicarbonato).
  6. En el bol de la batidora ponemos todos los ingredientes húmedos (aceite, vainilla, yogur y huevo), y batimos hasta obtener una crema suave y lisa.
  7. Incorporamos los ingredientes secos y los mezclamos con ayuda de una espátula de goma, con movimientos envolventes.
  8. Añadimos las fresas a la mezcla y terminamos de mezclarlo todo. Quedará una masa bastante densa.
  9. Rellenamos los moldes hasta la mitad, ponemos una cucharada de la crema de queso, y añadimos más cantidad de masa, hasta aproximadamente unos 2/3 de su capacidad. Terminamos poniendo un poco más de crema de queso por encima y metemos al horno.
  10. Horneamos durante unos 25 minutos. En mi caso, los tuve que dejar más tiempo porque los hice bastante grandes y tardaron más en hacerse. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que al llevar fruta fresca y crema de queso en el interior, les aporta humedad y tardarán más de lo normal en terminar de hacerse.
  11. Cuando estén hechos, los sacamos y los dejamos enfriar sobre una rejilla.
  12. Cuando estén completamente fríos, espolvoreamos la superficie con azúcar glas.



Quedan esponjosos, jugosos, deliciosos! Los trocitos de fresa y el interior de queso crema le aportan gran jugosidad y junto a lo rápido de su preparación, los hacen ideales para sorprender a unas amigas en la merienda, o, como en mi caso, para que los estómagos agradecidos de mis compañeros de trabajo se den un homenaje.



Sin duda, es una receta fácil, rápida y cuyo resultado todo el mundo os agradecerá. Probadlos y me contáis.

Un beso!
Montes

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...